El profesional de la información


Enero 1999

Fesabid'98: la cita esperada por todos los profesionales

FESABID'98Entre los días 29-31 del pasado mes de octubre se celebraron en el recién inaugurado palacio de congresos de Valencia las VI Jornadas Españolas de Documentación y la feria comercial Documat’98, bajo el lema “Los sistemas de información al servicio de la sociedad”. Fueron organizadas por la Federación Española de Sociedades de Archivística, Biblioteconomía y Documentación a través de la Asociación Valenciana de Especialistas de Información.

El éxito de las jornadas se debió a la gran variedad de actividades, estructuradas en ponencias, mesas redondas, comunicaciones, foros, actividades paralelas, demostraciones comerciales, ciudad de las letras y las tradicionales y siempre esperadas tertulias de pasillo.

Las actividades se desarrollaron sin incidentes, excepto el primer día, en el que hubo una serie de invitados que faltaron a su cita y obligaron a retocar el programa. La magnífica organización, apoyada por los voluntarios, en su mayoría estudiantes de Biblioteconomía y Documentación de Valencia y Barcelona, permitió un desarrollo modélico del evento. Desde estas líneas les felicitamos a todos por la espléndida labor realizada.

Participación

El número de congresistas de Fesabid’98 estuvo en torno a los 800, reflejo del peso y tradición de las Jornadas en España, y resultado de un programa elaborado, de calidad, capaz de satisfacer a los diferentes asistentes. El número de participantes podría haber sido mayor, pero la cuota de inscripción, en cuya segunda fase de pago ascendía a 21.000 PTA para socios y 25.000 PTA para no socios, pudo provocar un retraimiento en algunos interesados. Si ésta ha podido ser la causa de que no haya habido una mayor participación, se debería tener en cuenta para las próximas Jornadas. De todas maneras no olvidemos que las ferias no subvencionadas como, por ejemplo, el Online Information Meeting, de Londres, cuestan 165.000 PTA.

Ponentes extranjeros

Algunos congresistas comentaron la escasa aportación científica de algunos ponente extranjeros. Ante este tipo de intervenciones nos damos cuenta de la calidad de muchas contribuciones españolas, a menudo puestas en entredicho frente a las aportaciones realizadas desde fuera de nuestras fronteras. Conviene recordar que existen actualmente en España iniciativas punteras a escala mundial y dignas de elogiar. Esto no quiere decir, por supuesto, que todos los ponentes extranjeros que acudieron a la cita no estuvieran a la altura que de ellos se esperaba. Nos gustaría “salvar”, por ejemplo, a Nick Moore.

Los expositores

En la feria comercial de productos y servicios dirigidos al sector, Documat’98, se pudo observar cierta falta de aforo. Ante ello nos podríamos plantear si la causa es un suficiente conocimiento, por parte de los profesionales, de todos los productos que oferta el mercado; a la repetición de los mismos expositores en todos los congresos con productos ya conocidos; o al desinterés ante las novedades técnicas del sector.

Se deberían realizar breves entrevistas o cuestionarios en futuras Jornadas para conocer la opinión de los asistentes respecto a la utilidad de los stands, y así éstos podrían adecuar su oferta a las necesidades o demandas de los participantes.

El eterno debate sobre la docencia

En las conclusiones de Fesabid’98 se incluyen unas líneas sobre la enseñanza de la biblioteconomía y la documentación. En la correspondiente mesa redonda se planteó la necesidad de un estudio de mercado antes de llevar a cabo nuevas actuaciones en este ámbito.

Pedro López, vicedecano de la titulación de Biblioteconomía y Documentación de la Universidade da Coruña, y Blanca Martínez, profesora asociada al área de Biblioteconomía y Documentación del Departamento de Ciencias Políticas y Sociales de la Universitat Pompeu Fabra, expusieron la necesidad de una Licenciatura en Archivístiva, al no verse estos profesionales reflejados en las actuales titulaciones de Biblioteconomía y Documentación de las distintas universidades españolas.

«El número de asistentes estuvo en torno a los 800»

Dicha declaración provocó cierto revuelo entre los asistentes. En el turno de preguntas algunos rebatieron esta propuesta con diferentes argumentos:

  • los actuales planes de estudio son lo suficientemente flexibles como para realizar cuantas modificaciones fuesen necesarias;
  • el paso atrás que representaría volver al reiterado tema de las diferencias y semejanzas entre los distintos tipos de profesionales, en vez de trabajar conjuntamente para ofrecer una mejor gestión;
  • si una nueva Licenciatura en Archivística plantearía la necesidad en el futuro de una especialización por cada tipología de bibliotecas y de archivos.

