El profesional de la información


Mayo 1993

La nueva LOT

Por Donne Pinsky

El pasado 9 de marzo se celebró en el Parc Tecnològic del Vallès, un seminario sobre la reciente actualización de la Ley de Ordenación de las Telecomunicaciones y las perspectivas de cambios por la progresiva adopción por parte de España de las directivas comunitarias.

El actual Conseiller Hors Classe de la DG.XIII de la CE, Joan Majó , en su intervención inaugural afirmó que la CE se enfrenta ineludiblemente a la necesidad de continuar la liberalización del mercado de telecomunicaciones, ya que su excesiva regulación está produciendo ya cuellos de botella en el proceso de integración y no responde a las exigencias de la industria europea de los bienes de equipo de telecomunicaciones. Cuatro son los efectos de la situación actual:

  • limitación de la competitividad causada por las excesivas tarifas (efecto frontera, asimetrías tarifarias entre los países)
  • desvío de los flujos normales de comunicaciones debidos a dicha asimetría
  • retraso en la implantación de redes y servicios [en particular la rdsi (red digital de servicios integrados)]
  • insuficiente oferta, especialmente en líneas de alta velocidad

Las opciones que se abren a la CE son básicamente cuatro:

  1. Suspensión del proceso de liberalización. Esto fomentaría una gran estabilidad en el mercado, pero moderaría la tasa de crecimiento del mismo al 3-4% anual, duplicando solamente su tamaño en 20 años. Esta opción restringe asimismo el mercado para los proveedores de bienes de equipo de telecomunicaciones europeos, que se encontrarían con más dificultades frente a su competencia norteamericana y japonesa.
  2. Alineamiento de tarifas a costes reales, no mediante liberalización del mercado sino mediante instrumentos administrativos y normativos. Es una opción que resolvería los problemas creados por la estructura tarifaria actual pero que no comporta un mayor crecimiento del mercado, y supone además una substancial transferencia de poder a la CE (contrariamente a la tesis del principio de subsidiariedad). Ello introduciría un elemento más de burocratización en la misma estructura monopolística actual.
  3. Liberalización total de los servicios de voz, nacionales e internacionales. Su puesta en práctica supondría la rápida interpenetración de las telecomunicaciones con otros sectores de actividad y el crecimiento del mercado a un ritmo del 6-7 % anual, con una cuatriplicación del mismo en 20 años. Significaría también un gran estímulo a la industria europea del sector. En contrapartida, el brusco ajuste a la baja de las tarifas internacionales, que representan un porcentaje importante de los ingresos de los operadores (el 14% de media actualmente), forzaría una fuerte alza de las tarifas nacionales, que podría tener un efecto muy negativo en la economía y en el principio del servicio universal.
  4. Equilibrio de la liberalización, armonización, competencia y cooperación, sobre la base de una liberalización de los servicios de voz entre países comunitarios para seguir posteriormente con progresivas liberalizaciones. Esta opción sería la política de liberalizaciónes graduales tradicional en la CE, que tiene en cuenta los efectos que estas medidas puedan tener en los operadores nacionales, a los que no puede dejar totalmente desprotegidos so pena de limitar el crecimiento universal del servicio en todos los países.

Esta última opción ha sido la escogida por la CE.

Javier Nadal , director general de Telecomunicaciones basó su intervención en los nuevos aspectos contemplados en las modificaciones de la LOT. Sin mencionar ninguna novedad respecto a la introducción de dos nuevas empresas operadoras en el campo de la telefonía móvil automática, Nadal afirmó que el Ministerio continuará con la política de liberalización prevista de este servicio, aunque sin comprometer plazos.

Josep M. Canals , director de Telefónica en Barcelona, se refirió a la situación del mercado, manifestando que existen muchos más servicios disponibles que los que los usuarios potenciales están dispuestos a adquirir.

Ignacio Menéndez de Luarca , director de Desarrollo de Nuevos Negocios de Retevisión , explicó la estrategia de Retevisión para entrar en nuevas áreas de negocio a partir de la liberalización actual y futura.

La sesión de la tarde dió la voz a los que piden un ritmo más acelerado de liberalización, sea en nombre de los derechos de los usuarios sea en nombre del principio de libre competencia. Félix Álvarez Miranda , consultor, realizó una descripción técnica de los cambios legislativos, subrayando su ambigüedad en algunos puntos y las interpretaciones adecuadas que en estos casos, según su opinión, son aplicables a la luz de las directivas comunitarias, poniendo de manifiesto sus temores de una aplicación restrictiva de la ley.

