El profesional de la información


Marzo 1998

El DVD, ¿muerto antes de nacer? ¿Viva el Divx?

¿Qué pasará con el DVD (Digital Versatile Disc)? Está llamado a ser el formato de almacenaje de información que sustituya tanto al cd-rom como al videocasete. En algunas estadísticas recientes, se prevé que el 40% de hogares norteamericanos dispondrán de lector de DVD en los próximos 10 años (hasta unos 40 millones).

Según la consultora Paul Kagan Associates, especializada en el negocio del show business, las ventas anuales de estos discos en Estados Unidos alcanzan los 13.000 M US$ (Financial Times, 20/06/97, p. 4). Si las cifras son ciertas, este sería el producto electrónico más prometedor de los 90. Pero, ¿qué está ocurriendo en realidad?

En sus inicios el problema fue el escaso número de títulos en este formato existentes en el mercado (en los EUA sólo había unos 100). A pesar de ello en los tres primeros meses se vendieron unos 100.000 lectores. La principal razón de la limitada edición hay que buscarla, muy probablemente, en el miedo de los editores multimedia a la piratería. El hecho de que su contenido digital pueda ser transferido de un lugar a otro del planeta en cuestión de minutos resulta preocupante. En especial para las productoras cinematográficas, ya que los DVD de vídeo tendrían una calidad digital, y la piratería podría hacer estragos aun a pesar de las tecnologías de encriptación que utilizan.

Aparece el Divx más seguro

Hace pocos meses Walt Disney anunció que se uniría a otras productoras como Warner Bros, Universal Studios, MGM y NewLine para editar sus películas en formato DVD. Pero una semana más tarde decidió que lo haría en digital, pero en otro formato distinto: el Divx (Digital Video Express) -Financial Times, 10/09/97, p. 6-. Este último estándar permite protecciones criptográficas más seguras; pero lo más importante es que posibilita salir con precios mucho más bajos, componente fundamental en un mercado de "compra impulsiva". Si el primero cuesta unos 25 dólares, el segundo sale sólo por 5. No es de extrañar, por tanto, que Universal, Paramount y DreamWorks se hayan unido a los que apuestan por este nuevo formato.

La clave del bajo precio es que el cliente no compra un producto sino el inicio de un servicio. Es decir, puede adquirirse un Divx por la ínfima cantidad de 5 US$ (unas 1.550 PTA). Se lo lleva a casa y puede usarlo durante un período de tiempo definido, por ejemplo dos días, contados desde el momento en que se introduce por primera vez en el lector, sea el día de la compra o unos meses más tarde. Transcurrido este plazo, el disco se inactiva (se "duerme" en el argot del producto) hasta que, y aquí está la genial idea, se reactiva mediante una llamada telefónica al ordenador del editor, que le autoriza a verlo más veces, a 3 dólares cada una, o bien lo activa indefinidamente por sólo 20.

Para que el Divx funcione precisa un lector especial conectado a la línea telefónica. Además, una de sus características favorables es que puede leer los discos DVD.

Confuso mercado del vídeo

La idea del Divx (conocido por rental disc) muestra por dónde pueden ir las cosas en los próximos tiempos. Veremos muchos más tipos de productos que son resultado de la intersección de algo offline con algo online. Actualmente ya hay los cd-roms híbridos, o web-cds.

Aunque el DVD sigue teniendo sentido en su versión Dvd‑rom, con mayor calidad y capacidad que el cd-rom, su versión Dvd‑video que sustituye al videocasete es muy probable que se vea afectada por este nuevo formato.

Los Divx son muy atractivos para editar películas de alta calidad, pero para ser visionadas una sola vez. Aunque, ¿cuántos videos hemos comprado para no ser vistos ni una sola vez? El problema más grave para su comercialización es que resultan un producto difícil de explicar; pueden generar confusión en el usuario. Los primeros lectores han salido al mercado en enero de 1998. Los más preocupados por el tema no son los productores cinematográficos sino las tiendas de alquiler de vídeos.

La reacción airada de los poseedores de los más de 150.000 aparatos lectores de DVD que no leen Divx, quizá den lugar a centenares de denuncias por "producto obsoleto". La situación es desconcertante. Aquellos que habían comprado un producto nuevo se encuentran con que se les ha quedado anticuado antes de que transcurriera un año. Y no hemos hablado de otros productos como el Dvd‑ram, también incompatible con el DVD actual...

Paul Kagan Associates:

http://www.pkbaseline.com

Información más detallada sobre el Divx en:

http://www.divx.com

Reacciones en contra del Divx:

http://www.news.com/News/Item/0,4,14125,00.html

http://www.news.com/News/Item/0,4,14193,00.html

Alfons Cornella. Esade.

cornella@esade.es

http://www.esade.es

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1998/marzo/el_dvd_muerto_antes_de_nacer_viva_el_divx.html