El profesional de la información


Mayo 1997

Aprendizaje del derecho a través de la Red

Las posibilidades que Internet ofrece al campo de la docencia son grandísimas y tal vez no estén todavía suficientemente divulgadas. Conscientes de ello algunas universidades norteamericanas tratan de aplicarla a la mejora de la calidad de su enseñanza. Fruto de ese deseo es la iniciativa que ha llevado a cabo la Stanford Law School.

Esta facultad de derecho ha creado el Stanford Law School’s Securities Class Action Clearinghouse, cuya finalidad es contribuir a la práctica, el estudio y la enseñanza del derecho. En su página web

http://securities.stanford.edu

explica las ventajas que este servicio puede proporcionar. Páginas a texto completo conteniendo información detallada y puntual sobre empresas con problemas judiciales y el proceso completo seguido hasta su resolución.

Pero este web no está pensado sólo para los alumnos sino también para cualquier persona interesada que desee una información más detallada. En ese caso debe comunicar a los responsables del servicio su dirección electrónica.

Colaboraciones

Este proyecto no sería válido si no contara con la cooperación de expertos dispuestos a facilitar la información pertinente. Los jueces de la Corte del Distrito de los Estados Unidos para el Norte de California prestan su máxima colaboración y, para ello, han propuesto, como primera condición para el buen funcionamiento del servicio, medidas de seguridad para los archivos que imposibiliten su manipulación y fraude. Por este motivo, creen imprescindible la total cooperación de la United States Securities and Exchange Commission.

Patrocinadores

En el apartado económico, el servicio ha conseguido ponerse en marcha gracias a las inversiones realizadas por particulares, empresas e instituciones que han creído en la utilidad del proyecto. Así, el primer capital lo aportó George Robert, luego se unió el National Center for Automated Information Research, Netscape Communications, que aportó el programa, y, por último, Sun Microsystems y Apple Computer, que donaron los equipos informáticos.

Caso práctico

Hemos comprobado el funcionamiento del sistema. En cada uno de los casos consultados se detallan las partes afectadas, el número de registro civil del caso, el juzgado donde ha sido la vista, la fecha de archivo, el nombre del juez, un resumen del caso, el nombre de los abogados intervinientes, las alegaciones, y, finalmente, si es posible, acceder al caso completo por ordenador.

Todo ello es más que suficiente para justificar el interés suscitado por este servicio que, no obstante, también advierte su carácter docente. Por eso, para una información más fehaciente, el propio servicio recomienda dirigirse directamente a una de las partes afectadas en el litigio o a los juzgados donde todavía esté pendiente de una vista.

Difusión en la prensa

A pesar de esa advertencia, la noticia ha sido difundida en la prensa nacional norteamericana con carácter de lucha contra el fraude empresarial, por la posibilidad de tener listados de empresas involucradas en esas causas.

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1997/mayo/aprendizaje_del_derecho_a_travs_de_la_red.html