El profesional de la información


Julio 1995

BBS: primeros pasos y servicios actuales

Por David Llamas

David Llamas, director de AbaforumEntre grandes y pequeños, en España existen unos 200 BBSs. Los vemos citados de vez en cuando y para la mayoría de documentalistas constituyen un mundo aparte y desconocido. ¿Interesan sólo a los informáticos? ¿Se dedican a esoterismos lúdico-científicos? ¿Ofrecen servicios comerciales?

Con recientes y crecientes referencias a lo último, su uso comercial por parte de las empresas, que contratan los servicios de los existentes o instalan BBSs propios, IWE ha hablado con David Llamas, un "veterano" en estas lides (que desde hace años ha tenido además frecuentes contactos con el mundo de la información profesional) y le ha pedido que escriba un artículo.

Entre otras especialidades, David es un experto "caza-virus", que ha sido solicitado en muchas ocasiones para salvar aplicaciones y documentos preciosos que habían resultado contaminados.

1. Introducción y antecedentes históricos

Fueron muchas personas aficionadas a la informática quienes experimentaron, a finales de los 70s, con las comunicaciones entre ordenadores. Las primeras iniciativas se orientaron al intercambio de datos usando modems y otros dispositivos serie (que transmiten la información bit a bit) locales a través de líneas telefónicas.

Al mismo tiempo los radio‑aficionados experimentaban la transmisión de esos mismos datos a través de la radio.

Más tarde surgió la necesidad de automatizar uno de los interlocutores de la comunicación para que estuviera disponible de forma permanente y pudiera ofrecer no sólo sus recursos, sino también ser un medio común para el intercambio de información entre varios usuarios.

De esa necesidad nació el BBS (Bulletin Board System). Orientado en un principio a la difusión de información (como un tablón de anuncios electrónico al que la gente conecta, lee las notas y desconecta), pronto se desarrolló para prestar otros servicios más complejos.

El tipo de BBS que tomó más auge fue el que funcionaba sobre la Red Telefónica Conmutada (o sea, las líneas telefónicas normales y corrientes), por sus asequibles características técnicas, económicas y administrativas.

No pudo tener lugar la evolución lógica de esa idea a través de la radio debido a diversas restricciones administrativas, tales como la imposibilidad de una gestión privada por parte del responsable del BBS y la obligación de poseer una licencia, previo examen -las transmisiones por radio estaban y están sujetas a la estricta normativa de las bandas destinadas a radioafición-.

Sobre la red de conmutación de paquetes Iberpac el tema era muy interesante pero muy caro y, por consiguiente, el círculo de personas con esa disponibilidad fue muy reducido.

Por los años 1984 y 1985 aparecieron los primeros BBSs en España. Los programas que usaba cada uno de sus gestores (que en adelante denominaremos sysop, contracción de las palabras system operator, operador del sistema), procedían de Estados Unidos, país en el que este sector siempre ha sido muy importante (v. nota "FidoNet" en IWE-34, p. 23).

Al principio disponían sólo de la función "tablón de anuncios", pero pronto permitieron la gestión de mensajes, primero entre los usuarios y el sysop y posteriormente también entre usuarios.

Poco a poco los precios del material necesario para montar un BBS fueron bajando, al mismo tiempo que los programas usados añadían nuevas opciones. Aparecieron decenas de personas emprendedoras que se animaron a meterse en la fascinante aventura de montar un BBS. Muchos de los sysops establecieron contactos personales para intercambiar sus experiencias.

La evolución en estos últimos 6 ó 7 años ha sido, como mínimo, espectacular. Algunos BBSs se han convertido en auténticos sistemas telemáticos, creando entre ellos redes que hoy ya ofrecen toda clase de soluciones que van del ámbito personal, al de negocios o profesional.

2. Oferta de los BBS

Los servicios que ofrece un BBS típico se detallan a continuación.

Hay que decir previamente que la falta de una asociación u organización que trabaje por sentar algunas bases, así como la inexistencia de publicaciones sobre el tema, obliga al autor de este artículo a exponer y usar la terminología y clasificación que su experiencia en el sector le sugiere.

Así pues, un esquema de estos servicios podría ser:

  • Correo (electrónico, mensajería, conferencias)
  • Boletines
  • Noticias
  • Cuestionarios
  • Programas
  • Programas externos
  • Gateways o pasarelas.

