El profesional de la información


Junio 1999

Comunidades virtuales: la superacion de las listas de distribucion como foro de reunion y trabajo de profesionales

Por Jesús Castillo Vidal

Resumen: El uso creciente de internet para la difusión de información altamente especializada, y sobre todo como foro de reunión de especialistas en todas las materias, ha propiciado la creación de las llamadas comunidades virtuales de usuarios. Estas estructuras tienen como objetivo englobar el mayor número de recursos informativos de interés para sus miembros, y permitir el acceso a ellos, ya sea a través de suscripción o gratuitamente. En algunos casos también se suministra soporte técnico para la creación de herramientas que faciliten el trabajo en grupo. Se comentan algunos ejemplos de estas comunidades, tanto especializadas como generales, junto con una pequeña clasificación de CVs.

Palabras clave: Comunidades virtuales, Gestión de recursos electrónicos, Portales.

Title: Virtual user communities: evolution of list servers as a forum for professional gatherings and working groups

Abstract: The growing use of internet for disseminating highly specialised information and, specially, as a forum to allow specialists to communicate with one another, has given rise to “virtual user communities”. These structures have as their objective to encompass large numbers of information resources to which they provide member access -either free of charge or through a subscription fee. In some cases, they also provide technical support for creating tools that facilitate working in groups.
Some examples of these communities -both specialised and those of a general nature- are provided together with a brief classification of them.

Keywords: Virtual communities, Electronic resources management, Portals.

Jesús Castillo VidalLa reunión de un grupo de personas para compartir conocimientos o simplemente para hablar sobre aficiones e inquietudes similares ha sido una constante en la historia humana.

Con la llegada de las telecomunicaciones se resolvió un problema hasta entonces insalvable para llevar a cabo estas reuniones: el espacio físico y temporal ya no tenía por qué ser el mismo para todos. Actualmente es posible mantener discusiones entre expertos de todo el mundo sin necesidad de moverse de casa o del lugar de trabajo.

Hasta ahora uno de los principales sistemas para llevar a cabo estas discusiones eran las listas de distribución, con las que un grupo de personas intercambian información mediante el correo electrónico, gestionadas por uno o más coordinadores que se encargan de mantener las reglas aceptadas por todos aquellos que se suscriben a la lista. A través de los grupos de noticias y el chat también se puede acceder a un servicio parecido, aunque en estos casos los miembros y contenidos temáticos aportados por éstos no siempre están tan controlados.

Precisamente estos servicios que presta la Red han sido el germen a partir del cual se están desarrollando lo que se conoce como Comunidades Virtuales de Usuarios, dentro de las cuales se incluyen las que tienen un carácter más profesional. Estas Comunidades Virtuales (a partir de ahora CVs) están formadas por un conjunto de personas con unas características comunes —que pueden ser desde afinidad profesional hasta aficiones, relaciones culturales, mercantiles o simplemente amistad— que se encuentran agrupadas, bajo un mismo dominio gracias a los medios que la telemática pone a su alcance.

Este grupo humano tiene, por tanto, un mismo perfil, y cada miembro comparte ciertas necesidades de información y actualización de conocimiento con el resto de su grupo.

Suelen formar una sociedad en donde todos deben ser acogidos como individuos pertenecientes a ella, con los mismos derechos y con las mismas obligaciones que el resto. Algunas han llevado el término sociedad hasta sus últimas consecuencias, y son representadas gráficamente como ciudades o conjunto de ciudades en las que se puede ir caminando para encontrar la información o sitio web que interesa. Pueden ser concebidas principalmente para tres tipos de actividades:

  • Ocio y entretenimiento.
  • Comercial.
  • Docencia y ámbito académico o científico.

Aun a pesar de tener un entorno gráfico muy completo y de la repercusión que tuvo en los medios de comunicación su puesta en funcionamiento, Neworld City no puede considerarse una CV auténtica

Casualmente, las que están en un mayor grado de desarrollo son las que pertenecen al grupo del ocio, y se encuentran ubicadas especialmente en los Estados Unidos, en donde las CVs cuentan con una gran cifra de visitantes —lo cual persuade a posibles anunciantes2, lo que significa más dinero por patrocinio y más medios técnicos para completar los servicios—.

Uno de los errores más frecuentes en las personas que contactan por primera vez con una CV es confundirlas con listas de distribución, y su comentario es: “no quiero más e-mails en mi buzón; ya tengo bastantes”. Es necesario, por tanto, dejar claro que una CV no es, ni mucho menos, una mera lista de interés, aunque sí es verdad que la comunidad, entre otros muchos servicios, engloba a éstas. A través de la CV se ofrece una serie de servicios y medios de información que superan ampliamente lo que proporcionan las listas.

También suele ser habitual que quien se acerca por primera vez al contexto de las CVs pueda descubrir en lugares como Amazon o America Online el grado máximo de desarrollo de una CV y, por tanto, considerarlas como sitios web ejemplares, dignos de la mayor de las atenciones. Esto es un error. Simplemente son CVs cuya única finalidad es atraer el máximo número de páginas personales para engrosar sus arcas mediante los ingresos por publicidad, tiendas virtuales en donde comprar cualquier artículo, o bien son simplemente servidores de internet. Hay un cierto grado de confusión en los términos.

http://www.amazon.com

http://www.aol.com

Su objetivo principal es ofrecer sitio gratis para la ubicación de URLs, servicio gratuito de correo electrónico o suministrar productos a través de sus numerosas tiendas virtuales. Como ejemplo de CVs científicas no son ni mucho menos válidas, aunque merecen ser consideradas dentro del contexto del ocio y el esparcimiento en el cual se han desarrollado.

Este nuevo concepto de sociedad puede concebirse como un espacio adecuado para que un profesional pueda desarrollarse plenamente dentro de su contexto científico y estar continuamente actualizado en sus temas de interés, sin preocuparse lo más mínimo del lugar geográfico en el que ejerce su profesión.

Otro error común, sobre todo a la hora de diseñar CVs dentro del ámbito profesional, es considerarlas simplemente como una página de enlaces a otros lugares de la Red que pueden ser útiles. Esto no es así, ni mucho menos, aunque el estado de la cuestión en estos momentos invite a pensar de esta manera. En realidad, una CV bien diseñada y construida no tiene por qué referenciar páginas que se encuentren fuera de ella.

Todo lo contrario, lo que se pretende con este nuevo concepto es que sean los propios miembros de la comunidad quienes diseñen y mantengan esas herramientas, pero siempre dentro de su misma sociedad.

