El profesional de la información


Octubre 1996

Internet: un nuevo medio de comunicación que necesita un nuevo periodismo

Por J. C. Deus

J. C. Deus, un español residente en Londres, es director del webzine o web‑revista *Portico*, que puede leerse en las siguientes direcciones o URLs:

http://www.gn.apc.org/redgrround/

http://www.gnew.gn.apc.org/redgrround/

También es moderador de la tertulia Grround.

Para suscribirse a ésta, mandar un mensaje con el texto:

subscribe grround

a la dirección:

majordomo ARROBA tinet.fut.es

José Catalán Deus, ciber-periodistaEs posible que la irrupción del ordenador sea tan importante como lo fueron el fuego o la rueda. Las perspectivas que abre en la transmisión de conocimiento, la difusión de información y la comunicación social lo equiparan, multiplicado en el espacio y el tiempo, a lo que ha supuesto la imprenta en la segunda mitad de este segundo milenio que acaba.

Internet en general, el web en particular, son un nuevo medio de comunicación que responde a las necesidades objetivas del estadio actual de evolución de la humanidad.

De estas tres premisas se deduce que, como periodista condenado a la insatisfacción y la impaciencia, tras más de veinte años de periodismo impreso, no sólo acudiera a tan desafiante cita en cuanto me fue posible sino que lo hiciera sin nostalgia y con esperanzas.

Historia

Tras varios años de e-mails y newsgroups, con una conferencia electrónica como agencia de noticias y un servicio semanal por fax de resumen de Internet, en enero de 1995, hace sólo año y medio, empecé a preparar mi presencia en el web. Como dicen que el tiempo en Internet es distinto que el real, y que el universo virtual tiene el reloj de los gatos -siete años por cada uno nuestro-, habría pasado una década "virtual" desde que di los primeros pasos.

Y la verdad es que uno tiene la sensación de que ha pasado mucho más tiempo que el que marca el calendario. "Portico" se estrenó online -tras siete meses de embarazo trabajoso- el 1 de agosto de 1995 (una fecha en la que jamás a nadie se le ocurriría lanzar una publicación), siendo, que yo sepa, la primera ciber‑revista no sólo española sino también en español nacida nueva para el nuevo medio y no simple adaptación de publicaciones impresas ya existentes.

En el tiempo transcurrido -tras dos remodelaciones completas, mil traspiés y muchos megas de reportajes y artículos-, debo reconocer que mi absoluta ignorancia de los arcanos informáticos sólo ha mejorado ligeramente, que me defiendo malamente y avanzo a trancas y barrancas maldiciendo al destino que me empuja por tales vericuetos: ¡con lo bien que se estaba en la prensa escrita usando el ordenador como simple procesador de textos!

Lo que he aprendido no es mucho y está centrado en la exploración de las posibilidades del ordenador como un nuevo medio de comunicación llamado a coexistir en un futuro cercano con los ya existentes, prensa, radio y televisión.

Página del web Pórtico

La telaraña todavía está sin tejer

Todo está por hacer en el web. Es como un El Dorado brumoso, como un planeta lejano a donde estuviéramos emigrando, sin reglas, sin autoridad. Con libertad casi absoluta pero sin mapas.

Hasta el momento, el periodismo por ordenador se está expresando en un 90% a la vieja usanza impresa, con toques televisivos y adornos radiofónicos. Esto indica que va a usar en propia conveniencia todo lo forjado por sus tres viejos y grandes rivales, pero no evita que tenga que encontrar ineludiblemente su propia manera de contar las cosas.

Si "el medio es el mensaje" (San McLuhan dixit), este medio generará su específico mensaje más pronto que tarde, en otra década internáutica, allá por la lejana fecha de 1998. Lo veo breve de aspecto, enormemente tupido de contenido, vecino de la publicidad, y con el contenido mandando sobre la forma.

