El profesional de la información


Julio 1997

Las administraciones publicas europeas en internet

Por Mª Jesús Fernández Ruiz, José Mª Angós Ullate e Isaac Bolea Aguarón

Resumen de la comunicación "European public administration information systems on the internet", presentada por los autores en el pasado 20º Online Information Meeting (Londres, 3-5 de diciembre de 1996). Proceedings: p. 247-251.

Uno de los principales retos que tiene la Administración Pública consiste en adaptarse a las nuevas necesidades que, derivadas de la aplicación de las nuevas tecnologías, inciden de una manera directa tanto en la gestión como en la transmisión de la información que se genera y que es preciso hacer llegar a los ciudadanos. El Informe Bangemann llama la atención sobre la importancia clave que en el desarrollo de la sociedad de la información tienen las administraciones públicas, las cuales deben dedicar serios esfuerzos y recursos a la innovación y desarrollo de la información como valor añadido con efectos democratizadores en la sociedad.

Los autores analizaron la situación actual de los sistemas de información de las administraciones públicas europeas a través de un estudio bibliométrico en el cual se midieron los siguientes parámetros:

Productores; materia de la que trata; servicios: si son de valor añadido (reelaborados) o no; marco jurídico; publicaciones electrónicas; utilización de las herramientas clásicas de documentación para estructurar su información; implementación de herramientas SIG (sistemas de información geográfica); gestores de bases de datos; fecha de creación; periodicidad con que actualizan la información; implementación de ayudas para localizar información; confidencialidad / privacidad de la información; control de costes / calidad.

Con la información recogida se creó una bases de datos accesible en internet por medio de un formulario de búsqueda: http://ebro.unizar.es/azar/admon

Mª Jesús Fernández (Ayuntamiento de Zaragoza) y José Mª Angós (Univ. de Zaragoza)

Resultados

En el estudio se evalúa la presencia de las administraciones públicas europeas (gobiernos centrales y ministerios) en los medios de difusión electrónicos, viendo cuántos de ellos están en internet.

Los datos comparan la Unión Europea (UE) con toda Europa:

Gobiernos centrales:

Total En internet %
Europa 40 23 57,5
UE 15 10 66,6

Ministerios:

Total En internet %
Europa 483 147 30,0
UE 182 107 58,8

Con el programa CyberPilot Pro, de Netcarta:

http://www.netcarta.com

se ha estudiado el volumen de los sistemas de información para algunos de los gobiernos europeos:

Páginas Links Imágenes
Alemania 98 511 41
España 14 28 9
Finlandia 121 572 121
Francia 159 320 6
Gran Bretaña 540 955 127
Irlanda 153 1460 17
Luxemburgo 202 1700 444
Noruega 34 156 14
Portugal 135 615 51
Suecia 157 402 37

Problemática de los webs

Los problemas con los que se enfrentan las administraciones públicas son:

  • seguridad,
  • confidencialidad,
  • privacidad de la información, y
  • escasez de infraestructuras, tanto de hardware como de software, que dificultan la exportación de la información a la Red.

El desarrollo de aplicaciones se ha basado tradicionalmente en potentes entornos de bases de datos que permiten el manejo de grandes cantidades de información, pero que hoy resulta complicado convertir al web.

Reescribir la información para generar páginas html es una tarea demasiado tediosa como para pensar en ella, y además se perderían las funciones que ofrecen sus motores de búsqueda.

La tendencia por parte de los proveedores de software de bases de datos ha sido entregar CGIs (common gateway interfaces) que permiten establecer una pasarela entre la base de datos y el servidor web. Entre ellos podemos citar a Informix, Oracle y BRS.

Por otro lado, Sun Microsystems con su lenguaje Java está trabajando hacia un estándar similar al ODS (open data services) de Microsoft para interrelacionar bases de datos con webs. Esto supone que una aplicación escrita en Java podrá intercambiar datos con miles de programas ya existentes y se podrá generar lo que se ha denominado el "web de datos", en el cual el navegador o browser es un mero front‑end (interfaz sencilla) entre la base de datos y el cliente.

Actualmente se puede realizar una interfaz entre el programa escrito en Java y las APIs (application program interfaces) de la base de datos, pero Sun está desarrollando la Jdbc (Java database connectivity). Algunos productores de software de bases de datos han anunciado ya su apoyo al protocolo Jdbc: Oracle, Gupta, Informix, IBM con DB/2, Object Design y Sybase.

Bdds integradas en webs

En otro frente se encuentran algunos proveedores de bases de datos como Oracle y Lotus, los cuales a través de sus productos Oracle Web Server e InterNotes Web Publisher permiten tener toda la potencia de un servidor de bases de datos integrado con un servidor web. La administración de los paquetes de software que componen Oracle Web Server (Oracle Web Listener, Oracle Web Agent y Oracle 7) son totalmente configurables desde una interfaz html. Esta solución de Oracle soporta totalmente html 2 y las mejoras propuestas por html 3.

Por su parte Lotus presenta una solución para integrar las intranets con internet. Básicamente tiene dos partes:

  • Lotus Notes 4.0, base de datos y aplicación de groupware que ahora incluye pasarela con correo electrónico smtp y X.400,
  • InterNotes Web Navigator, base de datos que permite a los usuarios de Notes navegar por el web con su mismo interface de Notes. InterNotes crea páginas web desde una base de datos Notes y traduce sus documentos a html, incluidas las imágenes que puedan encontrarse insertadas dentro de los documentos. La actualización de dichas páginas se realiza periódicamente de forma automática, pudiendo ser los lapsos de tiempo hasta de 30 segundos. Además el InterNotes Web Publisher proporciona soporte Java y Vrml.

