El profesional de la información


Junio 1998

Euro-Med 98

Euro-Med Net 98En marzo de este año ha tenido lugar en Nicosia (Chipre) la conferencia Euro-Med Net'98 bajo el lema: El papel de internet y la World Wide Web en el desarrollo de la sociedad de la información de la Europa mediterránea. Organizada por la Comisión Europea, el gobierno de Chipre y la Universidad de Chipre, ha reunido a más de trescientos cincuenta delegados de todos los países del Mediterráneo y la Unión Europea.

Los trabajos presentados han girado en torno a los siguientes temas:

  1. Potencial humano
  2. Infraestructuras
  3. Aplicación de internet en el desarrollo de los países mediterráneos, y
  4. Proyectos futuros.

Propuestas

La conferencia hizo un repaso al panorama actual de los países de la cuenca mediterránea en esta materia. La primera conclusión fue que existe una falta de visión sobre la importancia de la sociedad de la información que se deja notar en una política inadecuada de infraestructuras. Por consiguiente, hay que implicar a los respectivos gobiernos y todos los grupos punteros de telecomunicaciones en cada país mediterráneo para adoptar y a promover avances tecnológicos, con el apoyo de las comunidades científicas y académicas, sin olvidar asentar las bases de un tejido empresarial. El avance ha de producirse a pasos agigantados pues el retraso es evidente comparado con los países punteros.

Por lo pronto, los contactos han de continuar. Por ello se han propuesto diversas conferencias sobre la materia para desarrollarlas progresivamente en los próximos años y sobre líneas en las que ya se trabaja. Primero, se acordó que el Euro-Mediterranean Information Society Steering Committee, dirigido por el profesor Fernando Aldana (Ministerio de Educación y Cultura, Dirección General de Investigación y Desarrollo, España), establezca las directrices que adoptarán todos los países del área.

Segundo, se ha de implicar a todas las confederaciones empresariales de los países mediterráneos porque un adecuado ambiente empresarial establecerá la cooperación necesaria entre el sector público y el privado. Ahora bien, en los países de la cuenca mediterránea predominan las zonas rurales, que han de ser involucradas en la sociedad de la información si se quiere alcanzar una auténtica eficacia.

Todo lo anterior implica una fuerte inversión en políticas de investigación y desarrollo (I+D) perfectamente coordinadas a través de las diferentes oficinas de valoración de proyectos.

No obstante, para llevar a cabo todo esto los países implicados y la propia Unión Europea (UE) han de asignar partidas presupuestarias concretas para las siguientes áreas de actuación: educación, patrimonio histórico, turismo, salud pública y tecnología tanto para industria como para comercio electrónico. La Comisión Europea (CE) supervisaría el cumplimiento de los programas de cooperación bilateral y facilitaría las conexiones a través de sus nodos europeos.

La conferencia ha solicitado la colaboración de la comunidad académica e investigadora de los respectivos países porque su carácter abierto la convierte en receptora y difusora de todos estos proyectos. Chipre e Israel ya han presentado sus propios proyectos pero los restantes sólo han mostrado su interés.

Con estas propuestas se pretende insertarse en la realidad mediterránea y buena prueba de ello es la recomendación de la CE para que las autoridades palestinas puedan tener acceso a uno de los dominios internet.

Proyectos

Están dirigidos por una o varias personas de cada país de la zona que, voluntariamente, se han ofrecido.

1. Cultura y turismo.

Suele ser la conductora del desarrollo en muchos países, y en esta zona su importancia es capital por su especial riqueza. Se han creado cinco proyectos, cuatro de ellos interconectados para crear nuevas oportunidades de turismo en la región euromediterránea. La fuente de trabajo estaría en la preservación del patrimonio cultural. El quinto se orientaría a la conservación de la cultura escrita. Desglosados quedarían del siguiente modo:

1.1 Complejo cultural virtual euromediterráneo.

Pretende capitalizar y estructurar la gran cantidad de contenido cultural y turístico ya existente en la Red. El fin sería no sólo actuar como reclamo turístico sino también como base de datos informativa para posteriores investigaciones. Se necesita el apoyo de las diferentes oficinas de turismo e instituciones académicas actuales para asegurar la fiabilidad de los datos y su mantenimiento.

