El profesional de la información


Octubre 1994

Inversiones en ingeniería del conocimiento por parte de la Comisión de la Unión Europea

Por Víctor Manuel Pareja Pérez & Isidro F. Aguillo Caño

Con el propósito de hacer más competitiva la industria de la información electrónica europea, teniendo en cuenta la previsión de incremento y buenos augurios para la misma en los próximos años, la Comisión de las Comunidades Europeas, dentro del 4º Programa Marco va a dedicar fuertes inversiones para subvencionar proyectos de investigación en el terreno de la ingeniería del conocimiento.

Para ilustrar el cambio que experimentará el mercado de la información electrónica en Europa, baste decir que de los 3.500 millones ECU anuales que se están moviendo actualmente en el continente, pasaremos en el año 2000 a unos 12.000 millones, esto es, un crecimiento del 15% anual.

Con estas perspectivas, se quiere estimular y reforzar el desarrollo comercial de instituciones, organismos y sobre todo empresas ─especialmente pequeñas y medianas en las regiones menos favorecidas de la Unión Europea (entre ellas nuestro país)─, tanto del propio sector de la información como usuarias. La CE financiará proyectos de productos y servicios de información a los que se les perciba posibilidad de negocio.

Conviene recalcar que van a ser innumerables las oportunidades que brindan estas subvenciones, puesto que lo que se pretende es facilitar el uso y el acceso a la información para todos los ciudadanos de la Unión Europea. Hay que asegurar la competitividad de los productos europeos frente a otros más agresivos procedentes de los mercados americano o japonés.

Requisitos para solicitar ayudas

Las propuestas deben enfocarse en cualquiera de estas tres áreas de lo que ahora se da en llamar "ingeniería del conocimiento":

  • edición electrónica,
  • difusión de información y
  • recuperación de información,
  • y desarrollar ideas novedosas implementadas en tecnologías ya disponibles. Lo que resulta más importante es identificar al usuario final, conocer el mercado y estudiar la viabilidad comercial del producto.

Así mismo, es necesario que los sistemas sean amigables, o sea, de uso fácil y atractivo, potenciando el diseño y la forma además de los contenidos. Se sugieren las plataformas multimedia, capaces de gestionar la información en forma de imágenes, video, sonido y otras representaciones no-textuales.

Las solicitudes deben hacerlas consorcios pluri-nacionales, actuando como institución coordinadora una empresa privada.

Las tres áreas

Dentro de edición electrónica, que puede definirse como el diseño y la creación de productos de información, los objetivos a cumplir son:

  • mejorar los métodos a disposición de autores y editores para captar y gestionar información, y
  • demostrar la aplicación de técnicas avanzadas que puedan ser usadas e integradas con facilidad en los entornos de usuario.

Un ejemplo podría ser el desarrollo de una red para el intercambio comercial de activos multimedia entre editores, que requeriría la creación de bancos de datos de texto, imágenes, sonido y video.

También se podrían ofrecer servicios de formación a autores, editores y otros agentes del mercado de la información.

La difusión incluye, por una parte, la publicidad y los métodos de presentación del servicio a fin de ayudar al usuario a encontrar la información, y por otra, la integración de diferentes formas de información en servicios centralizados o de distribución, así como en los servicios de transacciones económicas basados en bdds de información.

A manera de ejemplo, podrían implementarse métodos para hacer disponibles más bases de datos en línea o en cd-rom, o para que los compradores potenciales puedan descubrir los productos deseados.

En este apartado se contemplan así mismo las mejoras que hay que realizar en las relaciones contractuales de los derechos de autor, cuya problemática puede frenar el desarrollo del sector, Igualmente se tienen en cuenta en este apartado los métodos que garanticen la fiabilidad y calidad de los servicios basados en sistemas abiertos.

Por último, la recuperación de información es el acceso del usuario a la información que demande, en condiciones óptimas.

Hay que mejorar la capacidad del usuario para obtener, visualizar, interaccionar e importar información. En fin, desarrollar entornos de recuperación más eficaces y cómodos.

Algunos ejemplos de áreas a explorar son la información específica para el sector empresarial (bibliotecas empresariales virtuales; información just in time; productos concretos según sectores) y la elaboración de revistas y periódicos electrónicos.

Cindoc-Csic. Joaquín Costa 22, 28002 Madrid.

dctfa11 ARROBA cc.csic.es

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1994/octubre/inversiones_en_ingeniera_del_conocimiento_por_parte_de_la_comisin_de_la_unin_europea.html