2.1. Correo

-El correo electrónico es la transmisión de información privada desde un origen definido a un destino también definido. Siguiendo el símil del correo postal, va en un "sobre" cerrado con su remite y su destino, y sólo a éste se autoriza la apertura. Se puede observar que en el correo postal no se puede dirigir una carta, por ejemplo, a todos los que tengan 24 años o que sean fontaneros. Lo mismo ocurriría en el correo electrónico, aunque luego hablaremos de la evolución de este tipo de correo.

La mensajería permite, desde un origen definido (es decir, con su remite correspondiente), dirigir un mensaje a un destino, con la peculiaridad de que éste puede ser una persona, un grupo de personas con un perfil o característica común, o todos los usuarios en general. O sea, el mensaje en cuestión puede ser público o privado.

La conferencia es exactamente lo mismo que la mensajería, es decir, tiene las mismas características, pero es temática.

Es habitual que estos servicios basados en el correo electrónico funcionen simultáneamente, lo cual, si no se tiene cuidado, en algunas ocasiones puede provocar situaciones incómodas (p. ej., cuando un usuario envía un mensaje confidencial o comprometedor a todo el grupo en vez de sólo a otro usuario; o moleste a dicho grupo con correspondencia administrativa -altas, bajas, etc.- que debería enviar sólo al sysop).

Respecto al correo electrónico que ofrece un BBS, actualmente se han añadido ciertas características que escapan a las definiciones que se han dado, por lo que, aun siendo vigentes, hay que entender éstas principalmente desde una perspectiva histórica.

2.2 Boletines

En los boletines la información se expone de la misma forma que en un tablón de anuncios. Normalmente es estática, sin caducidad, y el sysop es el responsable de su actualización. En ocasiones se modifica y actualiza de forma automática con procesos internos del BBS. Por ejemplo, cada noche, a las 4 de la madrugada el BBS deja de atender llamadas para hacer tareas internas, como, p. ej., el recuento de las llamadas recibidas ese día y el cálculo del promedio con las de la última semana. Esa nueva información estadística se coloca en el boletín correspondiente, que queda así actualizado de forma automática.

La dificultad para conseguir información de interés general -programación diaria de la televisión, datos bursátiles, etc.- en formato digital (o su relativamente alto costo si el sysop quiere producirla), hace que éste sea un servicio poco frecuente en BBSs. Sólo consiguen que este servicio adquiera relevancia los grandes sistemas telemáticos con recursos suficientes para adquirirla. Los BBSs suelen contener datos estadísticos del propio sistema, alguna que otra relación de teléfonos o los resultados de las partidas que los usuarios practican (luego hablaremos de esto).

2.3 Noticias

Con frecuencia hay que facilitar al usuario información sobre cambios en el procedimiento de conexión o sobre la creación de nuevos servicios, la disponibilidad de un nuevo importante programa, etc. Lo más eficaz es presentar automáticamente esta noticia al usuario en el mismo momento en que establece la conexión y se identifica.

2.4. Cuestionarios

Cuando se desea realizar una encuesta entre los usuarios, o bien ofrecer un método para que éstos se suscriban a un servicio determinado, se utilizan "cuestionarios". Los usuarios reciben las preguntas y a continuación escriben sus respuestas. Todo queda registrado de tal modo que el sysop puede consultar y tabular cómodamente las respuestas recibidas.

2.5. Programas

El gran desarrollo de los BBS ha estado ligado, sin duda, a la distribución de todo tipo de programas, normalmente englobados dentro de las categorías freeware ("dominio publico"), shareware (pago voluntario posterior a la adquisición) o algunas de sus múltiples variantes. Tan importante ha sido este servicio que aún hoy existen muchos usuarios que sólo acceden a un BBS para proveerse de los programas, herramientas, drivers, "parches" informáticos, juegos, etc., que contiene.

Si bien inicialmente estos programas solían tener una calidad mediana o incluso reducida, gracias al esfuerzo de algunas firmas y de programadores independientes, hoy se puede encontrar todo tipo de productos de alta calidad (igual o superior a la de algunos productos comerciales convencionales).

Hay un buen número de aplicaciones que, distribuidas por los canales comerciales habituales, difícilmente podrían sobrevivir. En cambio a través del BBS se ahorran embalaje, transporte, comisiones a los intermediarios, etc.