«Uno de los errores más frecuentes en aquellas personas que contactan por primera vez con una CV es confundirlas con lo que ya conocen como listas de distribución»

De cualquier forma, es normal que como servicio adicional se cree dentro de la propia comunidad una página de enlaces hacia otros recursos informativos que pueden o no estar en relación con la disciplina central de la CV. Es necesario dejar apuntado un comentario: la filosofía principal de cualquier miembro perteneciente a una CV para profesionales debería ser aportar conocimiento, ofrecer nueva información, antes que el mero hecho de visitar el foro para simplemente llevársela.

La completa relación de servicios que presta Bubl a la comunidad bibliotecaria: austeridad y utilidad en una sóla página

Las CVs en general, y las españolas en particular, se encuentran en un estado de diseño previo de contenidos temáticos teniendo en cuenta el ámbito profesional en el cual se va a desarrollar. Es necesario tener muy presente cuáles son los medios con los que se cuenta y, a partir de ellos, crear las herramientas lo más útiles posibles para los potenciales miembros de la comunidad. Jordi Iparragirre3 resume estas herramientas de la siguiente manera:

  • Servicios de almacén: web y ftp.
  • Servicios de intercambio de información: listas, news, texto, vídeo y audioconferencia.
  • Servicios de valor añadido: indexación, servicio de directorio, herramientas de seguridad.

De este modo, lo que se pretende con las CVs es utilizar todos los servicios de internet para desarrollarlos dentro de un mismo dominio y ponerlos a disposición de sus miembros: desde el correo electrónico a la organización de congresos virtuales, pasando por el espacio para la creación de páginas web, chat especializado, videoconferencias, FAQ, revistas electrónicas, etc. El objetivo final de cualquier CV es procurar todos los medios disponibles para que cada individuo perteneciente a su sociedad esté o pueda estar siempre en total interacción con el resto para el intercambio de datos.

Uno de los puntos que podrían llegar a establecer diferencias cualitativas entre las CVs son los servicios de valor añadido creados por los miembros de la comunidad. Sobre todo la indexación, clasificación y ordenación en general de los contenidos de las revistas electrónicas o cualquier otra fuente, que facilite el acceso a esa información. Se trata de construir una superestructura en la cual poder albergar todos los servicios que de otra manera estarían dispersos en diferentes sitios de la Red. Es el penúltimo paso hacia la especialización total de contenidos dentro de los recursos electrónicos de información.

En definitiva se puede definir básicamente una CV como una estructura tecnológica, que cuenta con una disposición social, aunque sea mínima, pero cuya existencia no es real, pues ha sido desarrollada a partir de la tecnología que pone al alcance de sus usuarios internet. Entre los miembros que la forman hay un sentimiento de conjunto más o menos estable, cuyos componentes son, además, conscientes de que forman parte de un grupo humano con necesidades o perfiles de trabajo comunes.

Estructura general de las CVs

Como cualquier sociedad real, las CVs cuentan con un diseño que tendrá unas características propias, con diferencias y similitudes entre unas y otras según la finalidad con la que se han construido. Carlos Manjarrés4, a través de su estudio sobre la CV de Geocities, elaboró un documento interesante en donde diseccionó su estructura. A continuación se exponen los principales puntos extraídos de dicho documento relacionados con su organización:

  • Se compone de una sociedad, con un grupo de individuos.
  • La CV posee una estructura social propia: en ella se encuentran los gobernantes, que controlan la CV, y clases sociales claramente definidas por un factor económico y/o actividad laboral dentro de la propia comunidad (no hay que olvidar que Geocities es un lugar donde los miembros pueden comprar libremente).
  • Hay también una serie de reglas de obligado cumplimiento por todos los miembros.
  • Mercancía intercambiable, que se mide mediante puntos obtenidos en las compras.
  • Zonas comunitarias, donde los lugares afines temáticamente se encuentran más cercanos en la representación gráfica de la comunidad.
  • Casas: el espacio físico asignado a cada miembro para desarrollar los servicios que desee crear en su dirección.
  • Servicios comunitarios que ofrece la sociedad (clubes de amigos, tiendas, etc.).

Esta estructura de una CV cuya principal finalidad es el ocio y las relaciones personales puede ser prácticamente aplicada tal cual a cualquier otro tipo, sea cual sea su finalidad. Por supuesto, también a las diseñadas para el intercambio de información científica, lo que convierte a este modelo de sociedad virtual casi en un patrón universal.

A continuación se aplica este orden o modelo social a una CV científica:

  • Al igual que en el caso anterior, la sociedad se compone de una serie de miembros.

    «La filosofía principal de cualquier miembro perteneciente a una CV de tipo profesional debería ser aportar conocimiento, ofrecer nueva información, antes que el mero hecho de visitar el foro para simplemente llevársela»
  • Esos miembros o individuos se encuentran unidos a la comunidad mediante un vínculo que suele ser el profesional. Todos comparten el mismo perfil en cuanto al trabajo que llevan a cabo en sus respectivas organizaciones y hay que tener en cuenta que el hecho de pertenecer a diferentes organismos profesionales reales no es obstáculo para ser miembro de las CVs. La relevancia de los miembros que se encuentran ubicados en ella es algo vital en cuanto a la importancia que se quiera dar a la CV. No es lo mismo contar con la participación de personalidades reconocidas dentro de la materia que hacerlo con cualquier otro profesional. Aunque el apoyo y la aportación de este último es importante y necesaria, no hay que olvidar la trascendencia de la participación en cualquier foro de los representantes más importantes de cada disciplina.
  • Existe pues, una jerarquía en cuanto a la composición de la sociedad. Si en el modelo anterior esta jerarquía se basaba en consideraciones económicas, en este caso el criterio se fundamenta en la actitud y nivel de aportación de conocimientos y recursos informativos que se ofrece a la comunidad.

Desde este punto de vista se crearán, como es lógico, diversos niveles en cuanto al tratamiento de los temas, con la particularidad de que cada miembro dentro de un nivel no tendrá obstáculo alguno para acceder a todos los recursos o fuentes, sean del tipo que sean. Las CVs son lugares en donde todos son iguales en cuanto a derechos y obligaciones con lo que comportan ciertas ventajas frente a las sociedades reales. De cualquier forma, siempre existirá una serie de personas encargadas de la gestión y el control de la CV, que normalmente serán las mismas que hayan impulsado su creación.