Otros aspectos que fueron subrayados en las conclusiones de las Jornadas son:

  • Necesidad de reivindicar la sociedad del conocimiento frente a la sociedad de la información
  • Mayor dedicación por parte de los profesionales al estudio y análisis del comportamiento de los usuarios frente a los recursos electrónicos
  • Desarrollar verdaderos servicios de información que detecten sus demandas y necesidades.

Hubo muchas más cosas interesantes en las VI Jornadas. Para conocerlas a fondo recomendamos la lectura del ejemplar monográfico sobre el tema publicado por la revista Métodos de Información.

Reportaje redactado para IWE por Pablo Lara Navarra.

Algunas cifras sobre las Jornadas

DADO QUE FESABID’98 es la reunión profesional más importante del sector de la información y documentación en España, puede ser interesante presentar algunas cifras a modo de radiografía del acontecimiento.

Como los números son elocuentes en sí mismos, se evita aquí su análisis y las reflexiones consecuentes, dejándolas para que el lector las “cocine“ a su gusto.

Asistentes

La organización de las Jornadas hizo entrega, dos días antes del comienzo del evento, de un listado de participantes en el que figuran 735 inscritos. En este listado es posible encontrar la procedencia geográfica de los congresistas y su lugar de trabajo . Para cada ítem se indica la cifra absoluta de inscritos correspondiente al mismo y su porcentaje con relación al total de inscritos.

Ponencias y
comunicaciones

Las actas de las Jornadas (2 volúmenes), entregadas en el momento del inicio, son el reflejo de gran parte de lo allí acontecido y de los intereses profesionales de los congregados. De los múltiples aspectos que pueden abordarse, hemos extraído algunas cifras relativas a los autores (sexo, procedencia laboral, trabajo en equipo) y a los temas abordados en las ponencias y comunicaciones.

Son 3 las ponencias oficiales (encargadas por la organización) y 81 las comunicaciones de libre presentación por los asistentes. En total 84 aportaciones. Es muy revelador de la vitalidad de nuestro sector el hecho de que por parte de los profesionales fueron presentadas 224 propuestas de comunicación, de las que el comité científico tuvo que seleccionar las referidas 81.

El número de autores asciende a 157. Son 4 autores los que presentan 3 ponencias, y 3 autores los que presentan 2; el resto son autores de un solo trabajo.

En los cuadros para cada ítem se indica la cifra absoluta de comunicaciones o autores correspondiente al mismo y su porcentaje con relación al total.

Procedencia profesional de los autores

Entre los datos más elocuentes, por cuanto reflejan la composición de nuestro sector, se encuentran los relativos al ámbito laboral en el que desempeñan su trabajo los autores de las aportaciones al congreso. Hemos agrupado estos datos en dos categorías:

  1. los autores dedicados a la docencia, el estudio y la investigación; y
  2. los profesionales que realizan su trabajo en servicios y centros documentales.

Comunicaciones:
temas abordados

Las Jornadas se convocaron bajo el lema “Los sistemas de información al servicio de la sociedad. Las comunicaciones debían versar sobre uno de estos cuatro bloques temáticos:

  1. La información como factor de desarrollo.
  2. Gestión y tratamiento de la información.
  3. Formación de profesionales;
  4. Usuarios y/o clientes en los servicios de información.

En las actas no se agrupan las comunicaciones bajo estos cuatro epígrafes.

Puede entenderse que la problemática que ocupa y preocupa a nuestro sector queda reflejada en las actas, y en los siguientes datos que de ellas hemos extraído.

El programa científico de las Jornadas se vio completado con el desarrollo de 20 actividades paralelas promovidas por los propios asistentes. En la feria Documat estuvieron presentes 43 empresas, que ocuparon 56 stands instalados en el recién inaugurado Palacio de Congresos de Valencia.

Reportaje enviado a IWE por Jesús Gómez Fernández-Cabrera. Servicio de documentación, Consejería de gobernación y justicia. Junta de Andalucía.

amjg@arrakis.es

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1999/enero/fesabid98_la_cita_esperada_por_todos_los_profesionales.html