En los últimos años se han ido añadiendo nuevas categorías de software. Inicialmente fueron las últimas versiones de los drivers de los diferentes periféricos, procesadores de textos, hojas de cálculo y otras aplicaciones horizontales convencionales. Más adelante fueron versiones "demo" y aplicaciones especiales desarrolladas por empresas de software comercial, distribuidas gratuitamente para atraer futuros clientes de pago.

De forma más reciente aún, las grandes empresas informáticas multinacionales utilizan los BBSs para la distribución de las actualizaciones de sus productos; parches para la solución de bugs (pequeños fallos descubiertos en sus programas); e incluso versiones "beta" o experimentales de sus productos, con el objetivo de conseguir una amplia base de usuarios en la fase de prueba y recibir sugerencias que muchos de ellos envían voluntariamente. Microsoft (con la distribución de las actualizaciones del Ms‑dos v6.x y del Windows v3.x) e IBM (con los "ServicePak" del OS/2 y las versiones "beta" de este sistema operativo) han aprovechado extensamente este servicio de los BBSs.

2.6 Programas externos

La personalización de un BBS, aquello que lo convierte en diferente del resto, con una oferta propia y única, se basa generalmente en los denominados "programas externos", "doors" o aplicaciones que el usuario no teledescarga en su PC sino que las usa a distancia en el BBS. Lo de "externo" hace referencia a la forma de instalación y ejecución desde el punto de vista del sysop, ya que para el usuario el acceso sólo implica, como norma general, la elección de una opción más del menú del BBS.

Existe una gran variedad de "doors": juegos de todo tipo, herramientas para minimizar el tiempo necesario para la realización de una determinada acción, consultas a bases de datos remotas, "tiendas" para la adquisición de productos, etc.

Con el paso de los años se ha ido haciendo realidad la posibilidad de ejecutar cualquier aplicación en forma de programa externo. Si inicialmente sólo podían utilizarse programas expresamente diseñados para actuar como "doors" de un BBS, hoy se dispone de los medios necesarios para que virtualmente cualquier aplicación pueda ser adaptada de forma que esté disponible para los usuarios de un BBS.

Como se indicaba antes, el "programa externo" se utiliza como una forma de personalizar el BBS. Muchos de estos programas son aplicaciones realizadas de forma expresa y particular para cada BBS concreto. No obstante, hay un buen número de aplicaciones que pueden ser integradas en cualquier BBS, abundando especialmente los juegos (desde el más sencillo, como el tres en raya, hasta complejos juegos multiusuario de aventuras).

2.7 Gateway a redes especiales

El elevado coste de instalación o mantenimiento de las conexiones a determinadas redes de comunicaciones (como rdsi -red digital de servicios integrados- y X.25) impide disponer de ellas a muchos pequeños usuarios que las utilizarían de vez en cuando. Por otra parte no siempre es posible el acceso, por cuestiones técnicas.

Por tanto aparece la necesidad de disponer de un mecanismo para intercomunicar estas redes, de forma que desde una red sencilla (por ejemplo, la línea telefónica normal) un usuario pueda acceder a una de estas redes de comunicaciones especializadas. La forma de conseguirlo es utilizando una gateway entre ambas redes de comunicación, y éste precisamente es uno de los últimos servicios que algunos BBS han incorporado.

Gracias a estas gateways o pasarelas un usuario particular podrá acceder directamente a redes especializadas de comunicaciones sin tener que contratar un acceso permanente.

3. Acceso

Los requerimientos para acceder a un BBS son muy simples y al alcance de virtualmente cualquier usuario de ordenador, aunque pueden variar fácilmente, dependiendo del BBS concreto al que se desee conectarse.

Se necesita, lógicamente, un módem que conecte el ordenador propio a la Red Telefónica Conmutada. Hoy existe una gran variedad de modems que permiten la conexión a diferentes velocidades, desde los clásicos 1.200 bps hasta los más recientes 28.800 bps. La mayoría de estos últimos diseños de modems incluyen la posibilidad adicional del envío y recepción de faxes (prestación que no tiene nada que ver con la conexión al BBS).

Por otra parte es preciso un programa de comunicaciones, de los que existe también un amplio abanico de opciones. Como norma general y excepto si se indica lo contrario, la comunicación con los BBSs requiere que el programa se ajuste a la norma Ansi VT100 o VT200 y a los parámetros: 8 bits de datos, sin paridad (o paridad inhibida) y 1 bit stop.

