El profesional de la información


Octubre 1993

Esa-Irs abandonó más de 40 bases de datos

Por Tomàs Baiget

De acuerdo con una decisión adoptada por la Agencia Espacial Europea, que cambia el rumbo de su servicio de distribución de bases de datos online, más de 40 bases de datos han dejado de ser comercializadas por este host. Definitivamente, parece, han triunfado los halcones que quieren confinar a Esa-Irs (European Space Agency-Information Retrieval Service) al suministro de sólo información científica y técnica de tema aeroespacial, incluyendo cobertura sobre cuestiones medioambientales.

Marino Saksida, director de Esa-IrsEn los últimos meses la oferta de bases de datos de la Agencia Espacial Europea ha disminuido de forma drástica. Recordemos que en marzo de este año, el host anunció también el fin de su servicio de gateway bidireccional a Pfds (Pergamon Financial Data Services), empresa del grupo de Robert Maxwell que, tras diversos avatares, ha desaparecido. Con las restricciones que ahora comentamos, el número de bases de datos que comercializa Esa-Irs es aproximadamente la mitad de la cantidad que ofrecía a principios de 1993.

Marino Saksida, director de Esa-Irs ha declarado que se trata de un cambio de estrategia, más que de una falta de financiación. "Simplemente hemos decidido que no era nuestra función competir con suministradores de información presentes en los estados miembros de la Agencia Espacial Europea, y que debíamos restringir nuestra cobertura a la información científica y técnica aeroespacial y sus aplicaciones. La financiación por parte de ESA se mantiene".

Si a trasvasar unas 15 personas de Esa-Irs a otros programas de ESA (como el de teledetección de recursos terrestres desde satélite Earthnet, ubicado también en Frascati) le llama Saksida "mantener"...!

Esta resignada aceptación del "cambio de estrategia" es el resultado de una batalla que Esa-Irs ha librado durante casi toda su existencia (desde 1969), para tratar de ofrecer bases de datos de otros temas "no aeroespaciales", como única forma de salir de su déficit crónico. Hace años que vio que la autofinanciación pasaba por vender bases de datos de medicina y economía (los temas con más demanda, que más tarde adoptaría prioritariamente Data-Star), pero los órganos supranacionales de ESA Documentation Advisory Group (DAG) y Administration and Finance Committee (AFC) en una continua discusión impidieron siempre, reunión tras reunión, que Esa-Irs entrara en temáticas que "ya estaban siendo servidas por los hosts nacionales" (alemanes y franceses). Y no sólo esto: durante años se le estuvo restringiendo paulatinamente el presupuesto sin poder reponer el personal que se marchaba.

En 1989 Esa-Irs lanzó un ultimátum protagonizado por sus "Centros nacionales", sus representantes en los diversos países:

O se daban medios al host o se cerraba. La actual situación era insostenible.

Se aprobó por fin una ampliación del presupuesto, se contrató nuevo personal, se hicieron previsiones de márketing..., hasta que de golpe la dirección de ESA ha decidido dar marcha atrás, explicando que los fondos se necesitan para otros programas.

Ahora Esa-Irs dedicará todos sus esfuerzos a aumentar la oferta de información de temas aeroespaciales (por fortuna "aeroespacial" incluye también química, electrónica, metalurgia, etc.) por medio de bases de datos distribuidas, a las que se accederá a través de gateways. Y también se dedicarán inversiones a desarrollar un interface Windows, glosarios multilingües y sistemas hipermedia.

Cambios por sorpresa

Saksida no considera irregular el sistema de prescindir de las bases de datos sin informar a los usuarios. "El cambio de dirección será una parte de un proceso gradual. Por eso no hemos hecho un anuncio formal. ¿Qué host se dedica a anunciar que está eliminando bases de datos?"

Así mismo replica que, si bien es verdad que los números tienen un inevitable impacto, lo importante es analizar si para los clientes eran importantes las bases de datos que se han retirado. " IRS puede seguir ofreciendo hoy, a la mayoría de los usuarios, el 95% de lo que antes ofrecía. Y con nuestro plan de suministrar acceso a otras bases de datos distribuidas, esto aumentará".

Retirar tantas bases de datos nunca es positivo, por muy buenos paños calientes que quieran poner los responsables de Esa-Irs ; sin embargo creemos que por lo menos la ocasión habrá servido a este host para deshacerse de un buen número de pequeñas bases de datos cargadas por compromisos internacionales, de escasísimo uso y muchos gastos de mantenimiento/actualización.

Ante las peticiones de algunos usuarios, determinadas bases de datos que habían sido retiradas han vuelto a ser puestas a disposición de los clientes de la Agencia, como por ejemplo la World Transindex, producida por el Centro Internacional de Traducciones de Delft (Holanda).

¿Se acerca el monopolio americano?

Los cambios que ahora comentamos han de ser puestos en relación con otros acontecimientos que hemos relatado y analizado en los últimos números de nuestra revista: la disolución de Maxwell Online, la compra de Data-Star por parte de Dialog... Como ha señalado Roy Kitley, director de IRS-Dialtech, el centro nacional o representante británico de Esa-Irs dependiente de la British Library, "me temo que podríamos encontrarnos ante un monopolio de los EUA. Esto se vería reflejado de mala manera en el suministro de información europea si resulta que nuestros usuarios van a tener que ir a EUA a buscar toda su información europea".

Esa-Irs fue el primer host que, a principios de 1989, introdujo la política de "precio por información", cuando (casi) suprimió el cobro por el tiempo de conexión en las consultas online. La medida, alabada por muchos, ha sido seguida, en mayor o menor medida, por otras empresas, como Derwent, STN, Mead, Data-Star, Dialog e InfoPro (BRS y Orbit).

Según su director, el nuevo sistema de precios "ha sido un éxito, pero quizá no de la forma en la que se verían las cosas dentro del mundo comercial. La medida ha sido un éxito y ha roto todos los moldes, pues modifica el modo en que los usuarios buscan en las bases de datos y potencia la posibilidad de vender información, más que tiempo de ordenador. Nunca se pretendió que ésta fuera una forma de incrementar notablemente los ingresos".

Esa-Irs. Tel.: +39-6-94 18 01; fax: 94 18 03 61

Nota: El centro nacional de Esa-Irs en España es el Inta. Isabel Verdú. Tel.: +34-1-586 91 62; fax: 548 08 72

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1993/octubre/esairs_abandon_ms_de_40_bases_de_datos.html