El profesional de la información


Mayo 1993

Situación actual de Ibertex

Por Miguel González-Simancas y Rafael Chamorro

Miguel González-SimancasEn IWE-11, p. 6, dimos cuenta del libro "Ibertex: el videotex español", ed. Paraninfo, nov. 1992. Ahora sus dos autores nos ofrecen un trabajo de revisión sobre el servicio Ibertex.

El videotex español tiene ya una larga historia trás de sí, desde las primeras pruebas realizadas durante los mundiales de fútbol de 1982, pasando por las experiencias privadas a mediados de la década de los ochenta (los terminales del Banco de Santander que funcionaban con la norma francesa o los famosos ordenadores Exelvisión que vendía El Corte Inglés).

La situación que vivimos ahora mismo se inició en 1990 con una nueva estrategia comercial, la extensión del nombre Ibertex y un número de acceso en el formato 03X para acceder a la red desde cualquier punto de España.

Rafael ChamorroDesde entonces varias buenas noticias han sucedido en el panorama Ibertex. Telefónica concedió una subvención a fondo perdido de 500 millones de pesetas para fomentar la creación de centros servidores/proveedores de información. El programa Special Telecommunications Action for Regional development (Star) y su continuador Telemática [conocido como Acción regional en comunicaciones (Arco) en España], han aportado fondos comunitarios para la creación de servicios avanzados de telecomunicaciones en las zonas más desfavorecidas, creándose numerosas oficinas de servicios integrados de telecomunicaciones (osit) en ciudades y pueblos españoles.

El panorama actual no es tan optimista como el que muchas publicaciones y personas creían hacen algunos años. Aún no contamos con medio millón de terminales (y terminales capaces de conectar no significa, ni mucho menos, usuarios) y el número de servicios existentes, aunque grande, está lejos de alcanzar el nivel de atracción necesario.

Otro aspecto negro en Ibertex es que muchas buenas ideas terminan no funcionando. Por ejemplo, la creación de la nueva guía del servicio Ibertex trajo un mejor servicio a este importante aspecto de la red. Pero pasado el tiempo se comprueba que no se actualiza la información, no se contestan las preguntas que se formulan en la mensajería y las noticias que iba a suministrar el servicio quedaron obsoletas el 17 de febrero de 1992.

Muchas otras veces, ilusionados con nuevos servicios que vemos en revistas del sector, intentamos acceder a ellos. Es muy frecuente recibir el mensaje de que el centro servidor está desconectado, inactivo o que simplemente nos libera la conexión por causas poco claras para el usuario.

Igualmente, al acceder a algunos de los servicios de banco en casa, comprobamos que los datos de nuestra cuenta no están actualizados o que lo están menos de lo que podemos obtener desde un cajero automático, o que determinados servicios no funcionan a partir de la cinco de la tarde, etc...

Desde luego, si la ventaja principal del videotex es que está disponible 7 días a la semana, 24 horas al día, lo reseñado anteriormente contribuye a crear una pésima imagen del servicio y por tanto a restar usuarios al mismo.

Pero, no todo son lamentaciones y mal servicio. Como han venido a demostrar recientemente los premios Ibertex otorgados por Telefónica, existen servicios útiles y que el usuario usa constantemente debido a su buen funcionamiento.

Entre ellos, y sin ánimo de ser exhaustivos se pueden citar los del BOE , las guías electrónicas de Cetesa (las páginas amarillas y las páginas azules), el ya clásico Corttycompra (supermercado de El Corte Inglés), el centro servidor de Iberia, el servicio del gremio de joyeros de Madrid, etc...

Por qué no arranca Ibertex

Como es normal en estas situaciones no se puede buscar un único culpable en la situación actual de espera del lanzamiento masivo del videotex. Seguramente ni siquiera podemos esperar ya ese lanzamiento masivo. Los culpables son la falta de servicios útiles para el gran público, la falta de iniciativas profesionales, el amateurismo de muchos de los servicios ofertados, la no renovación de las buenas ideas en marcha y sobre todo que ni Telefónica ni la Administración central apuestan por el videotex.

De todas maneras, el principal enemigo del videotex es la falta de cultura telemática de los usuarios españoles. Aunque ya todo el mundo es capaz de usar un fax y nadie se asusta de obtener dinero de un cajero automático, el uso de terminales de consulta todavía es extraño para la mayor parte de los españoles. Y el problema estriba también en que no existen muchos sitios donde comprar terminales y las pocas empresas que tienen no hacen uso de ellos.

A pesar de este panorama, es indudable que el conocimiento medio ha aumentado enormemente en materias de sistemas de información y comunicaciones y que aumentan mes tras mes las horas de consulta a Ibertex y los usuarios de la red.

Asimismo, el número de publicaciones interesadas en estos temas ha aumentado. Entre las revistas dedicadas exclusivamente al panorama Ibertex podemos citar a Videotex Comunicación de Auve (Asociación de Usuarios Videotex de España) , el Boletín mensual de la APV (Asociación de Proveedores Videotex de España) , la revista PAE Directo de la empresa Promotora de Mercados Telemáticos y la ya clásica revista MTV Magazine Telematic Videotex del Grupo Editorial TV4, SL , que últimamente ha ampliado sus horizontes a otros servicios telemáticos como el audiotex.

Ibertex es ya una realidad y no debemos lamentarnos de su poca penetración de mercado, sino usar los servicios realmente útiles, que los hay. Además, existen innumerables oportunidades de negocio a través del Ibertex, que empresarios hábiles podrían aprovechar, sin más que imitar servicios del Minitel francés: bases de datos de trabajadores, elaboración de currículums vitae a distancia, agencia de viajes, guías del ocio, envíos de fax desde centros servidores videotex, conexión con distribuidores de servicios electrónicos como CompuServe, Dialog , etc...

Según Telefónica, para 1994 se crearán puertas de acceso al servicio a 9.600 bits por seg. que aumentarán ocho veces la velocidad actual (que es de 1.200 bps) y se implementará la transferencia de ficheros a través de la red (envío de textos, gráficos, etc., comprobando la integridad de la información). Hay que recordar que existen ya programas comerciales que usan protocolos propios para transmitir ficheros a través de Ibertex.

Otras mejoras están ocurriendo ya en el panorama Ibertex sin necesidad de esperar a 1994: modems de bolsillo que se conectan al puerto serie de los ordenadores, programas de emulación Ibertex bajo Windows, conexión internacional con Francia (accesible desde 1991), servicios de la Administración como el de la Oferta Pública de Empleo, etc...

Por último, un consejo: lo mejor es conectarse y probar. Sobre todo informarse por medio de revistas y publicaciones, ya que existen servicios que el usuario ni siquiera sospecha que están a su alcance por medio de una tarjeta de comunicaciones de reducido coste.

Miguel González-Simancas Sanz es lic. en Filosofía y Letras por la Univ. de Deusto. Es Administrador del Centro de Servicios Videotex en Técnicas Audiovisuales Comunitarias SA (Tacsa).

Rafael Chamorro Marín es lic. en Ciencias de la Información, y colabora habitualmente en revistas informáticas (como PC World). Trabaja como informático de la Administración Pública.

Ambos han realizado el "Euro-Master en Diseño y gestión de sistemas de comunicación, M. Sc. París-Madrid" , organizado por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez (Grupo Anaya) y el Institut Télésystemes (Groupe France Télécom).

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1993/mayo/situacin_actual_de_ibertex.html