El profesional de la información


Octubre 1995

¿Está la información estadística de la UE al nivel que debe?

Daniel Byk, jefe de división de relaciones públicas de Eurostat: "Nuestra tarea principal es cambiar la cultura de nuestra organización para hacer frente a la era electrónica"Cada vez tiene más importancia el soporte electrónico en la difusión de la información estadística. Jo Lyon ha entrevistado a varios usuarios, que ven en el nuevo medio muchas ventajas sobre el papel. Sin embargo si éste tiene que desaparecer sustituido por los cd-roms y las bases de datos online, antes hay que solucionar el problema de los precios y el de la atención a los usuarios.

Eurostat, la oficina estadística de la Comisión Europea, almacena una gran cantidad de información estadística en sus bases de datos, pero el acceso directo online a todo el conjunto está restringido a los institutos nacionales de estadística y a algunos ministerios de los Estados miembros.

Varias colecciones de datos se ofrecen online al público desde hosts comerciales, tales como el francés Wefa. La más importante de ellas es la base de datos Cronos, que contiene 1,5 M de series temporales de variables macroeconómicas (estadísticas de desempleo, demografía, índices de precios agrícolas, etc.) de los Estados miembros, y frecuentemente del Japón, de los EUA y de otros países que comercian con la UE.

Stand de Eurostat en el Online Information Meeting 94

Sin embargo, "durante los últimos meses la información no se ha actualizado", explica Daniel Byk, un veterano directivo de Eurostat, luxemburgués y buen conocedor del español. "Estamos finalizando el proceso de reemplazar nuestro sistema de gestión de bases de datos, lo que nos obliga a tener parada la actualización de Cronos. Creo que el nuevo sistema estará completamente disponible para este otoño. Mientras, los usuarios externos pueden consultar la base de datos de videotex Eurocron, que contiene datos muy agregados, o pueden comprar la nueva serie de cd-roms".

Uno de ellos contiene la base de datos de estadísticas de comercio exterior Comext, y está disponible bajo Dos y Windows, se basa en la llamada Nomenclatura Combinada, con 10.000 nombres de productos, y en la Geonomenclatura, con 200 países. Contiene los datos de los 13 últimos meses y se ofrece en suscripciones trimestrales o mensuales, a escoger.

Los usuarios de los cd-roms de Eurostat opinan que los productos son buenos y adecuados, pero que la oficina estadística ha descuidado el servicio de apoyo a los usuarios. "Hemos tenido un montón de problemas con Eurostat CD", dice uno de ellos. "No es que el disco esté mal, pero a veces hay aspectos difíciles de interpretar, que se convierten en problemas graves si no hay ningún servicio de ayuda. Envío con frecuencia faxes a Luxemburgo con listas de preguntas, pero nunca obtengo respuesta".

"Nuestros economistas necesitan estadísticas fiables sobre importaciones y exportaciones; piensan que las tienen en Comext, pero al final quedan frustrados. A menudo las sumas no encajan y como no obtenemos respuesta de Eurostat, nos quedamos sin saber a qué es debido, por lo que desgraciadamente acabamos que no nos fiamos de la exactitud de la información".

Aunque no es mucho peor que el de otros organismos, muchos usuarios creen que el software y la documentación de Eurostat son difíciles de manejar y que este organismo debería hacer un esfuerzo para hacerlos más accesibles a los usuarios finales.

Demasiado caro

Sin embargo, más preocupantes son aún los precios. Existe el sentimiento de que Eurostat ha aprovechado el salto del soporte papel a los electrónicos para dejar de aplicar la tradicional práctica del libre acceso de los ciudadanos a la información pública.

Por ejemplo, una suscripción mensual al cd-rom de Comext cuesta unas 465.000 PTA. Aunque ya se sabe que el coste real de elaborar la información es muy superior, es lógico que a los bibliotecarios les dé un shock con estos precios para una información que está producida por un organismo público. "Si se quiere llegar a la gente pensando en que el acceso a la información estadística es importante para la democracia, hay que poner unos precios más adecuados" dice otro de los usuarios entrevistados por Jo Lyon.

Los Centros de Documentación Europea son los más afectados por los costes de los soportes electrónicos: "Hasta ahora hemos recibido gratis las versiones en papel y ahora tenemos que pagar por las electrónicas. Nosotros somos la cara visible de Eurostat, tenemos el Centro abierto con cargo a nuestro presupuesto, alojamos todos los materiales y atendemos al público. Ahora han dejado de publicar la versión impresa de Comext con lo que nuestros usuarios se han quedado sin ella. Eurostat ha vendido la información electrónica a empresas comerciales que nos obligan a comprar algo para lo que no nos llega el presupuesto ni con el 50% de descuento. Lo peor es que, según nuestro contrato, debemos suministrar esa información...!"

Un gran producto

Dejando aparte las críticas de falta de amigabilidad y de precio, "lo cierto es que Comext es impresionante", dice otra directora de un CDE.

"Es muy detallado y ofrece una cobertura mundial de miles y miles de productos. Sin embargo hay que saber usarlo. Es más una herramienta para estadísticos que para bibliotecarios".

"También tiene lagunas, la mayoría de las veces debidas a que los institutos nacionales de estadística no han suministrado los datos a tiempo".

"Sería bueno que dichos institutos de estadística ofrecieran soporte técnico a los usuarios y que proporcionaran mejores manuales de uso traducidos a los idiomas nacionales. Disponemos de otros cd-roms mucho más sencillos de usar y con mucha mejor documentación".

Respuesta de Eurostat

Daniel Byksubraya que están muy preocupados por todos esos problemas expuestos arriba, que evidentemente ya conocían. "La calidad de los datos nos tiene muy preocupados, pero es algo que nosotros sólo podemos controlar hasta cierto punto, puesto que dependemos de lo que nos entregan las oficinas nacionales de cada país. Nuestro trabajo principal es uniformizar los criterios y los métodos de recogida y de proceso de datos de los países para obtener estadísticas comparables y agregables. Es un trabajo muy complicado y laborioso".

"En cuanto a la atención de los usuarios", sigue explicando Byk, "sabemos que es quizá nuestro punto más débil, puesto que, como decía antes, la difusión de la información no había sido objetivo prioritario hasta ahora. Sólo disponemos de las oficinas de Bruselas y Luxemburgo, que resultan completamente insuficientes para atender las consultas; sólo aquí en Luxemburgo recibimos más de 1.000 todos los meses".

"El año pasado se acordó como misión principal mejorar los servicios al público, pero para ello debemos hacer frente a los costes extraordinarios que esto representa. Alguien tiene que pagarlos. Estamos avanzando hacia una sociedad basada en la economía de la información; la información es una materia prima, un bien, que tiene un valor comercial. Debemos mentalizarnos en que ya no se puede ofrecer gratis".

Bases de datos de Eurostat en cd-rom

Comext. Comercio exterior

Eurostat CD. Anuario estadístico

Panorama de la Industria de la UE. Analiza tendencias en producción, empleo y comercio.

Dentro de pocas semanas aparecerán nuevos títulos coeditados con empresas privadas.

La oficina comercial centralizada de todas las bases de datos de la Comisión de la UE es:

Eur-Op. 2 rue Mercier. L-2985 Luxemburgo.

Tel.: +352-49 92 84 25 63; fax: 40 78 77

Daniel Byk. Eurostat. Tel.: +352-43 01 32 048; fax: 43 01 32 594

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1995/octubre/est_la_informacin_estadstica_de_la_ue_al_nivel_que_debe.html