César Rico , director de la Asociación Española de Usuarios de Telecomunicaciones (Autel) , recalcó la necesidad de que el empresario conozca la legislación en la materia y sepa convertir en legislación positiva todo aquello que la ley expresa en términos de prohibición o no liberalizado . Según Rico , las posibilidades que se abren y se van a abrir son inmensas si se saben aprovechar como usuario, aunque para ello hay que superar la actitud de consumidor pasivo propia del período de monopolio y pasar a una actitud activa adecuada a un mercado abierto en régimen de libre competencia. El empresario, conociendo la ley, debe definir sus necesidades de información, integrar soluciones, reducir costes e invertir con visión de futuro, obteniendo ventajas competitivas utilizando las nuevas aplicaciones posibles.

Ignacio Vidaurrázaga , de Sprintnet y vicepresidente de Sedisi (Asociación Española de Empresas de Informática) y Teófilo del Pozo , director general de British Telecom en España incidieron en el análisis de la nueva situación desde el punto de vista de los suministradores de servicios alternativos a los operadores monopolísticos nacionales, que son empresas que provienen de los países donde más se ha liberalizado el mercado. Teófilo del Pozo expuso el resultado de una encuesta realizada por la CE a todos los operadores de telecomunicaciones, gobiernos, usuarios e industriales del sector de Europa en octubre de 1992 sobre las cuatro opciones que describió Joan Majó . British Telecom , el Ministerio de Industria británico, los usuarios y la industria del sector estaban a favor de una liberalización total para el 1 de enero de 1995, sobre la base de un marco regulador a establecer en octubre de 1993. La administración telefónica holandesa y la británica Mercury , así como con ciertos matices los países escandinavos, pidieron una liberalización intraeuropea inmediata. El resto, es decir los operadores de servicios de 9 países comunitarios y sus respectivos gobiernos, se manifestaron en contra de proseguir la liberalización. Teófilo del Pozo subrayó que la liberalización es inevitable, pues el cliente la está solicitando, y que técnicamente ya es posible una situación de competencia abierta en este mercado. En su opinión, la experiencia ha demostrado en EUA, Gran Bretaña y Japón que el servicio telefónico universal y la interconexión de redes no son incompatibles con la competencia y opinó que el rápido re-equilibrio de tarifas acercándolas a costes, que produciría graves efectos en los servicios más básicos, puede solucionarse mediante subsidios. Por último, concluyó que Europa debe andar el camino de la liberalización rápidamente debido a la presión de la demanda y a la competencia general con Estados Unidos y Japón, y que si Europa no lo hace otros lo harán, con el consiguiente daño que ello ocasionará tanto a los usuarios (competitividad industrial), como a los propios operadores (enquilosamiento y falta de reflejos cuando se produzca la liberalización que inevitablemente llegará), como a la industria del sector.

El seminario, organizado conjuntamente por el Parc Tecnològic del Vallès , el Cidem de la Generalitat de Catalunya y Autel , contó con la asistencia de 125 personas.

Las ponencias presentadas, junto con el texto refundido de la LOT y un estudio comparativo a nivel europeo, pueden adquirirse al precio de 6.000 pesetas en el Parc Tecnològic del Vallès .

Tel.: +34-1-582 01 16

Los cambios de la LOT

Las principales modificaciones que el gobierno español introdujo en la LOT en diciembre de 1992 fueron:

  • Las Comunidades Autónomas pueden crear redes para voz y datos, aunque solamente para uso propio; no pueden vender a terceros.
  • Retevisión, el monopolio estatal de servicios de televisión puede alquilar circuitos para voz y datos, algo que antes sólo Telefónica podía hacer.
  • Se permite la provisión de servicios de valor añadido (v. IWE-9, p. 14) pero de forma limitada. Las empresas interesadas tienen que conseguir una concesión de la DGTel en vez de una simple autorización.
  • La reventa de la capacidad de transporte de circuitos alquilados dentro de España se permitirá antes del 1 de enero de 1996.
  • Telefónica debe publicar los informes financieros de sus servicios exclusivos separados de los expuestos a la libre competencia.

Donne Pinsky, Communications Week Intl., 22 March 1993, n. 101, p. 43

Enlace del artículo:
http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1993/mayo/la_nueva_lot.html