  • Por supuesto cada CV contará con sus propias reglas o normas de funcionamiento interno de obligado cumplimiento por parte de sus miembros. Así por ejemplo, en Biosci (CV especializada en las ciencias de la vida) está terminantemente prohibido cualquier relación comercial dentro de la propia comunidad. El intercambio es sólo de información. Ninguna operación económica, ni siquiera publicidad.

    http://www.bio.net
  • Por lo tanto, la mercancía intercambiable se compone principalmente de información y conocimiento relativo a la disciplina en la cual está especializada la CV. Cuanto más interés y calidad tenga esta información, mayor será la importancia e influencia de la CV.
  • Para la ubicación de esa información, se cuenta con un espacio público, unas parcelas en las cuales crear el recurso informativo. Normalmente este espacio es gratuito, y en ocasiones la propia comunidad cuenta con asesoramiento relativo a la creación de páginas web, lo que es una ventaja para aquellos profesionales, que si bien utilizan todas las herramientas que internet pone a su alcance, pueden no conocer el método para la creación de sus propios URLs.
  • Lo que realmente diferencia las CVs de ámbito científico del resto es lo que se ha denominado mercancía intercambiable (información científica y profesional) y los servicios de valor añadido (consultas a bases de datos especializadas generadas dentro de la propia comunidad, listas de distribución profesionales) que presta a sus miembros, principalmente, y a todos los internautas en general. Si en una CV comercial se ofrecen como servicios tiendas para la compra en línea, clubes de amigos, chats para relaciones personales, y en general todas los cuestiones relativas al ocio, en el caso que se comenta se contará con otros servicios; así, hay sociedades que bajo su dominio5 contienen infinidad de revistas electrónicas especializadas, foros de discusión, soporte técnico para el trabajo corporativo, servicio FAQ, listas de distribución moderadas por personalidades importantes dentro de la CV y de la propia sociedad real y sobre todo lo que se llaman servicios de valor añadido: la indización y clasificación de las revistas a las cuales hacen referencia.

El entorno gráfico de los servicios de CV de Igatel. Sin ser muy vistoso, cumple a la perfección su objetivo: el acceso rápido y eficaz a cualquier tipo de información y servicio

Esto puede hacerse de dos formas principalmente, bien mediante la inclusión de los sumarios, o como una búsqueda en una base de datos compuesta por las referencias a los artículos. En ambos casos en la mayoría de las revistas se facilitará el acceso al propio documento a texto completo. También la organización de congresos virtuales o videoconferencias son algunos de estos servicios útiles que las CVs deberían incluir entre otros de interés para sus miembros.

Desde este punto de vista, las CVs han venido a resolver un problema que cada día resulta más acuciante: el acceso a información especializada. Actualmente existen en la Red más de 130.000.000 direcciones web6, y esto acarrea un grave problema a la hora de buscar lo que se pretende encontrar. Este asunto tiene doble vertiente: en primer lugar el gasto de tiempo empleado en una consulta a través de los diferentes buscadores puede llegar a ser considerable teniendo en cuenta el grado de especificidad de la consulta realizada y el nivel de la información requerida.

En segundo lugar hay que tener en cuenta que es posible que los resultados de una búsqueda no sean al final los esperados. Sabiendo, además, que las consultas en diferentes buscadores no siempre ofrecen los mismos resultados, y que la propia búsqueda se realiza en un lenguaje natural cuyo control es prácticamente nulo, se puede hacer una idea del estado en el cual se realizan las consultas.

Los orígenes

Haciendo un breve ejercicio de historia, habría que ir a buscar el nacimiento de las actuales CVs en el uso del correo electrónico especialmente, y cómo a partir de este servicio aparecieron las listas de distribución. A través de éstas se envían mensajes con información que puede interesar a sus miembros, con la desventaja de que el intercambio de información no es inmediato.

Con posterioridad se crearon los medios para la realización de discusiones en tiempo real a través de la tecnología IRC (internet relay chat), pero cuyo tamaño, en cuanto al número de participantes, es necesario que sea relativamente pequeño. Al mismo tiempo y a partir del correo electrónico nacieron también los grupos de noticias, por medio de los cuales también se podía intercambiar mensajes e información de todo tipo dentro de un contexto predeterminado.

Con estas premisas apareció en 1985 lo que se considera la primera CV de la historia, The Well, creada por un grupo de ecologistas que se “reunían” diariamente para hablar de sus temas1. Posteriormente, con la explosión que supuso la creación del lenguaje html y la aceptación popular del web, estas CVs fueron creciendo cada vez más apoyándose en el éxito que tuvieron desde el principio.

Las primeras CVs en sentido estricto no tenían un carácter tan científico como ahora y se centraban principalmente en el simple comercio o la venta de productos a través de la Red, o en un sitio donde los usuarios podían ubicar sus páginas personales de forma gratuita, casi sin ningún límite en cuanto a temática. Así nació la que se considera la mayor CV de hoy, cuya filosofía se centra en el ámbito del ocio y la recreación fundamentalmente, aunque también alberga sociedades culturales o con cierto nivel científico: Geocities.

http://www.well.com

http://www.geocities.com

El alto grado de especialización que se está produciendo en cualquier disciplina hace necesario estar continuamente actualizado sobre lo que se publica o las líneas de investigación que se están llevando a cabo sobre el tema de interés. Las CVs han venido en parte a resolver este grave problema de acceso a la información al ofrecer a la comunidad científica una serie de servicios que no encontrarían en ningún otro lugar de la Red (ni siquiera en lo que se conoce como portales), y especialmente teniendo en cuenta un hecho fundamental: todos esos recursos estarían englobados dentro de un mismo dominio del que no sería necesario salir para encontrar lo que se busca. Además habría que insistir en el concepto del trabajo dinámico de sus miembros, para evitar lo que pueda pasarle a algunas listas de distribución en cuanto al anquilosamiento de contenidos.

El problema sociológico

En un futuro próximo pueden llegar a motivar muchos estudios las implicaciones sociológicas que la creación de estas comunidades virtuales traen consigo. Si se tiene en cuenta que las CVs nacen como desarrollo de las comunidades reales en las cuales se mueve el individuo, gracias a las nuevas tecnologías de la telemática, es posible que ese contexto real en algún momento pueda llegar a ser sustituido por el virtual.

Desde un punto de vista sociológico, esta situación de suplantación de la realidad es más probable que ocurra en una CV cuyo objetivo principal sea el establecimiento de relaciones personales entre sus miembros, que en aquella cuya labor fundamental sea la ampliación de conocimiento o especialización profesional.

Existe a lo largo y ancho de la Red una serie de CVs que se centran únicamente en los contactos personales a través de los canales de chat o de listas de distribución sin ningún tipo de ambiciones en cuanto a difusión de un contenido temático más o menos interesante. Habría que preguntarse cuáles son las razones que llevan a una persona a sentarse delante de un ordenador para hablar durante horas y horas con alguien a quien probablemente no conozca nunca en el sentido real y físico de la palabra.

El proyecto global de Rediris incluye la creación de CVs en relación con diferentes disciplinas; actualmente sólo están en funcionamiento trece de estos proyectos

En realidad, lo que se consigue con estos canales de diálogo es que las personas puedan desarrollar un rol personal, que en la sociedad en la que viven no tienen capacidad para desempeñarlo. Así pues, el concepto de rol social, y sobre todo el anonimato, cobran en estas sociedades un nuevo significado, y se convierten en la razón de ser de muchas de ellas, que se basan en el ocio y el entretenimiento en general.

