El profesional de la información


Septiembre 1998

La economia digital norteamericana

El reciente informe The Emerging Digital Economy del Dept. of Commerce de Estados Unidos sobre la economía digital norteamericana contiene mucho más que anécdotas publicadas sobre el "fenómeno" internet.

Es muy atractivo decir que el tráfico en la Red (número de bits circulantes) se duplica cada 100 días, que Cisco ha pasado en un año de vender por valor de 100 M US$ a 3.200, que Dell obtuvo durante algunos días de las pasadas navidades más de 6 M US$, etc.

El estudio presenta una de las explicaciones más detalladas de por qué la economía de ese país depende cada vez más de las nuevas tecnologías, y porqué justamente eso le permite crecer sin inflación.

Sintetiza los 4 segmentos dónde se encuentra el negocio de internet:

  1. En la construcción de la Red

    Ha sido y continuará siendo negocio aquello que esté relacionado con su crecimiento. Desde fabricantes de hardware, desarrolladores de software, operadores de telecomunicaciones, hasta otro tipo de empresas que van a entrar en el juego, como las eléctricas, si la promesa de la transmisión de señal a través de la red eléctrica se cumple.
  2. El comercio electrónico "negocio-a-negocio"

    Comprende aquellas actividades donde un proveedor -de material de oficina, un fabricante de ordenadores, una empresa de paquetería, etc.- vende un producto físico o un servicio a través de la Red a un cliente industrial o profesional. De hecho, éste es el segmento de mayor crecimiento posiblemente porque el problema de la seguridad es más resoluble que en las transacciones entre empresa y consumidor final (que es quien más muestra preocupación por la seguridad al transferir sus datos personales). En este sector empresas como Dell marcan la pauta.
  3. Suministro de bienes y servicios por vía digital

    Aquí se incluyen los productos o servicios que se pueden proporcionar directamente a través de la Red. Hoy por hoy, los mejores ejemplos son los de software y otros soportes informacionales como periódicos y revistas. Pero pronto veremos entradas de espectáculos, billetes de avión que imprimiremos directamente en nuestras impresoras, servicios educativos, etc.
  4. Venta de productos tangibles por vía minorista

    O sea, utilización de la Red como canal para informarse primero, comprar después (libros, flores, discos...) y recopilar suficiente información para tomar una decisión en la compra de productos más caros (casas, automóviles o neveras). El ejemplo obvio de empresa con éxito en este segmento es Amazon.

El estudio contiene apéndices donde analiza con detalle los mejores casos de éxito en internet. Aunque lo más destacable es esa clara división del negocio posible en cuatro grandes áreas.

Sin embargo, se queda corto a la hora de considerar el efecto de la Red en lo que va más allá de la generación de estos beneficios. Empezamos a ver cómo las nuevas aplicaciones (shopbots) permiten encontrar un producto al precio más bajo. Esto representa un cambio más en la dirección de dar más y más poder al consumidor, y aumentar (tensar) la competencia por precios. De hecho, estamos entrando en una nueva dimensión donde los productos no tienen un precio fijo. Es como si la obtención de datos gracias a la Red nos llevara hacia un mercado con información casi perfecta.

El informe The Emerging Digital Economy (en formato html y pdf):

http://www.ecommerce.gov/emerging.htm

Alfons Cornella. Esade. Barcelona.

cornella@esade.es

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1998/septiembre/la_economia_digital_norteamericana.html