El profesional de la información


Noviembre 1999

Online Information 99

Por Paul Blake

Paul BlakeLos delegados que asistan a la conferencia Online Information 99 (el antiguo “Online Meeting”), que se desarrolla los días 7-9 de diciembre, podrán conocer nuevas técnicas y estrategias de búsqueda, comparar servicios de información, evaluar herramientas y tecnologías de recuperación y análisis, descubrir los últimos desarrollos en el web, explorar nuevos cometidos para los profesionales de la información, y examinar mecanismos avanzados de obtención de documentos y de su distribución a los usuarios finales.

Así mismo, este año la conferencia desarrollará dos programas de información especializada para Ventas y marketing y para Farmacia.

Algunas sesiones

La apertura correrá a cargo de Brian Lang, director de The British Library, con “Technology and culture: out of step?” (Tecnología y cultura: ¿desfasados?), a quien seguirán Tim Andrews, de Dow Jones Reuters Business Interactive; Debbie Hull, de Ovid Technologies; y Hans Gieskes, de Lexis-Nexis, con la sesión “Going global: a new information world order?” (Globalización: ¿un nuevo orden en el mundo de la información?).

Catherine GrahamOtra materia tratada el primer día será: “Portals: all change or all the same?”. Los portales parece que están convirtiéndose en el nuevo canal de publicación, cambiando la forma en que se distribuye la información vía web, y en esta sesión, presidida por Tommy Mitchell, de Ebsco, se analizará qué futuro pueden tener.

Información gratis: cuestión de clases

Como dice Frederick Bowes, presidente de PubList.com, los usuarios actuales tiene acceso a información desde cualquier lugar y a cualquier hora como no habían podido imaginar hace tan sólo unos pocos años. Saben que cualquiera, por muy poco dinero, puede poner en marcha un web donde colocar información que el mundo podrá leer gratis. Por ello no pueden entender por qué los resultados de las investigaciones no están disponibles inmediatamente. El que se presente un documento para su publicación y haya que esperar 6-18 meses para verlo en una revista impresa no tiene explicación.

“Los editores se dan cuenta de que tienen que hacer frente a las realidades del mercado, o éste hallará otros medios para desarrollarse”, argumenta. “Sólo hay que mirar iniciativas como la de Los Alamos National Laboratory, Sparc , la de Harold Varmas, director del National Institute of Health de los EUA, y otros proyectos no lucrativos, para darse cuenta de que gracias a las nuevas tecnologías los usuarios se ven capaces ahora de llevar a cabo todo tipo de realizaciones para satisfacer sus necesidades”.

“En pocas palabras, los usuarios de internet que necesitan información quieren conectar, buscar en una o varias bases de datos, seleccionar la que les interese y establecer un enlace hasta la fuente online donde puedan leer o descargar los documentos que necesitan para su tarea”, continúa. “Y desean poder hacer esto desde casa, su trabajo o cualquier otro lugar donde tengan un PC instalado o portátil. Si tienen que pagar por el material, esperan poder hacer la compra online y entender qué parte del cargo se debe al servicio y qué parte al contenido. Los editores que no sean capaces de suministrar sus contenidos de una forma rápida, especialmente mediante teledescarga, tendrán que presenciar cómo sus clientes potenciales optan por fuentes de contenidos similares que sí hayan sabido poner en marcha servicios ágiles”.

Bowes cree que el cambio ya está teniendo lugar y que los editores de revistas tradicionales perderán inevitablemente algunos de sus suscriptores que cada vez hallan más la información que necesitan en internet. “Cuando la gente se dé cuenta de que puede encontrar información útil sin pagar la suscripción impresa completa, algunos optarán por una combinación de internet y servicios de obtención de documentos”, dice. “Los editores necesitan planificar su estrategia para generar nuevos ingresos a partir del entorno no-impreso, el cual cada vez tiene más aceptación entre sus suscriptores”.

Roger Summit, fundador de Dialog, en el stand de su antigua empresa (Online Information 98)

Bob Stembridge, de Derwent Information , argumenta que los editores están redescubriendo el valor de la clasificación. “Con tanta información científica, médica y técnica, tanto el contenido como la credibilidad de la información son críticos”, asegura. “De la misma forma como Yahoo tiene que clasificar e indizar con grandes equipos de personas o mediante versiones electrónicas de la indización por citas -de lo más potente que nunca se haya visto-, estamos redescubriendo la importancia de las revisiones cualitativas y apreciando, nuevamente, la necesidad de sumarios que permitan encontrar la información rápidamente. La búsqueda en texto completo tiene unas ventajas claras, y probablemente se perfeccionarán los algoritmos que indizan y hacen sumarios de forma completamente automática. Sin embargo la intervención humana se necesitará todavía durante un largo tiempo”.

Piensa que la mayoría de los que buscan información en internet esperan encontrarla fácilmente sin haberse formado y además sin pagar. “Estamos muy lejos de que la información médica gratis nos convierta a todos en médicos-documentalistas, o la de patentes también gratuita nos convierta en expertos en patentes, de la misma forma que la informática ha revolucionado todas las profesiones”.

Parece que en los medios políticos europeos esté de moda decir que las pobrecitas pymes han sido privadas de la información por malvados profesionales de las patentes, incluidas las oficinas de patentes. Las iniciativas de la US Patent and Trademark Office, ofreciendo especificaciones de patentes en el web, y de la European Patent Office, con Esp ARROBA cenet (ver EPI v. 8, n. 5, p. 33), son intentos de comunicación que celebramos. Nadie duda de que estos sistemas tienen cierta utilidad, pero al final la verdadera información no puede ser completamente gratuita.

