El profesional de la información


Febrero 1996

Online'95

El Online así es como les gusta ahora a los organizadores (la editorial Learned Information) que se conozca esta conferencia-feria, tomando solamente la palabra clave del nombre completo International Online Information Meeting. Sin embargo es probable que para muchos, después de 19 años de tradición, sea difícil desarraigar la costumbre, y le sigan llamando "Iolim".

Pero dejemos de lado los nombres y vayamos a los contenidos. Este año el Online se ha caracterizado por ser el del asentamiento definitivo del Web. Por supuesto, el año pasado ya había algunas home pages de WWW, pero eran más bien sólo escaparates o anuncios de los verdaderos servicios, que se mantenían online (el tradicional o ascii clásico).

Ahora se ha perfilado el Web, con programas clientes de PC (browsers) del tipo Mosaic o Netscape, como la vía de acceso universalmente aceptada por todos. Y los proveedores de información, ya sean distribuidores-hosts, ya productores, se afanan por adaptar sus sistemas de búsqueda, tranformando las órdenes o comandos en "clics" de ratón.

Queda bastante camino por recorrer y perfeccionar, pero parece que esta vez está muy claro por dónde hay que ir.

Hiperenlaces

Como es sabido, el éxito del sistema WWW se ha basado en su facilidad de uso, su gratuidad y en la rapidez con la que se ha extendido, lo que además ha realimentado el proceso de aceptación general.

Por otra parte, el entorno Web integra varias funciones: edición electrónica rica, búsqueda de información e hipermedia (hiperenlaces con cualquier tipo de información en cualquier otro Web del mundo), todo ello haciendo simples clics de ratón.

La receta ha resultado mágica, y aunque a los informáticos y documentalistas más viejos ya les había sorprendido el éxito de Windows, ahora con el Web están más que impresionados. El Web ha devuelto las esperanzas de crecimiento a algunos aletargados proveedores de información electrónica que no veían la forma de salir de su estancamiento.

WWW ha representado un positivo enmarañamiento de la antaño simple y lineal "cadena de la información". Cada nueva tecnología que ha aparecido ha ido creando vías de distribución de información alternativas y actualmente se puede decir que los flujos forman verdaderas redes. Con los Webs se ha llegado a un punto en que hasta los autores pueden ser hosts-distribuidores online, con sus propias páginas de información conectadas a Internet.

La asistencia al Online'95 ha servido para palpar la importancia de proyectos y realidades que quizá ya eran conocidos a través de las revistas e, incluso, a través de conexiones online a los Webs, pero cuya trascendencia no se había podido calibrar debidamente. Las ponencias, presentaciones y conversaciones con colegas ayudan a contrastar, seleccionar y evaluar dentro de la avalancha de nuevos productos y servicios.

Uno de estos servicios es, por ejemplo, Engineering Village (v. IWE-37, septiembre de 1995, p. 1-2 "Bases de datos tradicionales con enlaces Web"). En principio es "solamente" una recopilación de hiperenlaces a fuentes de información de todo tipo de interés ingenieril, puestos en una home-page de Web. Pero en la práctica significa que Engineering Information Inc., la empresa hasta ahora productora de Compendex y de otras bases de datos online, se convierte en host, puesto que a través de su Web ofrece paso, además de a sus propias bases de datos, a otras ajenas -estaban previstas ya algunas de Dun & Bradstreet-, cobrando el correspondiente canon.

Cifras

Este año, con la incorporación de la edición de invierno de la feria Internet World International, así como con la conferencia paralela Electronic Publishing '95, organizada también por Learned Information en el cercano hotel Hilton London Olympia, el número de stands ha aumentado espectacularmente (han sido 346 expositores en 305 stands), de forma que definitivamente resulta ya completamente imposible visitarlos todos en los 3 días que dura la feria. Este año se ha pasado de 3 a 4 plantas ocupadas del centro de exposiciones Olympia2.