En mi opinión el desafío esencial (y la razón de su existencia) es y será informar / interpretar / comunicar en un panorama sin precedentes, en el paradigma de la relatividad post‑moderna, la tierra de las mil verdades y la No Verdad, el bosque de las apariencias, el reino de la simulación.

Los grandes multimedias que emerjan de la actual batalla tomarán posiciones de dominio, imbatibles en número de consultas, pero resistirán amplios espacios para una expresión plural, para la creación, para la disidencia.

La cibertertulia gRRound! se dedica a intercambiar ideas sobre todo lo divino y humano en el umbral del tercer milenio, al hilo de los temas que van apareciendo en la web‑revista Pórtico y el periódico Boletín Ong.

El nombre Grround! viene del inglés ground, en el sentido de 'tocar tierra' o 'ver la realidad', tras las experiencias fallidas del 'underground', pero con dos erres que simbolizan la raíz española y el rugido de urgencia, subrayado por la admiración final.

Oportunidad para las minorías

En definitiva, creo que se reproducirá el actual panorama que ofrecen prensa, radio y televisión, pero que el porcentaje de diversidad aumentará -la llamada fragmentación de la audiencia- desde sus ya ínfimas proporciones hasta un límite que emisores y receptores, periodistas y audiencias fijarán en el flujo de sus interinfluencias.

En el mejor de los casos, si los intentos de control del viejo orden no prosperan, los mensajes serán más plurales, los intermediarios-periodistas perderán parte de su poder, el público tendrá más posibilidades de saber. Sin embargo, podría suceder que al final todo se quede en más de lo mismo.

En general, mi larga experiencia de ideales frustrados me lleva a juzgar con escepticismo la nueva ideología que sacraliza a Su Santidad El Ordenador, a los apóstoles de este nuevo mundo feliz, las prédicas de la Revolución Informática, las promesas de una nueva Arcadia Digital más libre, más justa, más humana gracias a la democratización de la comunicación, la información y el saber que aparejaría Internet y los millones de páginas web incontroladas.

Más bien pienso que un Nuevo desOrden Mundial está cuajando en manos de la élite más poderosa que la historia registra. Pero siempre hay una oportunidad para la acción personal y una posibilidad de que muchas acciones individuales converjan en tendencias sociales que modifiquen lo que parece ya escrito.

En este sentido, mi trabajo con gRRound! -el proyecto no lucrativo en comunicación que mantengo - consiste en experimentar en la práctica las posibilidades de la libre expresión en el complejo tránsito de milenio que nos ha tocado vivir. Conocedor de las limitaciones del periodista en los actuales medios de comunicación, de los perversos y quizás espontáneos mecanismos por los que la información se deforma y uniformiza en aras del presunto interés del lector-espectador, Ordenador+Internet+Web me ofrecen un terreno de juego en principio y, quizá, sólo provisionalmente, con más posibilidades de rastrear, captar y difundir los huidizos y difuminados contornos en los que la verdad, los hechos, la historia y la actualidad han terminado estallando.

Periodista-artesano

Nunca comulgante con la idea del periodista‑funcionario, siempre desconfiado de las "verdades" oficiales, de la interpretación "políticamente correcta", de las fuentes "objetivas" y del marco consensuado -antifaz colectivo, paradigma limitante- en que la comunicación se mueve, pugno por acercarme a la idea de un periodista testigo y artesano, donde la intuición no tenga que esconderse del raciocinio, los sentimientos tengan ortografía, y haya magia, aportación, creación modesta (como la del jardinero, la del cocinero, la del que pinta, toca, canta o escribe poesía) en el trabajo cotidiano.

Entre la uniformidad actual y el caos futuro, existe el sendero del periodismo de este tiempo. Ordenador+Internet+Web pueden servir para intentarlo. Ni más ni menos.

José Catalán Deus. PO Box 2381, London W8 6WF, Reino Unido.

Fax: +44-171-937 50 95

redgrround ARROBA gn.apc.org

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1996/octubre/internet_un_nuevo_medio_de_comunicacin_que_necesita_un_nuevo_periodismo.html