Por lo tanto desde un punto de vista social, los cambios que pueden llegar a producirse están aún por ver. Un ejemplo significativo2 lo encontramos en México, donde la gente sale menos a la calle por “culpa” de la Red. Antonio Blanco, sociólogo mexicano, está preparando una tesis sobre las relaciones virtuales. Para él “en la Red se establecen relaciones solidarias a partir de intereses comunes”. Este sociólogo piensa que “en una ciudad como México D. F., en la que la violencia es tan fuerte y las personas tenemos que recluirnos en nuestras casas, el uso de la tecnología puede recrear el espacio público. Ya no podemos salir por la noche con los amigos, pero seguimos en contacto a través de la Red”.

Por último, señalar que en ocasiones, las CVs científicas pueden restringir el acceso a algunos de los servicios que presta, teniendo en cuenta que existen informaciones confidenciales que no todo el mundo puede consultar. Lo normal es que los servicios públicos sean aquellos referidos a las páginas especializadas dentro de la comunidad o el acceso a sumarios o listas de revistas electrónicas disponibles.

En el caso de los servicios privados, a los que sólo pueden acceder los miembros pertenecientes a la CV mediante suscripción, suelen ser la participación en los foros de discusión o entrar a formar parte de una lista de distribución. Es ilustrativo comentar que la CV de neurociencias —perteneciente a la comunidad global de RedIris que se comenta a continuación— contiene una página de enlaces a casos clínicos reales sobre pacientes de miembros de la comunidad, sólo se accede a través de una suscripción controlada.

http://neurociencias.rediris.es/

Comunidades virtuales científicas: el caso español

Si se revisa todo lo que se ha venido diciendo hasta ahora sobre este tipo de nuevas comunidades para el intercambio de información, y se observa lo que actualmente hay construido en la Red dentro del contexto de nuestro país, se llega fácilmente a la conclusión de que aún queda mucho camino por recorrer. Si bien es cierto que muchos están creando verdaderas comunidades dentro de su propio ámbito científico, es necesario reconocer que todavía no se ha llegado al nivel de desarrollo de ciertas CVs encontradas en el resto del mundo.

Es necesario, sin embargo, mencionar un proyecto de CV que está desarrollando la editorial catalana Prous. Aunque no puede considerarse como tal, el germen a partir del cual gestionarla está ya creado. Sus posibilidades de expansión pueden ser notables.

http://www.prous.com

Teniendo en cuenta que en España las universidades son las verdaderas abanderadas en cuanto a la investigación científica se refiere, es lógico pensar que sea a través de ellas como se desarrolle este importante medio para el intercambio de información y conocimiento en general. Las universidades españolas deben asumir el papel que les corresponde en la creación de las CVs científicas, y para ello es imprescindible el apoyo económico de empresas relacionadas que faciliten su desarrollo en todos los sentidos.

En este punto habría que comentar la importante y ambiciosa iniciativa que se viene realizando desde Cataluña en cuanto a creación de CVs científicas, pero en esta ocasión más enfocadas a cuestiones docentes que al intercambio de información especializada.

Desde 1995 viene funcionando la Universidad Oberta de Catalunya, una auténtica universidad virtual capaz de albergar diversas especialidades para la formación de alumnos a través de la Red, sin tener en cuenta las limitaciones geográficas ni temporales.

Aunque podría pensarse que esta iniciativa es parecida a lo que está desarrollando desde hace años la Uned en España, no es exactamente así. Se ha de tener en cuenta que mediante esta iniciativa los alumnos pueden estar permanentemente en contacto con sus profesores y tutores, además de tener acceso inmediato a material audiovisual relacionado con la disciplina que se estudia.

Esta universidad virtual fue creada gracias al impulso y apoyo de la Generalitat Catalana y nació como una iniciativa que favoreciera la máxima calidad docente para alumnos no presenciales, lo que no impide que se establezcan encuentros presenciales puntuales. Cuenta en su plantilla con profesores que imparten varias disciplinas divididas en diplomaturas y licenciaturas, todas relacionadas con las ciencias humanas. Destaquemos también que a partir del curso académico próximo (1999-2000) se pretende crear la licenciatura en Documentación, que contará con diversas especialidades dentro del mundo del tratamiento de la información, tanto electrónica como impresa. Para cualquier duda al respecto, puede consultarse el temario (bastante completo) a través de este URL.

http://www.uoc.es

El hecho de estar constituida como una fundación, la Fundación para la Universitat Oberta de Catalunya (Fuoc), ha hecho posible su integración dentro del sistema universitario público de Cataluña, con las ventajas que esto acarrea para sus alumnos.

«Entre los miembros que forman una CV cuya finalidad es el ocio no existe la interacción que puede haber en una de corte profesional, donde debe promocionarse el trabajo entre sus miembros»

Además de lo que se conoce como campus virtual, al cual se puede acceder mediante una demostración para poder ver los servicios que presta, la UOC cuenta con varios centros reales en toda Cataluña en donde poder desarrollar actividades culturales, académicas y de encuentro entre alumnos y profesionales. Así pues, este campus virtual, se configura técnicamente como una intranet asociada a una base de datos y accesible a través de diferentes redes de telecomunicaciones (telefonía básica, Infovía, etc.).

Entre los servicios que presta a sus alumnos, y alguno de ellos al público en general, están los siguientes, aparte de los estudios superiores ya comentados:

  • Acceso directo al catálogo de su biblioteca, con diferentes posibilidades de búsqueda de información y diseño de consultas. Además, contiene enlaces a bibliotecas del resto del mundo.
  • Acceso a la universidad para mayores de 25 años.
  • Cursos de formación continua.

Además de estos servicios, la UOC realiza diversos proyectos científicos encuadrados dentro de lo que componen sus líneas de investigación básicas, que son: la pedagogía de la educación a distancia, aplicaciones multimedia e interactivas, sistemas de información y comunicaciones y las metodologías y técnicas de evaluación.

En lo que respecta al acceso de los posibles alumnos, éste se realiza a partir de suscripciones que se analizan de acuerdo con criterios relacionados con la geografía catalana. En cuanto a los precios de las matriculas, éstos no difieren mucho de lo que se puede encontrar en cualquier universidad catalana y dependen del número de créditos escogidos a la hora de la matriculación. Decir por último que estos precios pueden consultarse directamente a través de la información suministrada por la UOC en su web.