A su vez Lotus se encuentra trabajando en un nuevo software de servidor de web denominado Domino, que permitirá el acceso directo a servidores Notes y a otros servidores de bases de datos.

Uso de internet en la administración pública

La administración pública se encuentra ahora con la necesidad de aprender a implementar sus iniciativas en internet, distribuir su información de manera segura y que sus documentos tengan un formato básico común. Es por ello que deberán establecerse unas normas mínimas a seguir por todas las administraciones:

  1. Crear un equipo multidisciplinar con representantes de diferentes departamentos, documentalistas, informáticos, prensa, administración.

    Identificar y estandarizar, por parte de los departamentos, el material que se va a distribuir por internet, de manera análoga a como se hace con otros tipos de publicaciones.
  2. Realizar una experiencia piloto en un departamento que sirva de modelo a los demás para comprobar los costes y beneficios del uso de internet. Podría consistir en un grupo de usuarios con conexión limitada a correo-e o ftp, o bien un grupo más reducido pero con mayores prestaciones.

    Analizar el tiempo y los recursos necesarios para transformar la documentación que se va a poner en la red en formato digital.
  3. Garantizar la igualdad de acceso. Mientras el acceso a internet no sea general la Administración Pública debe usar los formatos habituales para aquellos que no tienen acceso a internet.
  4. La integridad de la información transferida desde la Administración a los individuos puede cambiarse fácilmente y reenviarla a cualquiera sin conocimiento o consentimiento de la Administración. Es muy difícil evitarlo, pero la introducción de la hora y día en que se envió la documentación, así como un registro de los datos del solicitante, pueden facilitar la verificación de la exactitud de la información.
  5. Internet no garantiza el servicio. Puede ocurrir que un determinado documento que se está enviando a un usuario desde un departamento, no llegue o que no se sepa el tiempo que tardará en llegar. Por eso los departamentos deberán determinar la prioridad del servicio solicitado y tener alternativas que garanticen el resultado.
  6. El correo-e en internet no es una comunicación privada. Por lo tanto, las comunicaciones por esta vía deberán ser análogas a la correspondencia tradicional. Los departamentos decidirán cuándo una información sensible debe ser transmitida por correo-e o no, a menos que se encripte o se proteja adecuadamente.
  7. Por motivos de seguridad y privacidad, separar los sistemas de información interna que contienen información personal mediante un firewall (una máquina o programa que restringe el acceso, controlando la interfaz con internet) o ubicándolos en una máquina sin acceso desde internet.
  8. Los usuarios de información de la Administración pública en internet necesitan saber dónde localizar la información que precisan, y que la información está actualizada, es exacta y auténtica. Por lo tanto, se necesita identificar, presentar y dar un formato similar a toda la documentación suministrada en el web.

Formato de una página web

Título. Nombre que distingue los documentos.

Creador. Autor del documento. Debería incluir el nombre del departamento, la administración y el país.

Fecha. Fecha en que se publicó. Debería incluir la fecha de revisión última para que los usuarios puedan determinar si se ha modificado.

Número de registro. Isbn, Issn y URN si se conocen.

Validez. Describe cualquier limitación legal o no sobre el uso o distribución del documento.

Acceso. Tamaño, existencia de gráficos, imágenes o sonidos, requerimientos de hardware o software para acceder al documento.

Editor. Nombre del proveedor del documento.

URL. Uniform Resource Locator

Resumen. Sumario del contenido del documento.

Palabras clave. Términos descriptivos que resumen el contenido del documento. Deberán asignarse en las diferentes lenguas oficiales de la UE.

Conclusiones

El sector público dispone de amplios y valiosos datos, útiles tanto para los usuarios individuales como para las empresas. Los productores y suministradores de información los necesitan también como materia prima para obtener información más elaborada (añadiéndoles valor).

Sin embargo, el acceso a estos datos suele ser difícil y engorroso en casi todos los Estados miembros de la UE, por lo que se debe potenciar un mejor acceso y aprovechamiento de los mismos. La creación de directorios como el propuesto en este trabajo puede ayudar a conocer los recursos disponibles.

Las administraciones públicas deben incrementar la utilización de los nuevos sistemas de información como internet, pues ello redundará en una mayor eficacia en el desarrollo de sus funciones. Los ciudadanos podrán acceder a distancia a las administraciones y a sus servicios y efectuar los mismos trámites que se realizan hoy en día delante de una ventanilla.

La CE debería elaborar una metodología y normas para crear una red de administraciones públicas en internet.

Tendrían que implementarse programas para el desarrollo regional porque la situación en estos momentos no es homogénea.

Mª Jesús Fernández Ruiz. Centro Documentación. Ayuntamiento de Zaragoza.

mjfernandezruiz ARROBA mail.sendanet.es

cd.ayto.zaragoza ARROBA mail.sendanet.es

José Mª Angós Ullate. Centro Documentación. Universidad de Zaragoza.

angos ARROBA posta.unizar.es

Isaac Bolea Aguarón. Random. Zaragoza

ibolea ARROBA rci.es

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1997/julio/las_administraciones_publicas_europeas_en_internet.html