1.2 Red de oficinas de turismo.

Se quiere vincularlas todas compartiendo recursos y vehiculando sus ofertas turísticas. La clave estará en el contenido, y posibilitaría nuevas ofertas turísticas que abarcasen diferentes países pero con un tema común, por ejemplo: el Imperio Romano, las Cruzadas o la cultura islámica mediterránea.

1.3 Experiencias turísticas y culturales.

Está estrechamente vinculado al anterior. Su objetivo sería la búsqueda de un turismo de calidad en forma de cursos universitarios.

1.4 Punto de partida.

Aquí confluirían los tres proyectos anteriores. Los destinatarios serían los ya iniciados en internet. Se les facilitaría acceso a la Red en determinados puntos turísticos como aeropuertos, estaciones de trenes y autobuses, etc.

1.5 Biblioteca virtual de los manuscritos euromediterráneos.

Busca digitalizar una serie de documentos que están en peligro de desaparecer. Va dirigido a universidades, bibliotecas, archivos y museos. Ya está en marcha y lo componen: Biblioteca Nacional de Egipto, Centro Regional para la Tecnología de la Información e Ingeniería del Software (Ritsec) (Egipto), Centro Interregional de conservación del libro (Cicl) (Francia), Next Vision (Líbano), Archivos Nacionales (Líbano) y la Biblioteca Rugana (Túnez).

2. Comercio electrónico.

Tema clave en el desarrollo para evitar atrasos entre los países de la zona y el resto de Europa. Primero, el proyecto pretende crear una infraestructura que facilite la coordinación, la cooperación y el intercambio tecnológico entre las organizaciones académicas e investigadoras en este tema. Segundo, establecer una red científica e industrial que capte el interés de profesionales y estudiantes. Tercero, asegurar que el impacto socio-organizacional y los aspectos legales se asienten en el área a todos los niveles. Por último, pretende armonizar este comercio bajo un punto de vista único europeo.

3. Educación.

Teniendo en cuenta las características de la zona y la escasez de escolarización existente en alguno de los países, se nota una especial preocupación y actuación en este tema. Se han propuesto tres proyectos:

3.1 Desarrollo de una base de datos interactiva para apoyar los estudios en ciencias.

El atraso en el aprendizaje escolar de estos temas no se debe a una falta de capacitación intelectual sino a una carencia de aprendizaje correcto. Por eso mismo, se potenciará el acceso a la bibliografía científica y su aplicación a las investigaciones.

3.2 Implantación de internet en las escuelas.

3.3 Desarrollo de redes de aprendizaje.

Entre otros objetivos incluiría el aprendizaje a distancia.

4. Salud.

Los proyectos se encaminarán a la implantación de la telemedicina.

4.1 Medicina preventiva.

4.2 Infraestructura de telecomunicaciones.

Algunos de los países ya cuentan con cierta infraestructura que les permitirá adoptar las debidas medidas en este sentido. Ahora bien, es necesaria la implicación de cada uno de los servicios de salud nacional afectados, para la adopción de programas comunes.

4.3 Acceso a la medicina basada en la evidencia.

Una de las últimas tendencias adoptadas en la salud con la llegada de la sociedad de la información (ver IWE, vol. 7, n. 5).

4.4 Eficacia en los sistemas de información en salud.

4.5 Redes de centros médicos virtuales.

4.6 Formación médica continuada.

5. Área de teletrabajo, telecomercio y telecooperación.

También la nueva sociedad de la información afecta a la concepción del propio trabajo. Con la aplicación de la telemática surge un nuevo concepto que funciona en los países desarrollados y requiere el no dejar atrás a los que se encuentran en vías de desarrollo.

Además, el teletrabajo abre una nueva forma de lucha contra el desempleo. En este sentido, la colaboración tal vez pudiera realizarse entre los países de la UE y los mediterráneos, según las iniciativas recogidas en el Libro verde de la Comisión Europea y la European Telework Agenda.

Euro-Med Net 98 Conference

http://www.euromednet.ucy.ac.cy

Ma Rosario Ferrer. (Univ. de València, Escola Universitària d'Estudis Empresarials, Biblioteca).

Rosario.Ferrer@uv.es

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1998/junio/euromed_98.html