El profesional de la información


Junio 1997

Definir la política de información: una necesidad de las naciones

La política de información consiste en cómo un gobierno, a cualquier nivel, puede influir en los ciudadanos y las organizaciones para facilitar la llegada de la sociedad de la información.

La influencia se puede realizar mediante dos tipos de acciones:

  1. Estimular la creación y utilización de contenidos y continentes (máquinas) en formato electrónico (materiales multimedia) en la sociedad.

    Por ejemplo, dar recursos al sistema educativo para que los escolares sean "cultos informática e informacionalmente", que sepan utilizar las nuevas fuentes de información, digerir la información, y separar la buena de la mala. O bien, estimular la producción para el sistema productivo en formato electrónico (por ejemplo, estimular la creación de contenidos en Internet para las empresas, y no sólo para el entretenimiento).
  2. Convertir la propia administración en una avanzadilla de la sociedad de la información, a través de una mejor gestión de los recursos de información.

Por ejemplo, promover la relación de la administración con sus administrados -intercambio electrónico de datos- a través de "ventanillas electrónicas" (correo electrónico para cada funcionario, las declaraciones de impuestos de las empresas a través de EDI, los registros públicos accesibles en el web, etc.).

Son ya unos cuantos los países europeos que están llevando a cabo algún tipo de planificación de cara a no perder el tren de las autopistas de la información. Entre ellos, los países escandinavos.

¿Disponemos en España de alguna planificación similar de cara a la sociedad de la información, o es que quizás no la necesitamos...?

Una lista de las principales iniciativas escandinavas y otras europeas se puede encontrar en el web de la Asociación Finlandesa de Municipios:

http://www.kuntaliitto.fi:80/locregis/strategy.htm

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1997/junio/definir_la_poltica_de_informacin_una_necesidad_de_las_naciones.html