El profesional de la información


Noviembre 1997

Internet se cobra una victima online

Por Tomàs Baiget

Elhost norteamericano NewsNet cerró el 31 de agosto debido a las importantes pérdidas que iba sufriendo en aumento debidas a la competencia de internet, "donde la gente puede encontrar la misma información gratis o mucho más barata", dijo su director Andrew Elston.

Especializado en newsletters, notas de prensa y boletines de noticias, NewsNet era una fuente de información general muy valiosa e insustituible en los tiempos pre‑internet.

La verdad es que otros hosts online (también "clásicos"), como Dialog, le arrebataron gran parte de su mercado a medida que fueron ampliando su cobertura desde las "duras" bases de datos bibliográficas científico‑técnicas (STM) a las más "light", a texto completo, de prensa e información de interés para directivos y público en general.

Pero la puntilla final ha sido internet -cosa que evidentemente también afecta a todos los "Dialogs"-.

La noticia es muy sintomática, un hito que demuestra claramente el desplazamiento del online tradicional a internet, al menos en este campo de la información light.

¿Internetizarse o morir?

NewsNet ha sido la primera baja. El reducto STM, por su especialización, costará más. Es un sector que no parece que se esté beneficiando mucho del boom internet. Da la sensación de que no se ha producido un gran aumento de su uso a pesar de las interfaces web que han puesto todos los hosts online.

Es como si ese tipo de mercado ya hubiera llegado a su madurez, como si todos los técnicos y científicos ya estuvieran al máximo nivel posible de mentalización y de uso. Los productores de bases de datos y los hosts online pensaban obtener más reacción a sus webs y más parte de pastel.

Hay que tener en cuenta que, con la sorpresiva reciente excepción de Medline gratis en la National Library of Medicine, EUA, (que bien puede ser interpretado, igualmente, como una tirada de toalla por parte de la NLM) las demás bases de datos siguen con precios relativamente altos -en comparación con internet, claro-, y que no se convence al personal STM de que las use en dos días (bueno, como ya he dicho en otras ocasiones, es difícil si la gente va por libre y no pasa por la iglesia-centro de documentación para recibir las necesarias prédicas y exhortaciones de los padres documentalistas).

Nos llegan noticias, p. ej., de que al impecablemente bien hecho web Ei Village de la empresa Engineering Information Inc. le cuesta bastante vender. Pues si a ellos les cuesta ¿qué habrá que hacer para vender información STM al usuario final?

Por otro lado hay que decir que hay muchos tipos de hosts, y que muchos posiblemente sabrán adaptarse bien al nuevo entorno internet. La flamante The Dialog Corporation (Dialog + Data-Star + Maid), por seguir citando el mismo ejemplo, presenta una apabullante oferta de formas de acceso (ascii, windows, web, intranet, Lotus-Notes, cd-rom, etc.) para satisfacer todas las preferencias de usuarios grandes y chicos, expertos y novatos, clásicos y modernos. Va a por todas y su adaptabilidad a lo que venga se ve bastante asegurada.

En el futuro (¡horror! ¿quién se atreve?) algunos usuarios finales iluminados o conversos -vaya, los de siempre- buscarán información STM por su cuenta, pero a pesar de que en términos absolutos haya mucho crecimiento, en términos relativos seguirá siendo un sector muy minoritario, (controlado por y feudo) de los documentalistas, por muchas interfaces amigables y hasta amorosas que se inventen, ya que la información tratada es la que es: difícil de digerir te pongas como te pongas.

Reconozco que esto es una opinión personal bastante arriesgada.

NewsNet tenía una interface windows propietaria, pero en los últimos meses sus clientes se habían ido pasando a su versión web. De aquí a saltar luego a las fuentes gratis de internet -para este tipo de información, insistimos- sólo hay un clic.

Fuente: Information World Review, n. 128, septiembre 1997, p. 1.

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1997/noviembre/internet_se_cobra_una_victima_online.html