Todos los servicios para el ocio y el entretenimiento en una de las mejores CVs de habla hispana de esta categoría: Ciudad Futura

Aparte de esta iniciativa verdaderamente interesante, en lo referente a la creación de CVs, en España hay un nodo a partir del cual es posible desarrollarlas dentro de cualquier disciplina o materia: RedIris. Su labor para el fomento de este tipo de comunidades es muy importante y gracias a su impulso se está creando y ampliando el mayor número de CVs científicas de nuestro país. Aunque su apoyo se limita a lo meramente técnico y la aportación del mayor soporte institucional posible, su iniciativa es importante, ya que el crecimiento o posterior perfeccionamiento depende directamente de los miembros de cada una de las CVs que se vayan creando; la independencia una de otra, aun a pesar de estar dentro de un mismo contexto, es completa.

http://www.rediris.es/cvu/index.html

No sólo eso. La decisión en cuanto a la incorporación de nuevos miembros dentro de cada CV o grupo de trabajo depende exclusivamente de quienes lo compongan, quedando por tanto RedIris totalmente al margen en este asunto. Entre los servicios prestados a las diferentes CVs, está la consulta de sus contenidos con el software Harvest 1.5.

La política de RedIris para la creación de las CVs dentro de su contexto es hacerlo a partir de las listas de distribución que previamente se han creado y gestionado en sus sistemas informáticos. Es decir, las CVs nacen como respuesta a la demanda de servicios de los profesionales y como un crecimiento natural de estas listas. Al mismo tiempo, suponen la derivación lógica hacia un nuevo concepto de comunidad científica cuyos miembros están continuamente relacionados en permanente contacto e intercambio de experiencias. De cualquier forma, no es un requisito previo obligado el hecho de que exista una lista, ya que puede darse el caso, previsto por RedIris, de que se construya una CV a partir de una lista de nueva creación, siempre y cuando se comunique cuál sería la política de este nuevo canal.

Esta clase de CVs para la recreación es sin duda la que está más desarrollada y extendida. Su objetivo es principalmente el contacto entre personas de todo el mundo, ofrecer información general para el esparcimiento, la diversión de quien se acerca a ellas, o simplemente informar sobre cualquier aspecto que pueda resultar interesante, ya sea el tiempo, el horóscopo o las aficiones personales.

La mayor parte basan su éxito sobre todo en dos cuestiones básicas: el alojamiento gratuito de páginas web en su dominio, y la gestión de innumerables canales chat para que estas personas se relacionen. Sin lugar a dudas la comunidad que más éxito ha tenido en todo el mundo ha sido Geocities, es la que más extendida está y sobre todo una de las que más servicios ofrece tanto a sus miembros como a los visitantes esporádicos.

Se fundó en 1996 en California, y desde entonces no ha cesado de crecer. Contiene además de los servicios típicos de este tipo de sociedades, infinidad de tiendas virtuales en donde comprar los más diversos productos. Incluso existe un sistema de obtención de puntos a través de las compras, con los que obtener ventajas en algunas secciones. Sin embargo la mayoría de los servicios son gratuitos.

Dentro del mundo hispanohablante también hay sociedades para la interconexión de personas en busca de relaciones de todo tipo y de información en general. De todas, probablemente la más importante sea Mundo Hispano, que ofrece toda su información en castellano. Gráficamente es un mundo virtual real en donde se puede pasear por sus calles y acceder a aquellos edificios que por su temática pueden interesar. Es necesario incluso bajarse a través de la Red un programa para poder visualizar la ciudad. Igual que en el caso anterior, cada individuo incluido en la sociedad tiene derecho a un terreno donde ubicar su casa.

El gran crecimiento de comunidades ha dado lugar a páginas en las que se recopilan sus enlaces:

http://www.dcc.uchile.cl/~cc20a/varios/Comunidad/links.html

http://todo.com.mx/cv/index.html

http://www.artemisa.net/internet/virtuales.htm

http://www.businessmedia.net

http://www.geocities.com/Hollywood/

Trailes15731/comunity.htm

Es tal la importancia de estas CVs que ya se están generando auténticas batallas financieras entre las grandes compañías para hacerse con su control: Yahoo! adquirió Geocities, con lo que los servicios que presta a sus usuarios se han multiplicado considerablemente. En España la situación no difiere mucho de lo que sucede en Estados Unidos pues, como ya se sabe, Telefónica acaba de comprar el que puede ser considerado el mayor portal español: Olé.

Cabe dudar sobre cuáles son los contenidos propios de las CVs; es decir, qué diferencias pueden encontrarse entre lo que se conoce como CVs y los portales de acceso a la información recreativa o simplemente general. ¿Pueden considerarse lo mismo? Probablemente la respuesta sea en la mayor parte de los casos afirmativa. Si se cotejan los datos obtenidos de una observación meticulosa de ambas realidades, y especialmente los ejemplos que diariamente se ven en la Red, se puede llegar a la conclusión de que en muchos casos estos portales son una tipología de CVs pero que se englobarían dentro de las comunidades para el ocio.

Evidentemente, estas CVs poseen estructuras y servicios totalmente diferentes de las científicas. La razón es evidente: no comparten los mismos objetivos. Hay que tener en cuenta que entre los miembros que forman una CV cuya finalidad es el ocio no existe la interacción que puede haber en una de corte profesional, donde debe promocionarse el trabajo entre los miembros.

Se podría afirmar por tanto que hay una escala de valores con unos límites muy difusos. Es decir, no todos los portales pueden ser considerados como CVs pues no ofrecen unos servicios mínimos que permitan considerarlos como tal: listas de distribución propias, canales chat, medios y apoyo técnico a sus miembros, o ni siquiera cuentan con un grupo más o menos estable de usuarios pues no existe una idea de corporatividad por mínima que ésta sea. Simplemente ofrecen una clasificación de la información que se puede encontrar en internet y facilitan el acceso. Por otra parte, algunos se han desarrollado tanto que pueden considerarse como CVs auténticas, incluso más desarrolladas técnicamente que otras de carácter científico.

http://www.geocities.com

http://www.mundo-hispano.com

En este punto es donde podemos encontrar un mayor control, pues sólo se permitirá la creación de una nueva lista teniendo en cuenta los contenidos temáticos de ésta, que serán examinados por el llamado comité evaluador (com-e), aún por formar, que será el encargado de dar luz verde a los nuevos proyectos. Este comité será creado de forma voluntaria por los diferentes miembros de la comunidad y solamente aceptará aquellos contenidos aceptados por todos.

La política de RedIris respecto a este asunto es clara: “las CVUs son colectivos científicos o académicos cuyos miembros no pertenecen a ninguna organización específica sino que se encuentran dispersos entre muchas de ellas y por lo tanto no pueden ser coordinados por los servicios de las respectivas organizaciones más enfocados a ofrecer apoyo interno. Éste es el hueco que pretende cubrir RedIris con esta iniciativa, teniendo en cuenta que uno de sus objetivos es el ofrecer servicios a la comunidad académica e investigadora”.

