El profesional de la información


Abril 1998

Musica digital: cambio en los modelos de negocio

Condiciones para su desarrollo

Dos son los problemas que deben resolverse para que la venta directa de música digitalizada sea una realidad:

1. La red debe funcionar: estamos hablando de anchos de banda considerables (de hecho, la experiencia alemana que se comenta al principio se basa en que los usuarios de T‑Online disponen por lo general de rdsi, al menos).

2. Hay que diseñar una estrategia para enfrentarse con éxito a los piratas, que en este campo se constituyen en digital jukeboxes: gente que digitaliza discos y los pone accesibles en la Red, ya sea gratis o mediante pago. Estamos de nuevo con el problema de la gestión de derechos en el mundo digital. La Recording Industry Association of America ya ha iniciado acciones legales contra tres de estos piratas y de momento ha conseguido que cierren (Financial Times 17/06/97, p. 6).

La International Federation of the Phonographic Industry está trabajando para definir "tatuajes digitales" que permitan marcar y proteger las grabaciones.

El Financial Times del 23/06/97, p. 11, trata cómo internet cambiará notablemente la distribución de los productos musicales (CDs).

Este tema ya fue tratado en otro artículo del mismo periódico (05/06/97, p. 2). En él se describía el proyecto de Deutsche Telekom para vender a través de su servicio T‑Online música en formato digital. Este servicio permitirá oír 20 segundos de las piezas musicales, y si se decide comprarlas podrán bajarse directamente al disco duro del ordenador. Esta iniciativa debía empezar este año e intervienen en ella grandes empresas del sector como PolyGram, Sony, Warner, EMI

jup.com

y Bertelsmann.

Ya es sabido que en los Estados Unidos no puede lanzarse un nuevo disco si no se dispone de una página web en la que los aficionados puedan descargar y escuchar algunos trozos. La realidad es que si en los años 80 era imprescindible disponer de un videoclip sobre cada nuevo disco que pudiera ser visionado en las cadenas televisivas dedicadas temáticamente a la música (MTV, VH1, etc.), a finales de los 90 ocurre algo parecido con el web: o se dispone de un disco allí o no se vende (un buen ejemplo es el web de Cerberus Australasia).

Según la consultora Jupiter Communications, la industria musical cambiará radicalmente como consecuencia de internet. En otras palabras, habrá que modificar los modelos de negocio existentes en la actualidad. Jupiter prevé que para el 2002 las ventas directas vía digital (bajarse música desde el web) llegarán a los 1.600 M US$, o el 7,5% del total de ventas del sector. Y ello será posible, entre otras cosas, porque en este área la "marca" es el autor, y no el editor: uno compra un disco de XX porque gustan sus canciones, no porque lo edite YY. Por consiguiente, tanto da comprarlo a través de un editor o directamente del web, sea quien sea el intermediario.

Finalmente, y para hacer las cosas más difíciles, resulta cada día más fácil y barato grabar grandes cantidades de información en disco óptico. Como se recordará, hace un año se anunció la tecnología Side chains CDs, que permite almacenar unos 100 gigabytes de información en un CD (Financial Times, 11/03/97, p. 10). Más de 150 veces la capacidad de un CD normal.

La URL de Cerberus Australasia es:

http://www.cdj.com.au

La URL de Jupiter Communications es:

http://www.jup.com

Las previsiones de Jupiter Communications se pueden consultar en:

http://207.240.48.91/jupiter/release/jun97/music.shtml

Alfons Cornella.

cornella@esade.es

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1998/abril/musica_digital_cambio_en_los_modelos_de_negocio.html