El profesional de la información


Octubre 1994

Select futur?

Esa es la orden que entraríamos en Esa-Irs o en Dialog para buscar los registros que contienen las palabras que empiezan por futur: futura, futuro, futurología, futurístico, etc.

El truncado, señalado en el lenguaje de búsqueda de estos distribuidores de bases de datos online con un interrogante (equivalente a $ o a * usados en otros), tiene en este caso un doble significado ante la tremenda incertidumbre que nos ocasiona la actual carrera de las tecnologías de la información.

El lector que nos sigue asiduamente ya habrá observado algunos de esos interrogantes que afloran en nuestros textos escritos cuando en nuestra Redacción leemos perplejos más y más noticias que acelerando la aceleración existente aún tienen capacidad de sorprendernos.

¿Hay alguien que pueda prever a dónde vamos y cómo será nuestra sociedad?

Parece que el fenómeno de la "explosión informativa", que los documentalistas hemos oído tantas veces, no se detiene. El pretendido "control de la información" que se supone nos posibilita la informática es una falacia, puesto que esta misma tecnología permite que se produzca cada vez más información, que haya más fuentes dónde consultar, como decía en términos parecidos Luis Javier Martínez, de la Universidad de Cantabria, en IWE-22 p. 7.

El crecimiento de la información sigue un ritmo exponencial y si ahora se calcula que se dobla cada 5 años, leemos en CompuServe Magazine que expertos estiman que en el año 2010 se doblará cada 70 días.

Este fenómeno podría permitirnos hacer una especie de regla de tres de andar por casa: si ahora podemos reírnos a carcajadas de las previsiones tecnológicas que se hacían a principios de siglo, al ritmo que vamos nos vamos a poder reír de las previsiones hechas hace tan sólo 10 ó 20 años. Y hay cosas que realmente han sido así.

Máquinas de servicios automatizados

Los primeros cajeros automáticos instalados hace ahora unos 20 años hicieron publicar comentarios como éste: -"Nadie va a fiarse de esas máquinas frías pudiendo tratar con personas".

El periódico Atlanta Journal-Constitution publicaba el pasado 29 de mayo, p. 9, que en el popular Chemical Bank neoyorquino, la mitad de todas las transacciones se hacen ya desde cajeros automáticos, desde PCs instalados en oficinas y hogares, terminales puntos de venta, etc.

Vemos también en España cómo los cajeros automáticos se convierten además en puntos de información general y de venta de entradas de espectáculos, tarjetas de metro, etc.

El Instituto Cerdá de Barcelona, en los últimos años ha desarrollado en varias fases los terminales Vereda (Ventanilla electrónica de relaciones con las diversas administraciones). En el proyecto piloto inicial permitieron que un usuario hiciera todos los trámites necesarios para instalarse en un piso: permisos e impuestos municipales, agua, gas, electricidad, etc. Actualmente hay 15 terminales Vereda instalados entre Catalunya, Madrid, Murcia y Valencia que posibilitan consultar información de los municipios, gobiernos regionales y ministerios, pagar impuestos, tramitar documentos administrativos, obtener certificados (p. ej. de empadronamiento), contratar seguros, etc.

El Instituto Cerdá está gestionando la constitución de una empresa mixta para extender los terminales Vereda por todas las provincias.

Jordi Barinaga, Instituto Ildefonso Cerdá de Obras Públicas y Ordenación Territorial, Pelai 16 - 4º, 08001 Barcelona

Tel.: +34-3-317 90 91; fax: 302 59 09

¿Libros de papel para siempre?

Según el New York Times del 26 de mayo de 1994, p. 13, la ganadora del premio Pulitzer de novela E. Annie Prouix dijo que la autopista de la información es "para boletines electrónicos sobre temas esotéricos, obras de referencia, listas de discusión y noticias ─o sea, información utilitarista y puntual, que es la única que se puede enviar por las líneas de una forma eficiente─. Pero nadie va a sentarse a leer una novela frente a una pequeña pantalla. Nunca".

Nosotros no nos atreveríamos a ser tan tajantes.