El proyecto global de RedIris hay que entenderlo como un campus o Universidad virtual en la que se pueda encontrar material altamente especializado sobre cualquier disciplina o rama del saber. Por supuesto estas materias se desarrollarán tanto como los miembros de cada grupo lo permitan, pues, como ya se ha indicado, sólo aporta ayuda técnica. Así, por ejemplo, se puede ver que la mayoría de estas comunidades están aún por desarrollar en toda su amplitud y solamente unas cuantas se encuentran en funcionamiento. Este campus virtual habría que entenderlo como un campus universitario real en donde se ubican dos zonas: el área temática y la zona de trabajo.

Existe en todo el mundo infinidad de CVs diseñadas para ofrecer servicios de pago. A continuación se comenta solamente el caso de algunas de este género que operan en territorio español y que tienen como objetivo principal extender sus servicios más allá de la sociedad real.

A veces se trata de empresas ya formadas que intentan llegar a un público más amplio; otras se dedican exclusivamente a este sistema.

Diversos medios de comunicación hacen referencia a Neworld City como paradigma de comunidad virtual constituida por empresas. Tal y como están planteados sus objetivos, y teniendo en cuenta las bases defendidas en este artículo, dudamos mucho de esta calificación.

http://www.neworldcity.com

Esta ciudad virtual es en realidad un entorno gráfico muy completo en donde se tiene la finalidad de ubicar las páginas de las principales empresas españolas. La ciudad se divide en varias calles, cada una especializada en un sector empresarial. Se pretende que el visitante pueda pasear entrando en cualquier edificio para acceder a las secciones que más le interesen. En la actualidad una empresa puede darse de alta en esta ciudad mediante pago o de forma gratuita. En el primer caso existen varios niveles dependiendo del lugar que ocupe en la calle el escaparate de la empresa en cuestión: cuanto más visible, más dinero. El proyecto está obteniendo un notable éxito y ya se plantea la posibilidad de crear otra ciudad para las compañías de América Latina.

La razón por la que ese ejemplo no puede considerarse como una auténtica CV es que no existe una idea de relación entre todos los miembros que la forman, y sobre todo porque simplemente es un escaparate de lujo para las empresas españolas, en donde poder dar a conocer su oferta. Aparte de este caso, sí que hay varias empresas que ofrecen su trabajo a través de la Red y que constituyen verdaderas CVs.

Uno de los mayores proyectos es la estructura creada por la sociedad gallega Igatel, servicios telemáticos del Instituto Gallego de Promoción Económica (Igape):

http://www.igatel.net

Pretende proporcionar soluciones de comunicación a la empresa en todos los sentidos. En este caso, la sociedad ofrece innumerables servicios de información a los cuales se tiene acceso bien de forma gratuita —los menos— o a través del pago de una suscripción anual de 15.000 PTA. Así ofrece, entre otras cosas, servicios de asesoramiento, búsquedas en bases de datos especializadas, no sólo en asuntos económicos, sino que también se ocupa de la búsqueda de terrenos industriales y polígonos en territorio gallego, ayudas a empresas, etc. Incluye además dos proyectos que son independientes pero complementarios: Lanza y Pimega.

http://www.igatel.net/lanza/lanza.html

http://www.igatel.net/pimega/pimega/html

Aunque ambos están aún en construcción, es posible ver lo que pueden dar de sí: pequeña biblioteca con recursos electrónicos, foros públicos y privados especializados en la ayuda a jóvenes empresarios, listas de distribución, enlaces, información de cursos y seminarios, etc.

Existe también una empresa que permite acceder a sus servicios inmobiliarios en toda España. Igual que en el caso anterior, está por construir la mayor parte de su estructura. Sin embargo, por una cuota anual de 15.000 PTA pueden obtenerse condiciones preferentes para la compra de cualquier clase de inmueble, acceso a promociones gratuitas en situación de ventaja, soporte continuo en cuanto a marketing, servicio de acogida de páginas web, buzón, etc.

http://itg5.intercom.es/inmoweb/
Comunidad/index.html

El área temática se correspondería, dentro del concepto campus, con lo que se conoce como Facultad. En ella se encontraría el nivel superior de contenido temático. Actualmente RedIris cuenta con 26 áreas aunque solamente funcionan 13, y no todas a pleno rendimiento. Entre ellas se encuentran las especializadas en ciencias agrarias, matemáticas, ética, ciencias políticas, estadística, documentación, etc. Además, cada una puede albergar una o más CVs especializadas en materias dentro de la principal. Serían las llamadas zonas temáticas de segundo nivel.

En segundo lugar se encuentran pues, las zonas de trabajo: grupos de reunión o lugar informativo, subordinados jerárquicamente al área temática principal o secundaria y a la cual pertenecen temáticamente hablando. Es necesario decir que estas zonas de trabajo no son monojerárquicas, es decir, cualquiera de ellas puede pertenecer, por afinidad temática, a otra área superior, con lo que será necesario una coordinación entre los diferentes grupos de trabajo.

Por lo tanto, el proyecto de RedIris implica la gestión y desarrollo de una superestructura general que reúna en una sola página de enlaces la mejor representación de las CVs científicas existentes en España y en general de la comunidad internacional hispanohablante.

Como ya se ha dicho, no todas las CVs encuadradas en el contexto de RedIris han llegado al mismo grado de desarrollo. Debido a que la creación y gestión de estas comunidades suele ser en la mayoría de las ocasiones una tarea totalmente voluntaria, provoca en algunos casos (debido a la falta de tiempo) que su expansión se limite simplemente a referenciar la dirección electrónica de las Páginas Amarillas. Así pues, las CVs que están consiguiendo mayor grado de expansión dentro de RedIris son las siguientes:

Comunidad Virtual de Neurociencias.

Es una de las más completas que se pueden encontrar dentro de cualquier disciplina en España. Se compone principalmente de varias listas de discusión, chat especializado, e incluso contiene imágenes de casos reales. Algunas de las materias afines que se investigan dentro de esta CV son la neurología, neurocirugía, parkinson y parálisis cerebral. Entre los servicios más importantes que presta están los de ayuda a familiares de enfermos —a través especialmente de la lista Hijos-esp—, organización de actividades, foros de discusión, e incluso posee una serie de páginas creadas por familiares de enfermos, que aportan su experiencia a todas las personas que se encuentran en situaciones parecidas.

Además, tal y como se comentó con anterioridad, permite el acceso a información confidencial sobre casos clínicos reales, siempre y cuando se esté suscrito a la comunidad. En el momento de la incorporación se obtiene una clave que permite el acceso a las informaciones personales. Por supuesto, no todo el mundo tendrá posibilidad de obtener una clave, y en el caso de recibir una petición de suscripción, ésta es analizada con detalle por los profesionales que gestionan la CV.

