El profesional de la información


Septiembre 1996

Desde IweTel: Intrusismo

Joan Isidre Badell (Biblioteca, Universitat Pompeu Fabra) envió el siguiente mensaje a la lista:

"La Gaceta Universitaria (...) publica un breve artículo sobre el intrusismo en informática. El título es ya significativo: 'Informática quiere defenderse del intrusismo en su profesión'. A continuación transcribo algunas frases:

  • 'ahora cualquiera puede hacer un proyecto informático con sólo saber programar, mientras nosotros llevamos cinco años de formación específica'
  • 'a un empresario le sale más barato el reciclaje de personal que contratar a un informático'
  • 'hay gente que hace chapuzas que dañan nuestro prestigio, porque el trabajo no tiene la garantía de un profesional'
  • 'el contenido de los planes de estudio debe adaptarse a la realidad, a lo que nos van a demandar después las empresas'.

Están estudiando la posibilidad de creación de un Colegio Oficial de Informáticos, 'una entidad que nos proteja y defienda nuestros intereses'.

En fin, ¿os suena todo esto? ¿No os recuerda algo? Como dice el refranero popular: 'en todas partes cuecen habas...' ¿Y cada uno a lo suyo?".

badell_joan ARROBA bibl.upf.es

Bienvenidos los intrusos

Responde Jesús Bustamante: "La cara del intruso es la que se ve pegada a las ventanas de la biblioteca. La cara que querríamos partir a golpes de CDU. Yo no lo considero aburrido porque profesionalmente me muevo en esa tierra de nadie que Internet está convirtiendo en tierra de todos. Desde el otro lado del cristal, el bibliotecario, la bibliotecaria, y el/la documentalista son intrusos también. Bienvenidos y necesarios intrusos en un campo que está en movimiento constante y en el que tenemos mucho (aunque no todo) que aportar. Y en el que, sobre todo, tenemos mucho (aunque no todo) que aprender".

jesus ARROBA tezcat.com

Ya no hay intrusos

La respuesta de Gerardo J. Rodríguez Seoane (Técnicas de Formación S.A., responsable de información y documentación, responsable de calidad): "¿Qué entiendes por intrusos, Jesús? Ya no hay intrusos. La tecnología y la multidisciplina se los come poco a poco. Del pergamino a la imprenta, y del libro a las autopistas. Nos gusta el cambio, ¿vamos a luchar contra él?

Esto ni siquiera sería importante si no pensáramos en que el presente de las necesidades de nuestros clientes, internos y externos (esos que en algunos sectores de la profesión (qué profesión más multidisciplinar, qué suerte) aún llamamos usuarios), y, con él, el de las empresas, ha superado sobradamente la división de intruso no intruso.

¿Era documentalista? ¿Soy gestor de información y sistemas? No soy ninguna de las dos cosas y me gustaría ser otra. ¿O me obligan las necesidades y seré cada día una cosa un poco distinta? Divertido creo yo. El mundo, quizás no todo, necesita otro tipo de profesional para otro tipo de problemas o para otro tipo de mundo (quizás de mercado. Contra el mercado sí que no podemos luchar (¿para qué luchar?). ¿Qué vamos a hacer?".

tecnicasde.formacion ARROBA mad.servicom.es

Hay que reciclarse

En esta misma línea se expresa José Luis Ramírez (Itesm, campus Monterrey, biblioteca): "Estoy de acuerdo con esta aseveración. Ya no se puede hablar de intrusos o no intrusos. La multidisciplinariedad y las nuevas tecnologías permean todos los servicios de información y documentación. Yo debo amoldar mi 'perfil' de formación (muy tradicional por cierto) a los nuevos servicios y a las necesidades de mis usuarios. Por otro lado, es cierto que los 'informáticos' tienen campo ganado, pero deberán 'reciclarse' en todo lo concerniente a los contenidos de los recursos informativos.

Esta es la experiencia de nuestra biblioteca, que cuenta con personal proveniente de diferentes áreas: biblioteconomía, sistemas de información, ciencias de la comunicación, etc."

jlramire ARROBA campus.mty.itesm.mx

Resumen elaborado para IWE por Cristina García Testal

testal ARROBA mozart.econom.uv.es

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1996/septiembre/desde_iwetel_intrusismo.html