Si se desea transferir un fichero desde el BBS hasta el ordenador propio, nuestro programa deberá disponer de algún protocolo o norma especial para transferencia de ficheros binarios. El más utilizado y el más recomendado es el llamado Zmodem, ya que ofrece un excelente rendimiento de velocidad a la vez que determinadas opciones especiales (como el crash recovery o posibilidad de continuar la transferencia de un fichero desde el punto en que se cortó previamente). Existen otros protocolos, como Xmodem e Ymodem, pero cada día están más en desuso, siendo progresivamente sustituidos por Zmodem. También se dispone de algunos protocolos avanzados, como HS/Link, por citar un ejemplo, que ofrecen aún mayores prestaciones que el Zmodem, aunque tienen el inconveniente de estar ligados a una plataforma hardware concreta.

Debemos tener en cuenta que un BBS está diseñado de forma que se reduce al máximo el tiempo de conexión a través de la línea telefónica. Por ello todos los ficheros se encuentran comprimidos para que ocupen el mínimo espacio posible, y se dispone de herramientas que permiten realizar algunas operaciones sin necesidad de conectar.

Dentro de esta categoría están los gestores, que permiten la recepción y envío de la mensajería electrónica de forma comprimida, que puede ser leída y contestada una vez finalizada la conexión. También hay sistemas para la consulta y elección de los programas presentes en un BBS, en función de las descripciones de los mismos.

El acceso a estos servicios y su coste no siguen un patrón común, aunque casi todos tienen precios asequibles muy ajustados a los costes reales.

4. ¿Hacia dónde se dirigen los BBS?

La verdad es que su futuro es bastante incierto. A pesar de que la mayoría no deja de invertir en tecnología y en nuevas fórmulas que animen al usuario a conectar, los grandes sistemas telemáticos (CompuServe, Sarenet, etc.) disponen de una capacidad infinitamente mayor.

La carta que juegan los BBSs es la de una mejor atención al usuario, mucho más personalizada, resolviendo problemas de comunicaciones especiales.

Los BBSs se ven obligados a trabajar en la austeridad, con márgenes de beneficio muy pequeños, y a optimizar los recursos y las instalaciones al máximo para poder ofrecer un buen servicio. Sus economías de escala para amortizar las inversiones son muy pequeñas en comparación con esas grandes compañías.

Por otro lado, en nada está ayudando el monopolio de las comunicaciones telefónicas terrestres existente en España. El descenso de los precios de las instalaciones, así como el de las tarifas para los usuarios, son imprescindibles para que el sector pueda volver al índice de crecimiento de los últimos años. Mientras tanto, la conexión y el intercambio de servicios a través de satélites especializados abre ciertas esperanzas en un futuro a corto plazo.

En poco tiempo se sabrá si las BBSs existentes hoy en España consiguen esa renovación que necesita el sector y si tienen capacidad para organizarse en un frente común de servicios y proyectos, al margen de intereses personales. De lo contrario, las grandes compañías norteamericanas, y ahora ya algunas alemanas, terminarán por eliminar la iniciativa que ha mantenido durante tantos años esa ilusión y ese servicio constante a los aficionados y profesionales de la informática.

5. Abaforum

Abaforum, por su parte, ha conseguido estar al día en su oferta de servicios telemáticos. Actualmente no sólo dispone de los que son habituales en los BBSs, sino que a través de Abaforum es posible acceder a cualquier sistema de cualquier red del mundo, incluida Internet. Las cuotas están ajustadas tanto a los usuarios domésticos y estudiantes, como a los profesionales y pequeños empresarios, y a las instituciones.

Dispone de una red de puntos de presencia, que permite a usuarios de distintas capitales de provincia conectar al sistema en llamada local.

Además del acceso desde la red básica de Telefónica, Abaforum ofrece X.25, rdsi, telnet / FTP de Internet y packet radio.

David Llamas. Consultor informático y de comunicaciones.

sysop ARROBA abaforum.es

Abaforum. Rambla del Celler 65. 08190 Sant Cugat (Barcelona).

Tel.: +34-3-589 11 01; fax: 589 44 83

BBS: +34-3-589 38 88

Rdsi: +34-3-544 10 50

NRI Iberpac (X.25): 2145-233082320

eb3ago ARROBA eb3ago.eab.esp.eu

Internet telnet/FTP: bbs.abaforum.es (193.127.90.90)

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1995/julio/bbs_primeros_pasos_y_servicios_actuales.html