En relación con esto último, hay que señalar que la suscripción puede hacerse de varias formas, y según el método elegido se recibirán diferentes servicios por parte de la comunidad. Entre las herramientas de búsqueda de información, se puede utilizar un buscador que permite realizar consultas a través de los mensajes distribuidos por las listas y con diferentes opciones a la hora de diseñarlas, como ocurre normalmente en cualquier base de datos.

http://neurociencias.rediris.es/

Historia. Clio.

La estructura general de esta CV está basada y se desarrolla principalmente a partir de la revista electrónica gestionada por el equipo colaborador, y que se llama de igual forma que la comunidad. La baza principal con la que cuenta esta CV es la publicación de artículos especializados, tanto en historia como en cualquier otra disciplina (siempre que se contemple desde un punto de vista histórico).

Otro de sus puntos fuertes es que ofrece al profesional de la docencia en historia materiales especializados que pueden ser de utilidad a la hora de impartir sus clases, ya sea en enseñanzas medias o superiores. Como suele ser habitual, entre los servicios que presta a sus miembros se encuentra una lista de distribución, Colon, junto una relación de los mensajes más interesantes que se han producido en ella.

http://clio.rediris.es

Geología y recursos naturales. Tierra.

Se compone casi en su totalidad de enlaces a recursos de información fuera del propio dominio, sobre todo en lo referente a revistas electrónicas cuyo tema principal es la geología o las ciencias afines. Aunque contiene la referencia a una revista electrónica propia, ésta es aún sólo un proyecto y no tiene contenido alguno.

Siguiendo con la estructura básica de las CVs, contiene diferentes grupos de noticias, chat (con un horario determinado), estadísticas en cuanto al uso y peticiones de información realizadas a la comunidad, relación (incompleta) de facultades de geología en España, y, por supuesto, diferentes listas de distribución de mensajes. En cuanto a lo que se ha venido a llamar servicios de valor añadido, sólo se encuentran disponibles aquellos que se refieren a la posibilidad de unir un nuevo URL o la información sobre proyectos de investigación llevados a cabo y la organización de simposiums y congresos relacionados con el tema.

http://tierra.rediris.es

CVs de biblioteconomía y documentación

Dentro del campo de la documentación nos podemos encontrar muchas CVs a partir de las cuales poder realizar un estudio y análisis de los servicios ofrecidos a los miembros de su comunidad en particular y a los documentalistas de todo el mundo en general. En España, la CV que se gestiona desde RedIris aún se encuentra en fase de construcción y no ofrece ningún tipo de servicio, por lo que solamente se dejará indicada su existencia.

http://documentacion.rediris.es

Por este motivo, se comentarán a continuación dos casos totalmente diferentes uno de otro, teniendo en cuenta el contexto en el cual se han creado. Por un lado, la pequeña CV de la biblioteca de la Universidad de Veracruz (México) y, por otro, lo que podría ser una de las mayores CVs científicas del mundo, no ya sólo referidas a la biblioteconomía y la documentación, sino a cualquier disciplina en general, la que se encuentra localizada en la Andersonian Library de la Universidad de Strathclyde, en Glasgow, Escocia.

Biblioteca de la Universidad de Veracruz

Fue creada por la dirección de bibliotecas de la Universidad de Veracruz en 1997 y su finalidad principal es modernizar el acceso a los datos para todos los usuarios del sistema bibliotecario de esta universidad mexicana. Cuenta con muchos servicios típicos de las CVs que ya se han venido viendo a lo largo de esta exposición, además de servicios bibliotecarios especializados. Entre estos últimos indicar que hay un acceso a los catálogos, tanto de la propia universidad como a otros existentes en la Red; consultas a bases de datos (referenciales y texto completo) tanto generadas por otros organismos como a dos de producción propia; acceso a revistas electrónicas y mediante enlaces a otras exteriores a la comunidad; y por último, el acceso a documentos de texto completo y cursos de formación de usuarios.

El hecho de ser una CV todavía en proceso de construcción hace que no todos los servicios que se desean prestar estén actualmente disponibles. Así, uno de los objetivos planteados por los encargados de desarrollar esta comunidad es favorecer la creación de revistas electrónicas dentro de su dominio y la suscripción a otras que los diversos departamentos de la universidad consideren necesarias.

Por supuesto, también se cuenta con la participación de los alumnos de la universidad a través de listas de distribución, grupos de noticias, servicio de hospedaje de páginas web académicas y un foro de comunicación interactivo. Se trabaja también en un proyecto de creación de una intranet desde donde explotar de manera eficiente todos los recursos electrónicos ofrecidos a través de su comunidad, y siempre abiertos a la participación de empresas relacionadas que permitan un mayor desarrollo y grado de relación entre todos sus miembros.

Por último, cuenta con una serie de enlaces a documentos que detallan todas las actividades culturales impulsadas desde la propia biblioteca o por otros organismos íntimamente relacionados.

http://comunidad.admvo2.uv.mx

Bubl

Es sin duda alguna la CV especializada más importante en lo que se conoce como “library and information science” en el mundo anglosajón. Está localizada, como ya se ha dicho, en Glasgow, Escocia, y nació en 1990 como un pequeño proyecto dentro de otro más grande llamado Jupiter. Así, un grupo de bibliotecarios visionarios entendieron que a partir del servicio normal que una biblioteca podía aportar, no sólo a sus usuarios, sino también a los propios profesionales de la información, se debían desarrollar unas herramientas más amplias que permitieran ampliar sus conocimientos y capacidades profesionales utilizando los medios que las modernas técnicas de la telecomunicación ponían a su alcance.

Se creó por tanto en esta fecha el embrión a partir del cual se desarrolló una de las mayores CVs de carácter científico que se pueden encontrar en el ciberespacio: el Bulletin Board for Libraries (Bubl).

La principal característica que salta a la vista a la hora de acercarse a este importante recurso de información electrónica especializado es que casi todos los servicios que aporta a la comunidad científica son gratuitos. No existe restricción de acceso a sus miembros ni límites en cuanto a la consulta de los documentos que alberga, sean del tipo que sean. Además, esta CV está abierta a posibles colaboraciones de cualquier persona siempre y cuando esta colaboración tenga unos contenidos temáticos interesantes y de contrastada calidad. Es tal la cantidad de información y recursos que gestionan bajo su dominio, que incluso se está creando una clasificación propia para ordenarlos, llamada Bubl Subject Tree.

