El profesional de la información


Enero 1999

La desaparicion de las fronteras entre conceptos

Stan M. Davis -autor de 2020 Vision- y Christopher Meyer -ambos profesionales de Ernst & Young Center for Business Innovation- reflejan en su obra Blur cómo vamos hacia una economía donde las fronteras entre algunos conceptos se borran. De aquí el título, que en inglés significa desdibujamiento o eliminación de líneas divisorias.

Según ellos las diferencias entre producto y servicio dejan de existir, porque todo producto contiene un servicio y viceversa. Mercedes Benz pretende que sus automóviles dispongan de una dirección IP de manera que a través de los nuevos sistemas de telefonía por satélite el fabricante pueda seguir el estado del mismo, avanzarse a las averías y, con la aplicación del software necesario, corregirlas.

De hecho algo similar hacen cada día empresas de ascensores como Otis que controlan sus aparatos de forma regular y, cuando descubren un problema, contactan con la sede para que sea enviado un equipo de reparación, antes incluso de producirse la avería. En ambos casos, un producto (el automóvil o el ascensor) se convierte en un servicio. Es por eso que algunos autores prefieren hablar de “ofertas” en lugar de productos o servicios.

¿El vendedor es
comprador?

Otro caso de eliminación de diferencias. La cadena de supermercados irlandesa SuperQuinn paga a aquellos clientes que le ayudan a detectar deficiencias en sus establecimientos, y si las quejas son tenidas en cuenta aumentan la fidelidad de los compradores.

Afirman que el intercambio entre cliente y vendedor es en realidad triple:

  • económico: se ofrece un producto o servicio por dinero;
  • informacional: el cliente da información sobre sus necesidades, gustos, hábitos, etc., y el vendedor le ofrece información personalizada; y
  • emocional: un comprador de una motocicleta Harley Davidson paga un contenido emocional, puesto que no es un vehículo cualquiera sino que se trata de una leyenda, y al mismo tiempo aumenta este valor al establecer clubs y toda una “erótica” a su alrededor.

Entre otras reflexiones S. M. Davis y C. Meyer dicen que los activos de una empresa (edificios, maquinaria...) pueden convertirse durante esta era digital en frenos para un desarrollo dinámico, es decir, paradójicamente en pasivos. Proponen ideas con “futuro” aunque dan un poco de miedo. ¿No podemos llegar a que los jóvenes con grandes ideas y perspectivas pero con poco dinero establezcan fondos de inversión personales?

Si necesitan dinero para pagarse los estudios ¿por qué no lanzar una oferta de acciones sobre su futuro de manera que cuando cumplan las expectativas puedan devolver esa confianza con creces? Por si acaso, recomiendan quedarse con al menos el 51% de las acciones sobre el futuro, no sea que después sea necesario trabajar en algo que no les guste llevándoles a una “esclavitud” digital...

http://www.blursight.com

Bill Davidson, Stan M. Davis. 2020 Vision. [s.l.]: Fireside, 1992.

Christopher Meyer, Stan M. Davis. Blur: the speed of change in the connected economy. [s.l.]: Perseus , 1998. 265 pp.

Alfons Cornella. Esade. Barcelona.

cornella@esade.es

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1999/enero/la_desaparicion_de_las_fronteras_entre_conceptos.html