Diferencia entre ricos y pobres

Hay personas que ven el futuro sombrío porque, según se dice, cada vez hay más diferencia entre los informativamente ricos y los informativamente pobres. Se invoca a menudo el símil de las dos piedras que se dejan caer desde un lugar alto con un intervalo de tiempo. La fuerza de la gravedad las acelera cada vez más a las dos por igual, pero la primera piedra, por haber iniciado antes el descenso, deja cada vez más rezagada a la segunda.

Eso es verdad, pero es la visión pesimista. No hay que olvidar que las sociedades más atrasadas experimentan también un desarrollo acelerado, bien por emulación de las primeras, lo que les permite quemar etapas, o bien por experimentar indirectamente el tirón del desarrollo planetario general.

Bell Atlantic, una de las 7 Regional Bell Operating Companies, ha sido acusada por abogados de los derechos civiles y de los consumidores de ignorar a los pobres y a los grupos minoritarios en su provisión de servicios de video interactivo. Un comentarista citado en el periódico Baltimore Sun del 25 de mayo pasado decía: "lo que importa no es si esas áreas más pobres están entre las primeras instalaciones de cable de TV, sino que no nos quedemos todos fuera debido a que nos estrellamos con números rojos. Empezar por los barrios ricos nos permite asegurar la viabilidad económica del proyecto". Añadió que Bell Atlantic piensa tener cubierta la mayor parte de esas "áreas minoritarias" a finales de 1995.

Nuevas formas de aprender

Según una encuesta llevada a cabo por Dell Computer Corp., más del 50% de los norteamericanos se sienten aún incómodos con los ordenadores y las nuevas tecnologías. Sin embargo el 92% de los teenagers (jóvenes entre 13 y 19 años) desean la disponibilidad de cualquier nuevo artilugio informático. Todos los adolescentes han pretendido siempre saber más que los padres, pero es ahora cuando por primera vez tienen razón.

La informática va penetrando en institutos y escuelas, y frecuentemente nuestros hijos nos echan del PC familiar para pasar en Word Perfect el informe escolar que tienen que presentar (¡como siempre!) el día siguiente.

Hay escuelas españolas en las que los alumnos se comunican con los alumnos de otros países. Muchos de nosotros recibimos formación permanente por Internet, suscritos a alguna de las muchas listas o teleconferencias que existen sobre nuestra profesión (v. IWE-23, p. 22-23; IWE-24, p. 19-20; e IWE-25, p. 18).

A veces se ofrecen cursos por Internet. Los participantes reciben periódicamente los textos de las lecciones y los ejercicios que deben mandar resueltos.

Esas ciberescuelas no tienen límites geográficos y a veces tampoco límites de tiempo puesto que las lecciones se guardan en servidores de correo y pueden ser solicitadas automáticamente en cualquier momento.

En los EUA, dos centros de estudios superiores, la New School for Social Research y la University of Phoenix ofrecen experimentalmente licenciaturas online en las que estudiantes y profesores se comunican solamente a través de modems.

Un especialista en futuro

Sin embargo, una de las personas que mejor puede evaluar el futuro (prefiere hablar de "evaluar" en vez de "predecir", dice) es Paul Saffo, quien desde hace 25 años dirige la consultora Institute for the Future, en Menlo Park, California.

"Tratamos de analizar el profundo impacto que pueden producir nuevas tecnologías como realidad virtual y multimedia, sus aspectos esperanzadores y sus peligros.

Para ello tratamos de ver las cosas "desde el aire", para obtener la máxima perspectiva, aunque sin perder contacto con la realidad, porque a veces estas visiones tienden a llevar a posiciones ingenuas. Igual como cuando empezó la aviación, las vistas de la Tierra tomadas desde los primeros satélites (el "planeta azul" suspendido en el espacio) parecían que iban a favorecer el entendimiento entre los humanos, esperanza que pronto desapareció cuando se anunció el proyecto militar norteamericano de la Guerra de las Estrellas.

N. de la R. Algunos textos de este artículo se han tomado de CompuServe Magazine, marzo de 1994, "All things Cyber: An online guide to the culture of the future".

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1994/octubre/select_futur.html