El número de visitantes ha superado los 16.800 (un 35% más que el año pasado), aunque se percibió que bastantes de los nuevos venían atraídos especialmente por los stands dedicados a Internet y mostraban menos interés por las bases de datos.

Lo que se ha incrementado mucho menos (un 4%) ha sido el número de full delegates o inscritos para asistir a los 3 días de conferencias: se ha quedado en unos 1.000. Suponemos que el coste relativamente elevado de la inscripción (£471, unas 92.000 PTA) habrá influido para que muchos optaran por visitar la feria solamente.

Jill Cousins, directora de marketing de LI comentó: "Gracias al impulso de Internet y a nuestras campañas publicitarias previas en los medios de difusión hemos conseguido que estos días las bases de datos pasaran a ser el foco de atención de la prensa -al Online han asistido periodistas de más de 300 medios-. Hemos dejado de ser el grupito de unos centenares o, a lo sumo, unos pocos millares de profesionales prácticamente 'invisibles' de hace unos años y hemos entrado de lleno en el mercado de masas. Estamos preparando una superconferencia para celebrar el 20 aniversario del Online, pero también para estar a la altura de las circunstancias y acomodarnos al giro que está dando el sector de la información electrónica".

Asedie pone un stand en el Online

Para España esta edición de la feria puntera del mundo ha marcado un hito importante ya que Asedie (Asociación Española de Distribuidores de Información Electrónica) instaló un stand colectivo de sus socios. No ha sido la primera vez que los proveedores de españoles están presentes en el Online Meeting, puesto que hace unos 10 años la fundación Fuinca organizó también una representación similar. Por aquel entonces todavía se daban problemas de telecomunicaciones para llamar desde el extranjero a alguno de los distribuidores online españoles.

Nuestro país despierta ahora mucho más interés, por lo que muchos colegas europeos se preguntan dónde encontrar información española, especialmente directorios, catálogos, información sobre empresas, legislación, etc.

Apoteosis de las telecomunicaciones

El Online Meeting de 1995 ha supuesto un triunfo de Internet, y de las telecomunicaciones en general, sobre el cd-rom dentro del campo de la información profesional -en multimedia "gran público" el soporte óptico tiene todavía muchísimo que jugar-.

Ello no quiere decir que el cd-rom con bases de datos profesionales vaya a desaparecer, ni mucho menos. Se trata sólo de una cuestión de protagonismo y de mercados relativos.

Los principales fabricantes de discos que hasta el año pasado emitían el mensaje publicitario "tenga la base de datos cd-rom completa en su institución y olvídese de conectar online", dicen ahora "conecte online con nuestras instalaciones de cd-roms y no tendrá que hacer de disc-jockey".

En efecto, se han oído quejas por parte de instituciones que han comprado varias bases de datos en cd-rom (algunas de las cuales ocupan múltiples discos). Dicen que es un engorro tener que estar pendientes de montar las últimas actualizaciones. Además les resultan caros los juke-boxes o torres lectoras de varios cd-roms.

Por otra parte, Internet y sus sistemas de búsqueda han avanzado mucho en comparación con los sistemas online tradicionales (antes llamados "comerciales"). Hasta hace unos pocos meses la profesión se preguntaba qué pasaría con los hosts online, pero la respuesta ha sido clara y contundente: prácticamente todos los proveedores de información electrónica ven en el omnipresente Web la principal forma de cazar pronto a los codiciados usuarios finales. Esperan que vayan cayendo como moscas en sus telarañas.

Jaime Tascón, gerente de Asedie, quien realizó las enredadas gestiones propias del evento y estuvo luego atendiendo el stand -auxiliado por una azafata bilingüe-, comentó a IWE que, además de mostrar la oferta de información española, el stand había servido también como medio para que muchas empresas extranjeras del sector pudieran ponerse en contacto con otras de nuestro país con el fin de establecer representaciones y colaboraciones. Claro, sin olvidar que el stand fue, así mismo, un buen punto de cita de los españoles que circulaban por allí.

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1996/febrero/online95.html