El profesional de la información


Febrero 1996

1995: el año en que la autopista se materializó

Por Peter Hyams

Peter Hyams es director de publicaciones de Learned InformationEl pasado año pasará a la historia como el de la implementación real y práctica de la "superautopista" de la información -si bien es cierto, aún con limitaciones- mucho antes de lo que los expertos habían previsto.

No tuvimos que esperar a las redes de banda ancha, que tan despacio van viniendo, ni a los correspondientes compromisos políticos, gracias a dos razones:

Una técnica: softwares como Java, Real Audio y Streamworks ofrecen ya la posiblidad de tener multimedia e interactividad. Otra económica: una gran masa de negocio decidió que Internet, y en particular las tecnologías World Wide Web, merecía sus intereses inversores -no había por qué esperar más-.

Ello ha conllevado implicaciones para los servicios de información online. En agosto Microsoft se doblegó a la evidente realidad y resituó su servicio online MSN como una parte de Internet, y no como un host separado de ella. Más recientemente, otros como Apple y Europe Online han hecho lo mismo. De hecho todos han seguido los pasos de AOL (ver IWE-36, julio-agosto 1995, p. 5-6, "El giro copernicano de los hosts").

En el frente del software, grandes como IBM han tenido que ceder terreno ante la popularidad de Netscape, comprando una licencia de uso a esa pequeña compañía que se fundó tan sólo en 1994.

En otro orden de cosas, los editores de revistas científicas y técnicas están tratando de reinventar su función antes de que sea demasiado tarde.

Y como la Red pone en cuestión todas las cosas, los puntos fuertes y los débiles de todo el sector de la información, surge inmediatamente una pregunta: ¿Qué les espera a los lectores de IWE a partir de ahora?

"Internet nos da a los profesionales de la información la oportunidad del siglo para que demostremos nuestra destreza como organizadores de la información", dice un miembro del equipo del Proyecto Infofilter, en el que trabajan bibliotecarios para revisar y clasificar Webs.

Estoy de acuerdo: en 1995 se abrieron más que se cerraron puertas a los que con espíritu abierto sepan compaginar la CDU con las nuevas iniciativas.

En conjunto, 1995 fue un año de avances impresionantes. Estoy impaciente por ver qué ocurrirá durante este 1996.

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1996/febrero/1995_el_ao_en_que_la_autopista_se_materializ.html