El objetivo principal de esta CV es por tanto, permitir el acceso gratuito a los principales recursos informativos accesibles a través de la Red, dentro del campo académico y profesional de los bibliotecarios y documentalistas, y el facilitar la creación de otros recursos relacionados con la materia. Entre los servicios que pueden utilizarse a través de ella se pueden indicar los siguientes (hay que indicar que los servicios normales de cualquier CV están también incluidos en su oferta: listas, FAQ, chat, etc., pero que no se comentan aquí por no redundar en la información):

  • Agentes de información que realizan consultas tanto dentro como fuera de la comunidad. Estas consultas se clasifican según la parte donde quiere buscarse la información, esto es, si se quiere encontrar a partir de los links que contiene, en las revistas electrónicas, e incluso en los correos electrónicos de los miembros de la comunidad.
  • Revistas: el número de revistas especializadas que contiene es impresionante. Están ordenadas temáticamente y se puede acceder a ellas a través de los sumarios o bien mediante un buscador especial que permite visualizarlas en pantalla. No solamente contiene referencias a los artículos sino que también hay acceso a revistas de texto completo, todas ellas indizadas y clasificadas. En cuanto al ámbito de aplicación de estas revistas, no se limitan a lo estrictamente bibliotecario, sino que también tocan otros temas, tanto afines como otros que no lo son tanto. Hay que destacar que la única revista española especializada en documentación que es tratada en esta CV es IWE – El profesional de la información.
  • Como servicios de valor añadido, esta CV aporta tantos, que incluso poder utilizarlos todos llevaría su tiempo: provisión de servicios directamente mediante clasificaciones temáticas; ayudas en la creación de nuevos recursos electrónicos; crear servicios comerciales; coordinar los esfuerzos de especialistas que se encuentren en cualquier parte del mundo; dar acceso organizado a otros servicios... En relación con este último, cuenta con una reseña tan completa de recursos informativos de la Red, que muchos buscadores temáticos existentes hoy día no resistirían la comparación con la amplísima clasificación que presenta.

http://www.bubl.ac.uk

En definitiva, cualquier profesional de la información que se precie de serlo debería estar permanentemente en relación con esta CV, que ofrece una cantidad de servicios que difícilmente puede encontrar en otro sitio, y no sólo por la cantidad, sino por la calidad.

Tal y como se ha visto, en la actualidad el mundo de la telemática pone al alcance de todos una serie de recursos y medios que hasta hace pocos años eran impensables. Es responsabilidad de todos los investigadores y profesionales explotarlos, enfocándolos principalmente hacia la ampliación de conocimientos, la especialización del perfil profesional y sobre todo la completa interacción e intercambio de conocimientos y experiencias con otros miembros pertenecientes a su contexto científico.

Si se deja de lado el problema que hasta ahora significaba la distancia geográfica, será posible desarrollar y crear nuevas líneas de investigación dentro de cualquier disciplina, casi sin límite alguno para llevarlas a término.

En España éste es un campo que está dando los primeros frutos y que con el paso del tiempo podrá verse hasta dónde puede llegar a dar de sí. Si se tienen en cuenta las posibilidades reales que ofrece, y son capaces de difundirse las ventajas de este nuevo modelo de sociedad entre los miembros de las comunidades científicas en general, se puede decir, sin riesgo a equivocarse, que estamos ante una nueva era en cuanto a la difusión de información y en especial en lo referente a la creación de nuevas herramientas cuyo objetivo principal sea la enseñanza y la formación de nuevo personal investigador.

Han de ponerse los medios necesarios para que se alcancen los objetivos marcados en la creación de las diferentes CVs que se están produciendo en España, ya que los pilares a partir de los cuales empezar a trabajar ya están establecidos.

 

Notas

1. http://www.geocities.com/CollegePark/
Center/6120/editorial.htm

2. http://ecuatorianos.com/edu/hoy-cv.htm

3. http://www.gpd.org/maig98/eng/convirture.htm

4. http://alpha.telecomco.net/tmn/articuls/a3.html

5. Una CV bien construida tendrá todos sus servicios, o por lo menos los más importantes, dentro de su propio dominio en la Red, aunque esto no es impedimento para referenciar otros fuera de ella. De cualquier forma, también pueden incluirse enlaces a recursos fuera de ella; esto es en definitiva, una especie de indicador de la calidad de la oferta de la CV.

6. Hípola, Pedro y Vargas-Quesada, Benjamín. “Agentes inteligentes: definición y tipología. Los agentes de información”. En: IWE - El profesional de la información, 1999, v. 8, n. 4, pp. 13-21.

 

Bibliografía

Agres, C., Edberg, D. e Igbaria, M. “Transformation to virtual societies: forces and issues”. En: Information Society, abril-junio 1998, v. 14, n. 2, pp.71-82.

Brenner, E. “VC conference in Bath, England”. En: Information Today, septiembre 1998, v. 15, n. 8, pp. 16-17.

Chang, Ai Mei, Kannan, P. K. y Whinston, A. B. “Electronic communities as intermediaries: the issues and economics”. En: Proceedings of the 32nd annual Hawai international conference on systems sciences. Los Alamitos (EUA): Ieee computer society, 1999.

Charkin, R. “Scholarly communities on the world wide web”. En: Learned publishing, abril 1997, v. 10, n. 2, pp. 109-112.

Dennis, A. R., Pootheri, S. K. y Natarajan, V. L. “Lessons from the early adopters of web groupware”. En: Journal of Management Information Systems, 1998, v. 14, n. 4, pp. 65-86.

Feliu, Victor. Evolución y dinámica de las listas.

http://www.rediris.es/list/propi/arti/nv98/
evolistas/evolucion-listas.html

Hajdukiewicz, L. y Turpie, G. “Information village, the future of publishing”. En: Journal of Information Science, 1998, pp. 447-450.

Jiménez Quintero, J. A. y Padilla Meléndez, A. “Análisis estratégico de las comunidades virtuales de usuarios: las listas de distribución ‘Aedem-l’, ‘Empresa-dir’, ‘Teletrabajo’ y ‘organización virtual’ y su integración en la comunidad virtual ‘Empresa’. Málaga: Universidad de Málaga, 1998.
http://www.rediris.es/list/propi/arti/

Kelly, W. J. “Sapient health network”. En: Medicine in Net, noviembre 1998, v. 4, n. 11, pp. 16-17.

Kim, A. J. “9 timeless principles for building community”. En: Web techniques, enero 1998, v. 3, n. 1, pp. 36-41.

Komito, L. “The Net as a foraging society: flexible communities”. En: Information Society, abril-junio 1998, v. 14, n. 2, pp. 97-106.

McNab, A. S. “Creating the virtual community: supporting internet users by e-mail”. En: New Review of Information Networking, 1995, n. 1, pp. 185-189.

Miralles Canals, Juan José. Modelo de pasarela lista-CVU. 1 de noviembre de 1998. admin-l ARROBA listserv.
rediris.es

Moliní, Fernando. Propuesta para mejorar la calidad acdémica y científica de las listas. http://www.rediris.es/list/propi/calidad.es

Neal, L. “Virtual classrooms and communities”. En: Proceedings of Grou

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1999/junio/comunidades_virtuales_la_superacion_de_las_listas_de_distribucion_como_foro_de_reunion_y_trabajo_de_profesionales.html