El profesional de la información


Febrero 1996

Ecash: solución para el pago de pequeñas facturas

Por Jo Lyon

El banco norteamericano Mark Twain Bank, de St. Louis, Missouri, ha empezado a aceptar cuentas corrientes que sirven para realizar pagos por Internet. Otro importante banco sueco, Sweden Post, ha pagado la licencia de uso del sistema, aunque aún no lo ha puesto en marcha.

Una vez abierta la cuenta del servicio de Ecash Business Development, de Digicash, se conecta con el banco a través de Internet y se retira una cantidad de dinero virtual, que queda almacenada en el disco duro del PC del usuario. A continuación puede ya iniciarse la compra de productos por Internet, cuyos importes serán abonados en las cuentas de los vendedores.

Daniel Eldridge, vicepresidente de Digicash, pone de relieve que el nuevo sistema de transferencia electrónica de fondos sustituye el pago en metálico más que a las tarjetas de crédito.

"De la misma forma que el dinero que llevamos encima, Ecash es un sistema muy cómodo de pagar cosas que cuestan un duro, 100 o 1.000 pesetas", nos dice. "Las tarjetas de crédito son una buena solución para comprar productos relativamente caros, y las empresas emisoras de dichas tarjetas son las primeras en reconocer que no están pensadas para las pequeñas transacciones diarias, que, por otro lado, constituyen la mayor parte del comercio mundial".

"Ecash se ha pensado para Internet y creemos que iniciará un proceso catalítico que dará lugar a su uso masivo. Si se quiere teledescargar un gráfico, o hacer una búsqueda en una base de datos, quizá haya que pagar sólo 300 PTA, y no se justifica el uso de la tarjeta de crédito. En cambio el volumen total de todas las transacciones de este tipo representa una cantidad ingente de dinero.

La seguridad del sistema es total. El PC del usuario asigna números aleatorios a las "monedas" que luego se encriptan bajo un "sobre" que se envía al banco para que las autentifique, devolviéndolas al usuario sin el "sobre". De esta forma, cuando el banco recibe las "monedas" del vendedor no sabe en qué cuenta se originaron ya que se retiraron dentro de un "sobre".

El banco no puede deducir cuándo o dónde el cliente hizo la compra, pero si éste quiere identificar al receptor de un pago, no tiene más que revelar el número secreto para probar que lo creó él.

Digicash Amsterdam. Tel.: +31-20-665 26 11; fax: 668 54 86

press ARROBA digicash.com

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1996/febrero/ecash_solucin_para_el_pago_de_pequeas_facturas.html