El profesional de la información


Enero 1997

Network Computer: el futuro pasa por la Red (Parte I)

Por José A. Senso

Es la última revolución que ha sacudido al mundo de la informática. Estábamos prácticamente resignados a formar parte de esa "guerra del megaherzio", en la que cada dos meses aparecía un nuevo PC que hacía que el que te acababas de comprar se quedara cada vez más ridículo.

El mercado de la informática, poco a poco, está entrando en una dinámica que pocos usuarios pueden seguir. Ya no se venden ordenadores con menos de 8 megas de RAM, y 120 MHz de velocidad. Esto es lo que ocurre este mes. Posiblemente, dentro de pocos meses, estas cifras se doblen.

Inmersos en esta espiral, en la que cada día aparece un ordenador más potente, más rápido y con más capacidad, nos introducimos en una carrera por no quedarnos rezagados, tecnológicamente hablando, que agota nuestra paciencia y nuestro bolsillo. Hasta que un buen día leemos en el periódico que el ordenador del futuro tendrá la memoria mínima, no tendrá disco duro, y la velocidad dependerá de la tarjeta y de la red a la que estará conectado para capturar el software que necesite. La cara que se nos tiene que quedar, cuando a continuación miramos nuestro Pentium, debe ser un verdadero poema. Quizá esto no sea más que una exageración, pero no se aparta demasiado de la realidad.

¿Son tan innovadores los NCs?

La filosofía de trabajo del Network Computer no es nueva dentro del mundo de las comunicaciones. En esencia, un NC es un ordenador de bajo coste, con un sistema operativo muy simple y que ocupa poco espacio, acceso a Internet, pantalla, teclado, ratón, tarjeta de comunicaciones, unidad de almacenamiento y una CPU. A simple vista, puede parecer lo que en términos de redes se conoce como un "terminal tonto". Pero no necesariamente. Un ordenador de red puede ser un PC, un Macintosh, un portátil o, también, un "terminal tonto".

Un NC puede tener todas esas "caras" por tratarse de una plataforma abierta, centrada en torno a los estándares de Java e Internet, sin especificación sobre el tipo de hardware o sistema operativo.

Si su definición es confusa, no menos lo es su nacimiento. Al contrario de lo que nos está intentando hacer creer el mercado, el NC no es un invento reciente. Su origen se remonta a principios de la década de los 90, con los Terminales X. Estos ordenadores eran versiones limitadas de las estaciones de trabajo Unix. Su modo de funcionamiento es idéntico a la propuesta para los NC: los datos con los que se trabaja se almacenan en el servidor central, ya que estos terminales no tienen disco duro. En ese servidor se encuentran también las aplicaciones con las que operar.

En lo que respecta al establecimiento de la comunicación, los NC proponen mecanismos que evitan colapsar el tráfico en la red. Por contra, ésta es una de las asignaturas pendientes de los Terminales X.

NC Reference Profile 1

Como ya comentamos anteriormente, el NC es una plataforma abierta. Para crearla, Apple, IBM, Netscape Communications, Oracle y Sun Microsystems han redactado el estándar NC Reference Profile 1, donde se definen las características y funciones del NC, no así su arquitectura. Este documento no es definitivo, ya que tan sólo es un listado de lo que debe ofrecer un ordenador para cumplir con la norma.

Con esta acción se consigue, por un lado que otras compañías adopten estas especificaciones con el fin de que llegue a ser un estándar abierto. Por otro lado, se establecen unos niveles mínimos de compatibilidad, lo que debe ampliar las cuotas de mercado. El primero de los objetivos está cubriéndose poco a poco. De hecho, hasta la fecha han sido numerosas las empresas que han mostrado su apoyo a la norma: Adobe, Alcatel, Canon, Corel, Fujitsu, Mastercard, Nokia y Visa. Una vez más Microsoft se descuelga. La penúltima aventura de la empresa de Bill Gates se denomina Sipc (simply interactive personal computer) y se aleja de lo que él llama "la fantasía del NC". Sipc es una apuesta por los sistemas interactivos configurados para ejecutar aplicaciones de entretenimiento, facilitar las comunicaciones personales y navegar por Internet. Sin embargo, Microsoft cuenta con una propuesta diferente, tanto desde el punto de vista de concepción como de funcionamiento, denominada NetPC.

En lo que se refiere al hardware, los requisitos del NC Reference Profile 1 son muy básicos: un mecanismo para introducir datos, otro para reproducir audio, un dispositivo apuntador y un monitor de 640 x 480 píxels. Como sistema de almacenamiento se propone tanto un disco duro como disquetes o unidades magnéticas. El método usado para establecer la comunicación es flexible, y puede ser desde un módem hasta una tarjeta Ethernet y desde una línea Rdsi hasta una LAN.

