Seminario sobre investigación e innovación en el entorno bibliotecario catalán

Aula-Rubio-i-Balaguer

El 2 de marzo de 2016 tuvo lugar en la Facultat de Biblioteconomia i Documentació de la Universitat de Barcelona el Segundo Seminario Aula Jordi Rubió i Balaguer del curso 2015-2016 titulado «Recerca i innovació en biblioteques i unitats d’informació».

La sesión, de gran interés tanto académico como profesional, tenía por objetivo ofrecer un marco para presentar y reflexionar sobre la investigación y la innovación desarrollada por las propias unidades de información con el objetivo de mejorar los servicios en funcionamiento. En cierta manera puede considerarse una prolongación del III International Seminar on Library and Information Science Education and Research (LIS-ER) organizado por la misma Facultad el pasado junio.

El acto estuvo dividido en dos partes. Tras la bienvenida de la vicedecana de la Facultat Maite Comalat, tomó la palabra Miquel Puig, director general del Consorci de Serveis Científics i Acadèmics de Catalunya (CSUC), quien presentó el libro CBUC 2004-2013: Els últims deu anys d’activitats i de presència pública que recoge los artículos que se han escrito sobre el CBUC en el periodo especificado.

Comalat-Puig

Miquel Puig, economista, ofreció un breve repaso histórico sobre la aparición del concepto de investigación en la universidad y el esfuerzo realizado en Catalunya en las últimas décadas para sumarse al grupo de regiones que contribuyen globalmente al desarrollo científico.
El ponente recalcó que realizar investigación tiene sus dificultades pero más complicada resulta la transferencia de los resultados a la sociedad y a la industria, pues son pocos los países que logran un elevado índice de efectividad en este sentido.
Finalizó su discurso señalando que la actividad científica y de innovación recogida en el libro que presentaba obedecía más a la propia iniciativa de las personas que a una planificación muy estructurada, señalando las ventajas de que las organizaciones favorezcan la creatividad y las iniciativas de sus miembros.

“Es tan importante hacer ciencia como montar un buen aparato de transferencia” (Miquel Puig)

Mesa redonda

Urbano-Serra-Bailac-Anglada

La segunda parte consistió en una mesa redonda moderada por el profesor Cristóbal Urbano. Tras presentar a los ponentes, el moderador expuso varias preocupaciones que ya había manifestado en su presentación el pasado junio en LIS-ER: una aparente disminución de la colaboración en ByD entre el mundo académico y el profesional; y la falta de una agenda de investigación a nivel catalán de lo que es necesario en el entorno de las bibliotecas.
La mesa redonda pretendía una representación de los diferentes tipos de unidades de información que conviven en el ecosistema bibliotecario: biblioteca nacional, biblioteca pública, biblioteca universitaria y biblioteca especializada. Sin embargo, estas últimas no pudieron estar representadas debido a la ausencia a última hora por causas sobrevenidas de Míriam Sort, del  Servei d’Anàlisi i Difusió Jurídica de la Generalitat de Catalunya.

“Los profesores de biblioteconomía deberían hacer estancias largas en bibliotecas” (Eugènia Serra)

Entre los integrantes de la mesa redonda, la primera en intervenir fue Eugènia Serra, directora de la Biblioteca de Catalunya (BC) quien señaló que la innovación desarrollada desde su organización era esencialmente consecuencia de la necesidad de mejorar los servicios u ofrecer otros nuevos, poniendo como ejemplos las iniciativas PADICAT y COFRE, en el entorno de la preservación digital. Eugènia Serra expuso que las limitaciones en los recursos obligan a centrase en lo que es estrictamente necesario y aunque se realizan análisis posteriores es cierto que se hacen desde la propia institución y no se vehiculan por ejemplo a través del mundo académico. Sin embargo, aunque la BC no tiene entre sus objetivos la investigación per sé, facilita un importante soporte a la misma debido a que muchos usuarios son estudiantes universitarios e investigadores. Finalmente la directora de la BC sugirió una medida concreta para mejorar la necesaria relación entre el mundo académico y el profesional en el caso de las bibliotecas. En su opinión, la colaboración de estos últimos ya está funcionando razonablemente bien a través de los profesores asociados. Lo que ahora haría falta es que los profesores permanentes hicieran estancias relativamente largas en las unidades de información.

Assumpta Bailac, gerente de Biblioteques de Barcelona, señaló que la innovación en el entorno de las bibliotecas públicas hay que entenderla como innovación social, un elemento clave de la Estrategia Europa 2020. Es decir, dicha innovación ha de repercutir en la mejora de la calidad de vida de las personas. Y pese a que está muy vinculada a la tecnología no depende únicamente de ella. En su experta opinión reorganizar es también innovar. Pero la innovación no puede limitarse a un grupo de trabajo o a un departamento. La innovación tiene que ser un valor compartido.
Para Assumpta Bailac hay tres ejes fundamentales en los que trabajar:
-conocer mejor a los usuarios (activos y potenciales);
-comunicar mejor; y por supuesto
-la dimensión digital.
Desde la perspectiva experta de la gerente de la red de bibliotecas de Barcelona hay que conseguir la integración (participación) de los usuarios como creadores de contenido.

“La innovación es un valor que ha de impregnar toda la organización” (Assumpta Bailac)

Lluís Anglada, director de Biblioteques, Informació i Documentació del Consorci de Serveis Universitaris de Catalunya (CSUC) expuso que existe una necesidad perentoria de diálogo permanente entre el mundo académico y los profesionales de biblioteca, pero también entre bibliotecas de tipos diferentes, puesto que la especialización ha reducido la comunicación y a menudo los cambios y situaciones que se presentan en un ámbito acaban también afectando a otros.
Lluís Anglada señaló como un problema significativo la falta de colaboración suficientemente intensa de las bibliotecas con la universidad, ya que se reducen las oportunidades de análisis críticos externos y favorece cierto nivel de autocomplacencia al no existir un juicio emitido desde fuera de la institución.
Para este experto en el mundo de las bibliotecas universitarias el gran desafío es que todos somos conscientes de que pasarán cosas, pero no sabemos qué pasará.

“Es necesaria la colaboración con el mundo académico para evitar la autocomplacencia de las organizaciones y las innovaciones de urgencia” (Lluís Anglada)

Posteriormente se abrió un turno de intervenciones del público en el que se confirmó la necesidad de colaboración y las dificultades de la transferencia. También quedaron de manifiesto los inconvenientes de las estructuras organizativas o académicas demasiado rígidas.

Jordi Ardanuy
http://www.directorioexit.info/ficha1290
jordi_ardanuy@ub.edu

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>