Gestión del conocimiento

Maija Jussilainen, de la Oficina del Primer Ministro en Finlandia, explicará a los asistentes al Online Information 99 cómo el Consejo de Estado de su país utiliza una intranet como herramienta para la gestión del conocimiento. Para esta gestión, según Jussilainen, hay dos enfoques principales:

  • tecnológico, que amplía el objetivo de las tareas tradicionales de la gestión de la información;
  • estratégico, para desarrollar y difundir conocimiento y experiencia en una organización.

Los programas de información de la Unión Europea siempre tienen una gran presencia en el online

“La intranet del Consejo de Estado crea un entorno común de información para las organizaciones usuarias: ministerios, tribunales de justicia, Gabinete del Presidente y Parlamento”, explica Jussilainen. “La intranet provee acceso tanto a fuentes internas como externas: bases de datos y archivos de los propios usuarios, proveedores comerciales y fuentes de internet gratuitas. Un sistema de boletines electrónicos aporta un elemento de comunicación interactiva y los usuarios pueden crear foros de discusión abiertos o cerrados”.

«Entre los temas cubiertos este año están: portales, tecnologías de motores de búsqueda, gestión del conocimiento e inteligencia competitiva»

Jussilainen concluye que, aunque una intranet puede ser eficaz para la gestión del conocimiento, es sólo una herramienta. “La gestión del conocimiento es un concepto más amplio, que pretende el enfoque estratégico mencionado antes y que requiere una visión holística desde los más altos niveles de la organización. Si esa visión no existe la intranet será parcialmente inútil.

Xml

Paul Rees, del Internet Applications Group , tiene previsto hacer una introducción a uno de los temas más tratados en el mundo de la recuperación de información, xml (extensible markup language), pero desde una óptica muy práctica. “Ha sido pregonado como la ‘próxima cosa importante’ en intercambio y publicación de información, pero muy pocas personas tienen claro qué es realmente”, dice. “Fundamentalmente xml es un lenguaje para marcar o señalar los campos de los documentos que contienen información estructurada; se marcan tanto los contenidos como algunas indicaciones sobre el rol que desempeñan”.

“Hay dos áreas principales donde puede aplicarse xml. La primera, y más familiar, es en presentation-oriented publishing (pop), y la segunda en message-oriented middleware (mom), ésta para facilitar que los sistemas de información se comuniquen y operen entre sí”.

Pop está dirigido al suministro de documentos creados y leídos por humanos. Permite a las organizaciones almacenar grandes volúmenes de datos sin formatear. La ventaja principal se basa en la separación del contenido de un documento de su apariencia o presentación. Se produce el documento original y luego se aplican diferentes hojas de estilo para los diversos medios. Una hoja de estilo simplemente es un conjunto de instrucciones que le indican a un programa cómo tiene que formatear un documento”.

«Que se presente un documento para su publicación y haya que esperar 6-18 meses para verlo en una revista impresa no tiene explicación»

“Esto significa que un editor puede producir un documento y un sistema pop puede publicarlo impreso, en cd-rom, en web e incluso como micro-navegador con muy poco trabajo adicional. Cada documento se formatea según el medio. Como resultado se obtienen grandes ahorros para las organizaciones que publican información.

Papel de los profesionales

El tema principal de la presentación de Klaus Baucer y Ramón Granadillo, del Max-Planck Institut , Alemania, será: ¿cómo nos las apañamos para saber qué será importante antes de que nos lo pregunten? La mayoría de nosotros, como bibliotecarios-documentalistas, estamos familiarizados con materias que parecen haber perdido su importancia con la explosión de los 10 años últimos”, comentan. “Desde luego, algunas la han perdido, pero otras no. Lo que realmente ha cambiado es la forma en que tratamos las materias que nos interesan; los contenidos son los mismos”.

“Las bibliotecas han estado suministrando documentos digitalizados desde hace unos años”, continúan. “Hay una tendencia a poner en el web el trabajo que realizan los investigadores, de manera que algunos informes pueden leerse en forma digital semanas antes de que aparezcan impresos. A largo plazo, con el incremento de los costes de impresión, ésta podría ser una solución viable para que la población científica y académica pudiera reducir gastos. Sin embargo están por solucionar dos cuestiones que a buen seguro serán clave en el futuro: la fiabilidad y la autenticidad de los documentos”.

Sesión española

Esta sesión, desarrollada en castellano, es ideal para que los asistentes conozcan en pocos instantes las últimas novedades y tendencias del sector y puedan sacar mejor partido tanto de su participación en las conferencias como de su visita a la feria.

La entrada a esta sesión es libre para todos los que estén interesados.

Isidro F. Aguillo, Centro de Información y Documentación Científica, Csic; José Mª Angós Ullate, Centro de Documentación Científica , Univ. de Zaragoza; Pedro Hípola, Fac. de Biblioteconomía y Documentación de Granada; Pedro Martín Mejías , Kpmg, y Tomàs Baiget, Institut d’Estadística de Catalunya (moderador) tratarán sucintamente de:

  • Movimientos estratégicos recientes (alianzas, adquisiciones) y evolución del sector de la información electrónica.
  • Cometido de las administraciones públicas. Libro Verde de la CE.
  • Cambios en la forma de buscar información.
  • Servicios a través de la intranet.
  • Cómo integrar el sistema de información/documentación en los programas de inteligencia competitiva. Sinergias con la gestión del conocimiento.

Paul Blake, Group Editor, Learned Information.

Tel.: +44-1865-388 000; fax: 736 354

http://www.online-information.co.uk

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1999/noviembre/online_information_99.html