En cuanto al software, el ordenador debe reconocer los protocolos IP, TCP, UDP, Snmp, Dhcp y Bootp. Protocolos clásicos de Internet como el FTP o Telnet son opcionales. Otros métodos de conexión que se contemplan son SSL (para seguridad), Smtp, Imap, POP3 (para correo electrónico) y Http (web). Además debe reconocer los formatos de gráficos y audio más comunes.

Arquitectura del NC

No hay un hardware o un sistema operativo específicos para los NC. Tan sólo existe una arquitectura, que debe centrarse en los siguientes puntos:

  • CPU: NC Reference Profile 1 no especifica el tipo de CPU que debe tener un NC. Tanto es así, que no importa el procesador que se use, siempre y cuando soporte Java.
  • Sistema operativo: debe ser pequeño, de fácil manejo y que ocupe poca memoria. El hecho de que no exista ninguna interfaz predefinida ha provocado que muchos fabricantes se planteen la posibilidad de que sea el navegador web el que cumpla esa función.
  • Subsistemas del sistema operativo: en esta capa se incluyen los protocolos de red. Una de las características que debe cumplir es que sea intercambiable. Esto significa que se puede alterar el sistema operativo sin que ello afecte a las aplicaciones, que deben estar escritas en Java.
  • Máquina virtual Java: los NCs deben soportar el entorno de aplicaciones Java. Para que una aplicación Java pueda ser ejecutada es necesario que exista una máquina virtual Java, encargada de interpretar el código. Como la máquina virtual se encuentra por encima del sistema operativo, si éste cambia, no afecta a su funcionamiento y, por tanto, las aplicaciones pueden seguir funcionando.
  • Aplicaciones: en este apartado encontramos aplicaciones nativas y aplicaciones Java. Es posible que, por ejemplo, el navegador web sea una aplicación nativa o Java. También pueden existir pequeños programas en JavaScript o applets de Java que deberán ejecutarse desde el navegador.

Ventajas y desventajas

La primera de las ventajas de los NCs no se le escapa a nadie: la reducción de costes. Esta disminución viene dada tanto desde el punto de vista del hardware como del software. Por un lado, ya no será necesario contar con un procesador tan avanzado, ni con tantos megas de RAM, ni siquiera con un dispositivo de almacenamiento. El precio de un equipo NC puede oscilar entre las 40.000 y las 80.000 PTA, frente a las 180.000 PTA que, por término medio, cuesta un PC.

Por otro lado, el software también es más barato, ya que un mismo programa, instalado en el servidor, puede ser utilizado por un elevado número de usuarios. Existen, por tanto, menores costes a la hora de la adquisición. A nivel de programas, se producirá una "universalización" del software, pues se eliminan barreras de todo tipo.

Por contra, hay una alarmante falta de software de sobremesa. Acostumbrados a los paquetes integrados, que tanto facilitan el trabajo diario, nos encontramos ahora con que apenas existen programas diseñados para su utilización en NCs. Recordemos que las aplicaciones deben estar escritas en Java.

A esto hay que sumar que, para que merezca la pena pasarse a este nuevo sistema, será necesario un cambio radical en la calidad de los sistemas de comunicaciones. Hoy por hoy, es una utopía pensar en el trabajo en red.

No todas las desventajas vienen del lado de la tecnología. Socialmente, el trabajo con NCs conlleva una serie de pérdidas, principalmente de autonomía y de libertad, que no todo el mundo está dispuesto a sufrir.

El cambio no es tan claro como parece

Hay que tener en cuenta que los principales perjudicados con el NC son los fabricantes de hardware. Recordemos que el 60% de los ingresos mundiales de la industria de la informática corresponden a hardware. Por ese mismo motivo hay que entender el recelo que compañías como Intel están demostrando ante el invento. Si analizamos las empresas que apoyan el NC Reference Profile 1, el 90% "viven" del software.

Otros, como Bill Gates apuntan a otro lado, con afirmaciones como las que realizó el mes pasado en Investor´s Business Daily (3/12/96, p. A8): "Si un asistente humano trabaja para usted durante un período de años, la eficiencia trabajando con él mejora de forma increíble hasta llegar a anticiparse a sus intereses. Con un ordenador, incluso si se usa durante un par de años, se trabaja básicamente de la misma manera. No aprende. La siguiente generación de computadoras tendrá capacidad de aprender el tipo de información que a uno le gustaría ver".

En el próximo número de IWE analizaremos los planes que Oracle, IBM y Sun Microsystems tienen para los NCs. También veremos, más detenidamente, NetPC, la propuesta de Microsoft.

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1997/enero/network_computer_el_futuro_pasa_por_la_red_parte_i.html